Muchas de las personas, a la hora de hacer sus ejercicios, estiran de una manera incorrecta, lo que termina por ir afectando la flexibilidad, continúa leyendo como aumentar la flexibilidad 

A continuación te damos algunos consejos y tips para que puedas mejorar tu rutina de estiramiento y así mismo tu flexibilidad, lo puedes hacer desde la comodidad de tu hogar, pero hay que tener en cuenta que existen unos porcentajes de flexibilidad óptimos y serán diferentes en cada individuo; cuando una persona tiene un rango muy limitado en sus movimientos es porque tiene los músculos ya sea muy rígidos o muy estrechos.

Los dolores crónicos y algunas lesiones pueden ser síntomas de que algo no está bien en tu sistema muscular y por lo tanto es recomendable la práctica de estiramientos.

Es importante aclarar, que a pesar de lo que se cree, si se es extremadamente flexible tampoco es bueno, podría darse debido a que los músculos están flojos y por lo tanto puede ser indicio de debilidad, lo que se puede traducir en tener algún riesgo de dislocación o inestabilidad, estas personas necesitan de un entrenamiento adecuado para endurecer ligamentos y músculos.

Mejorar la flexibilidad no sólo ayudará para prepararnos para el ejercicio, sino también para enfrentarse a las tareas cotidianas; ayuda a que se reduzca el riesgo de sufrir lesiones gracias a que los músculos estarán menos tensionados y por lo tanto tendrán una buena capacidad de respuesta.

Es importante tener en cuenta que aumentar la flexibilidad no se te dará de un día para otro, necesitas de tiempo, trabajo y constancia; en un comienzo se te hará un poco más difícil, pero cada vez vas logrando hacer tus rutinas con más facilidad.

Cómo aumentar la flexibilidad

Instrucciones para aumentar la flexibilidad

  1. Empieza tu rutina de estiramientos desde el momento en que te levantes, cuando te despiertes antes de pararte de tu cama, estírate, no tiene que ser nada con técnica, te debe salir natural, como desemperezándote.
  2. Si practicas algún deporte, hacer estiramientos es vital, debes hacerlo antes de comenzar y después de terminar, los estiramientos que hagas antes de empezar el ejercicio son lo que te ayudarán a que evites tener alguna lesión y los posteriores es para que relajes tus músculos, los cuales estuvieron sometidos a un gran esfuerzo.
  3. Es importante que hagas estiramientos también durante el día, así no practiques ningún tipo de ejercicio, eso te ayudará a mejorar tu flexibilidad; es bueno hacer unas pequeñas pausas y estirarte sobre todo en aquellos trabajos de oficina donde se pasa mucho tiempo sentado frente a un computador, hazlo mínimo cada dos horas, si puedes cada hora mejor, estira los músculos de la espalda y del cuello principalmente, si estás en un trabajo que te exija estar parado (a) estira principalmente los músculos ubicados en las piernas.
  4. Puedes practicar Pilates o yoga, estas son prácticas deportivas que consisten en el estiramiento de los músculos como tal y te ayudarán a aumentar tu flexibilidad. Hazlo mínimo dos veces por semana.
  5. Estiramientos estáticos: estira cada músculo hasta el punto más alto de tolerancia y sostente en esa posición entre diez y treinta segundos, varios expertos coindicen en que esta es la manera más segura y efectiva de estiramiento. Un ejemplo: siéntate y luego extiende tus piernas y mira que queden separadas, luego debes inclinarte hacia adelante y trata de tocar la punta de tu pie con tus manos. Haz que el codo se cruce frente a tu cuerpo hasta llevarlo a donde está el hombro del otro lado, y presiónalo contra tu brazo mientras lo haces.
  6. Estiramientos dinámicos: estos se deben hacer antes que los estáticos, estos son los que incluyen varios movimientos y su intención es la de imitar y también exagerar los movimientos y los ejercicios que ya son existentes. Como ejemplo puedes hacer lo siguiente: comienza desde una posición en donde tengas tus brazos en flexión, luego camina despacio hasta ver que tus pies están cerquita de tus manos lo más posible, cuando lo logres, camina con tus manos hasta regresar a tu posición inicial; puedes encorvar tu espalda para que estires tu espina dorsal. También puedes hacer un balanceo de piernas, apóyate contra una pared y comienza a balancear tu pierna externa igual que un péndulo, cada vez que levantes la pierna ve aumentando su altura y luego haz lo mismo con la otra pierna; puedes practicar esto mismo con tus brazos, o también puedes hacer unos pasos exagerados y profundos donde lo que tienes que hacer es caminar y luego bajar la rodilla después de cada paso, a su vez puedes ir estirando el torso superior.
    Cómo aumentar la flexibilidad

Consejos para aumentar la flexibilidad

  • Es importante que si por ejemplo practicas yoga o pilates, que adaptes la postura según tu nivel, no te esfuerces demasiado, a medida que lo vayas practicando vas a mejorarlas hasta que hagas las posiciones perfectas; mientras practiques recuerda que la respiración es bastante importante, respira lento y profundo  y verás cómo te ayudará a tener una mejor resistencia.
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.