Una de las dolencias más comunes y dolorosas al mismo tiempo es la llamada epicondilitis, más conocida como codo de tenista, una dolencia qeu te producirá un gran dolor al mover el codo.

La epicondilitis consiste en una irritación en el tendón que se encuentra en el músculo flexor del antebrazo, el cual va de la muñeca al codo. La gente que tiene esta dolencia tiene el codo como inflamado, sintiendo un gran dolor cuando lo mueve o lo ejercita, sobre todo si lo hace fuerte.

El famoso nombre de codo de tenista viene porque es una enfermedad muy común entre las personas que practican deportes de raqueta. La razón es que en esta clase de disciplina deportiva estamos usando el músculo flexor del antebrazo constantemente, ya que es uno de los músculos que más se ejercitan cuando hacemos el movimiento de la raqueta.

Epicondilitis o Codo de Tenista: Tratamiento y Prevención

Tambíen se conoce a esta dolencia o enfermedad como codo de golfista, ya que en el golf tambíen utilizamos mucho este movimiento de flexión de codo, algo que puede producir una irritación en el tendón del músculo flexor si se hace con mala técnica o se hace durante un tiempo prolongado.

Aunque tenga estos nombres, esta dolencia no es algo exclusivo de la gente que practica estas disciplinas deportivas. Tambíen es común en otras profesiones donde este músculo se usa mucho, como por ejemplo en la enseñanza, en la cual muchos profesores tienen codo de tenista porque tienen que escribir mucho contenido en la pizarra.

Lo malo de esta dolencia del codo de tenista, es que nos impedirá realizar una vida normal, sobre todo si somos personas a las cuales nos gusta practicar deporte. El dolor se hace insoportable y no vamos a poder actuar de la manera que nos gustaría, ya que al hacer el más pequeño esfuerzo en este músculo, vamos a notar dolor en la zona, algo que sin duda impide a cualquier la realización de cualquier disciplina deportiva.

Es más, he visto como muchas carreras prometedoras en deportes de raquetas como el tenis llegaban a su fin por culpa del codo de tenista, el cual si no se trata a tiempo, puede inutilizarte para siempre el músculo, limitando sus funciones de manera permantente e impidiéndote realizar una actividad deportiva normal.

Además aunque no vayas a ser un as del deporte el día de mañana, seguro que no te gusta vivir con dolor, ya que es algo que a nadie le gusta sin lugar a dudas. Por este motivo, si tienes codo de tenista, lo suyo es que intentes curar esta dolencia lo antes posible, para de esta forma evitar males mayores y poder volver a tener el músculo y el tendón en su estado habitual.

Hoy te vamos a enseñar no sólo a tratar la dolencia, sino que también te enseñaremos cuales son todas sus causas y también cómo se puede prevenir la aparición de la misma. De esta manera, vas a poder estar a salvo de esta dolencia aunque aún no haya aparecido en tu vida.

Instrucciones para Tratamiento y Prevención

  1. Principales causas:
    Lo primero que tenemos que saber sobre esta dolencia es lo que la está causando, de esta manera, vas a poder saber qué es exactamente lo que la ha causado y de esta manera, prevenir para la próxima vez la aparición de la enfermedad. Además así vas a poder distinguir un codo de tenista de una simple irritación del tendón, algo que te ayudará a aplicar el tratamiento adecuado en cada caso. Como ya dije antes, no sólo la práctica de deportes provoca esta dolencia, sino que hay muchas otras causas que son igual de peligrosas que el deportes, unas causas que incluso en muchas ocasiones, son causas más comunes de la enfermedad que el tenis y el golf juntas.

    1. Práctica de deporte prolongada:
      Esta es la más conocida de todas, ya que da el nombre a esta dolencia, la cual es conocida como forma más común de llamarla codo de tenista. Como el nombre indica, la causan principalmente deportes de raqueta, ya que en estos deportes el músculo flexor del antebrazo al codo se usa mucho, provocando que este se irrite si hacemos la práctica deportiva de forma prolongada. Tambíen se produce en otros deportes donde sujetamos alguna cosa y el agarre se pone en juego, como por ejemplo el golf, el hockey o incluso el baloncesto.
      Borrador automático
    2. Mala ergonomía:
      Además del ejercicio, podría pasar que una de las causas fuera la mala ergonomía en el trabajo. Definimos como ergonomía una serie de hábitos saludables para mantener una correcta salud psicomotriz en tu puesto de trabajo. En trabajos como la informática, la docencia y trabajos donde tenemos que sujetar objetos, como por ejemplo trabajo en fábricas, trabajo de barrandero o trabajos cogiendo peso, una mala ergonomía podría producir codo de tenista. Por ejemplo, si cogemos una mala postura al escribir, incluso los redactores podríamos forzar demasiado este músculo y llegar a tener codo de tenista(dios no lo quiera).
    3. No estirar y no calentar:
      Otra de las causas es que no estiramos después de hacer ejercicio y no calentamos antes de hacer ejercicio, algo que agrava esta situación. El calentamiento prepara al músculo para hacer ejercicio y hace que este pueda resistir mejor la intensidad del mismo, algo indispensable en deportes de raqueta como el tenis. En cambio, estirar después del ejercicio relaja el músculo y hace que la sangre llegue más deprisa, con la consecuencia de que se va a reparar más rápido el músculo. Si no estiras ni calientas en deportes donde sujetes algo, el codo de tenista puede aparecer, ya que el músculo no está preparado para soportar tal tensión de golpe.
      Borrador automático
    4. Falta de masa muscular:
      Seguro que te has preguntado por qué los albañiles, los cuales cogen más peso y trabajan más el antebrazo que los tenistas, no tienen esta dolencia. La razón es la masa muscular del antebrazo. Cuando cogemos mucho peso, el músculo se vuelve más fuerte y más resistente a los ataques, por lo tanto, va a ser mucho más complicado que se produzcan este tipo de dolencias. En cambio, cuando el ejercicio es con poca intensidad y muy prolongado, el tendón se desgasta, pero no se produce un aumento de masa muscular, por lo tanto, el codo de tenista aparece en escena.
    5. Movimientos repetitivos durante mucho tiempo:
      Finalmente tenemos cualquier tipo de movimiento repetitivo en el músculo del antebrazo al codo durante mucho tiempo, el cual no tiene por qué ser necesariamente jugando al tenis. Por ejemplo, personas que usan mucho el antebrazo para cualquier cosa, pueden tener la dolencia del codo de tenista al igual que un tenista que practica mucho,. Como ya hemos dicho, puede aparecer en el trabajo, pero también puede aparecer en cualquier actividad de ocio que hagas. Por ejemplo, si trabajas mucho en tu jardín y coges algún objeto, te podría pasar algo de esto muy fácilmente.
  2. Tratamiento:
    1. Reposo:
      Cuando la enfermedad acaba de aparecer, normalmente con dejar de hacer deporte o coger una baja laboral durante unos días, será suficiente para que la dolencia se pase y vuelva al estado normal. Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la misma, hará falta más o menos tiempo de curacíon para poder curarla completamente.
    2. Coderas:
      Si vas a practicar deporte, deberás llevar coderas, las cuales acortan el rango de movimiento de la raqueta, lo cual va a causar que el músculo sufra menos y se pueda curar del codo de tenista más fácilmente. Intenta que la codera sea ergonómica y sea una codera preparada para tratar el codo de tenista.
      Borrador automático
    3. Fisioterapeuta:
      Tambíen hay que ir a un tratamiento en un fisioterapeuta, el cual se encargará de darte los respectivos masajes en el codo para aliviar los síntomas de la enfermedad. Tambíen conseguirá que entre más sangre en el músculo, haciendo que se reparen antes los datos.
    4. Paracetamol, aspirina, ibuprofeno y otros medicamentos:
      Esta clase de medicinas pueden ayudarte si el dolor es insoportable, aliviando el dolor durante un tiempo y pudiendo hacer vida normal. Eso si , ten en cuenta que esto alivia el dolor, pero por si sólo no cura el codo de tenista.
    5. Corticoides:
      En casos graves, tomar corticoides infiltrados en la zona te podría ayudar a curar y a aliviar el dolor, sin embargo, esto solo se aconseja cuando la enfermedad ya está en un estado bastante avanzado, ya que los corticoides no son muy buenos para la salud que digamos.
      Borrador automático
    6. Ergonomía:
      Si el codo de tenista te ha entrado en el trabajo, intenta modificar las posturas con las cuales usas este músculo del antebrazo. Por ejemplo, cambia la forma que tienes de coger la escoba, trata de escribir colocando las manos en la postura correcta e intenta no cargar toda la tensión en este músculo.
    7. Fortalacer extensor de codo:
      Si fortaleces este músculo, no sólo vas a hacer que este sea más resistente, sino que el músculo va a poder sujetar al tendón, haciendo que el dolor quede completamente escondido. Realiza ejercicios como el peso muerto en el gimnasio para fortalecerlo, acompañado de ejercicios de aislamiento para el antebrazo.
      Borrador automático
    8. Cirugía:
      En casos muy graves, la cirujía puede ser una buena solución, la cual tratará de reparar los daños del tendón de golpe y dejarlo otra vez como estaba. Eso si, esta es la solución que queremos evitar y sólo se debe hacer cuando ya está el músculo en muy mal estado.
  3. Prevención de la enfermedad:
    1. Usar coderas:
      Si usas coderas, vas a mantener mucho más sujeto al codo, algo que va a ayudar a tener una mejora en la protección del mismo. Al no tener el codo puesto al aire, vamos a ver cómo se desgasta menos, previniendo así la enfermedad.
    2. Estiramientos:
      Si estiramos después de hacer ejercicio, vamos a lograr que el músculo tenga una buena recuperación y que el tendón pueda recuperarse con mayor precisión. Hay que hacer estiramientos que involucren la zona del extensor de codo, el músculo que es afectado por el codo de tenista.
      Borrador automático
    3. Calentar antes de los ejercicios:
      Si vas a hacer deporte en condiciones, trata de calentar bien el músculo que se vea involucrado antes de entrenar. Esto lo vamos a hacer para poder estar preparados para realizar el ejercicio de la manera correcta, ya que un músculo que ha sido bien calentado, es más probable que resista bien ante una dolencia o enfermedad.
    4. Fortalecer musculatura en el antebrazo:
      El antebrazo es un músculo que necesita fortalecerse para poder funcionar correctamente en prácticas deportivas y prevenir así el codo de tenista.Por suerte, no vamos a tener que andar fortaleciendo el codo trabajando en la obra, ya que con hacer ejercicios de antebrazos con pesas como el extensor de muñecas, el peso muerto y el curl de bíceps en barra z lo podremos hacer.
      Borrador automático
    5. Buena técnica en movimientos:
      Finalmente trata de realizar una buena técnica en los ejercicios de raqueta, sujetando la raqueta correctamente y haciendo un movimiento limpio, sin forzar demasiado el mismo.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.