Contenido del Artículo

Cada vez se ponen más de moda todas las disciplinas que tienen que ver con el yoga y sus variantes. Atrás quedaron los países que se podían contar con los dedos de una mano y eran los que practicaban infinidad de estas diferentes técnicas. Por suerte, cada vez se han ido expandiendo más y ya es más que normal, poderlo encontrar en casi todos los países.

Entre las muchas y diferentes disciplinas del yoga, hemos llegado al Acroyoga, del que seguramente a muchos y muchas no les sonará el nombre, pero seguro que han visto algunas de sus figuras y posiciones.

El Acroyoga, para poneros en situación, hay que explicar de qué se trata. El acroyoga es una combinación del yoga (como ya os imaginareis por el nombre) pero que también se combina con las acrobacias. Es, por tanto, la combinación de ambas.

Con esta disciplina, a parte de obviamente una mejor posición en el cuerpo, se trata de una combinación cuerpo y mente. Por la parte mental del yoga y la parte física de las acrobacias. Poder empezar con esta disciplina no es difícil y aunque no todo el mundo por supuesto, puede empezar desde cero y querer hacer unas figuras espectaculares (porque requiere mucha flexibilidad, fuerza, concentración y técnica), si se puede empezar con cositas básicas y muy sencillas.

Por eso mismo, el acroyoga, puede realizarlo cualquier persona de cualquier edad. Poco a poco y tras evaluar las aptitudes de cada persona, se empieza. Hay muchos centros donde ya se imparten clases del acroyoga, así que os será sencillo poder apuntaros y empezar a ser un acróbata yogui.

Instrucciones

  1. El acroyoga, como ya hemos comentado, es una fusión. Se han mezclado las acrobacias, con algo de masaje tailandés y el yoga. El resultado, las espectaculares figuras que se realizan con el acroyoga.
  2. Cuando empecéis en esto del yoga y de las acrobacias, os sonarán muchas (por no decir casi todas) las palabras, a chino. No os preocupéis, es normal. Cogeréis con rapidez el truco. Pero, para empezar, deberíais saber que una de las palabras que más escuchareis será la de “la practica solar”.
  3. ¿Qué es la practica solar? Lo escuchareis si practicáis el acroyoga, porque así se les llama a las acrobacias que hagáis.
  4. Las acrobacias están no solamente pensadas y destinadas para que sean bonitas, sino para que vosotros, los que las hacéis, empecéis a desarrollar partes de vosotros/as mismos/as que no conocíais o tenéis aparcadas. Como son, por ejemplo; la confianza, la tenacidad, la fuerza, el divertimento, la integración, la motivación, etc.
  5. Para empezar a realizar acroyoga es obvio, que necesitareis de mucha confianza. Empezareis por lo básico, por el principio. Pero, aun así, es más que obvio que se necesita confiar por poco que sea, en la persona que te coge, te sube por los aires, te columpia con sus piernas, te voltea, etc. Y tú, lo mismo para la otra persona. Hay que tener en cuenta, que aquí, sólo se trabaja con el cuerpo. Nada más.
  6. A parte de la confianza en general, es importante que confíes en ti miso. En tus capacidades, en tu fortaleza, en tu destreza, en tu concentración. Si tu te fallas, fallas en la acrobacia y por tanto, falla tu compañero/a también.
  7. Hay que tener ganas de divertirse y de superarse. Esto no es una competición. En el acroyoga uno se divierte. Si no te sale a la primera, ya te saldrá. Compites como mucho, contigo mismo. Por superarte, por quererlo hacer bien, por ver hasta donde puedes llegar… pero mientras tanto, te caerás, te costará, sudarás… y te divertirás.
  8. Si en el yoga, las conexiones son unas muy concretas, en el acroyoga, que es una mezcla también del yoga, es moverse, el confiar, el tener esa conexión con tu compañero, es igual de importante también.
    Cuando empieces con esta disciplina, tanto tu como tu compañero, tendréis que dejar la mente vacía. Fuera problemas. Sólo hay que pensar en las posturas, en sentir los músculos, en sentir el cuerpo… es muy importante, para no caer, no fallar, no lastimar al compañero…sois un binomio. Y la concentración, por tanto, será primordial.
  9. Cuando empieces a tener cierta práctica, más movimientos y más libertad con tu cuerpo, te darás cuenta de que tus capacidades irán aumentando. Y no solamente podrás hacer movimientos, figuras y acrobacias con una persona, se pueden hacer acrobacias con dos, con tres… y así, con todas las que queráis y podáis.
  10. Aunque esta práctica no sea tan relajante como sí lo es el yoga, no deja de ser una disciplina que tiene mucho que ver con el yoga. Por mucho que también tenga de acrobacias. Es por ello por lo que la meditación, también tiene un papel bastante importante. No hay que infravalorarlo. Da mucha paz, relaja mucho, ayuda y tiene beneficios para el cuerpo, para el movimiento, la ligereza, la superación personal, los retos, la concentración, la conciencia personal, el relax y el compañerismo.
  11. Las diferencias, está claro que existen. Porque en el yoga, la paz y la relajación es absoluta. Hay que dejar la cabeza libre de pensamientos y no bloquearse, sólo relajarse y sentir paz. Y esto, con el acroyoga, no ocurre al 100%.
  12. Hay unas bases que te explicarán en cuanto empieces a ello. Debes saber que los roles de los que consta serán tres.
  13. El primer rol será la base. ¿Qué es? Es la persona que hará (nunca mejor dicho) de base. La que toca al suelo y la que sujetará a la otra persona que estará en el aire y su cuerpo lo dejará en la del otro (la base). Por supuesto, debe tener la “base” fuerza, resistencia y confianza.
  14. Después, está la otra parte, la que se le llama flyer. ¿Qué es? El flyer, como su nombre indica, será la persona que no toque el suelo, que esté “volando” que vaya suspendida sobre la “base” y su cuerpo. Esta persona, será la que empezará a encargarse de realizar las figuras y acrobacias. Obviamente, como está sobre otra persona, deberá fiarse, tener la confianza suficiente para saber que todo su peso lo estará aguantando otra persona y que, si la otra flojea, o se equivoca, caerá.
  15. Por último, encontramos al spotter. ¿Qué es? El spotter es el vigilante. Por así decirlo, es la persona que se irá encargando de que todo esté bajo control. Se fijará y se preocupará porque no os caigáis ni la base ni el flyer. Que estéis sobre una buena base segura, no os resbaléis, os corregirá las posturas, los agarres, os controlará, vigilará, observará y cuidará en todo lo que haga falta.
  16. Hay que saber cuando os iniciéis, cómo será vuestra primera clase. Si esto os preocupa, os desvelamos los secretos. Ante todo, tranquilidad. Todos han empezado algún día de la nada. Así que tenlo presente y hacia adelante.
  17. En la clase siempre antes de empezar con el acroyoga, se realiza un saludo. Entre todos, se saludan y empiezan lo que son, las respiraciones.
  18. Después del saludo, empiezan con el calentamiento. Este paso es totalmente imprescindible. Pensad que hay que elaborar muchas y diferentes acrobacias, son estiramientos, movimientos…se utilizan los músculos, los tendones, todas las partes del cuerpo. Así que es vital para evitar lesiones.
  19. Sabiendo como son las sesiones o clases de acroyoga, te preguntarás, seguramente ¿y que puedo obtener con esto, que conseguiré si es que consigue algo? Pues, para empezar, cuando se hace algo que se quiere o te hace ilusión, eso repercute en uno mismo. Haces algo que te gusta y te hace feliz. Te aporta felicidad.
  20. Después, en el terreno práctico, el acroyoga obviamente, al ser de acrobacias, te aportará muchos beneficios a nivel físico. Mejorarás mucho la flexibilidad, mejorarás el movimiento, mejorarás la coordinación corporal, tendrás más agilidad, notarás una alineación seguramente de tu postura corporal y como no, vas a tener más fuerza. No te preocupes de antemano si todo ello escasea en los inicios, te aseguramos que poco a poco irá a mejor.
  21. Otra de las partes que ayuda y mucho y mejora, aunque no se valore, es una mejora importante del core. ¿Sabéis lo que es el core? No es más ni menos que los músculos centrales y estabilizadores que no siempre se les valora ni se habla de ellos, pero son muy importantes para el estado físico óptimo. La clave es la siguiente: si tienes un core en perfecto estado, podrás tener más fuerza y, por ende, más masa muscular podrás ganar. Al final, ganarás fuerza y podrás ir realizando más acrobacias.

Que Necesitas

  • Un compañero o compañera para poder elaborar con el/ella las acrobacias.
  • Tener ganas de desconectar, dejar la mente libre.
  • Que te gusten las acrobacias y el yoga.
  • Tener cierta resistencia y flexibilidad.

Consejos

El acroyoga por mucha acrobacia espectacular o bonita o complicada que se vea, nunca debe asustarte. Siempre la pregunta que viene a la cabeza es la misma ¿podré hacerlo yo? Claro que sí. La gran ventaja que tiene el acroyoga es cualquiera al que le apetezca, puede apuntarse. No importa si eres más o menos flexible. Hay niveles para todos.

¿Te ha gustado?