La práctica de deportes en niños genera llevar una vida más sana, aumenta el rendimiento académico y mejora la condición física.

La realización de ejercicio como rutina les ayuda a desarrollar habilidades beneficiosas a lo largo de su vida y evita enfermedades como la obesidad o diabetes.

Los deportes producen mayor crecimiento de autoestima y confianza en sus aptitudes.

Realizar actividades de equipo también interviene en el desarrollo de habilidades sociales y formas de interactuar con otras personas.

Rendimiento favorable de realizar deporte desde pequeños:

  1. Los niños conocen la deportividad y el compañerismo.
  2. Aprenden a aceptar las derrotas y a entender que lo importante es haberlo pasado bien respetando las reglas.
  3. La práctica de éste se convierte en un hábito de ejercicios que mantiene una disciplina y autocontrol. Esto ayuda a alcanzar objetivos y desarrollar su máximo potencial.

Beneficios de salud en los deportes

  • Aprendizaje de habilidades motoras corriendo o dirigiendo una pelota.
  • Disminución de la probabilidad de adquirir diabetes por falta de actividad.
  • Mejora del sueño y el descanso nocturno.
  • Disminución de la probabilidad de adquirir obesidad.
  • Mantenimiento de la forma física y aumento de la capacidad cardiovascular.
  • Crecimiento sano de músculos, huesos y ligamentos.
  • Hábito de ejercicio en la vida adulta.
  • Habilidades en la organización y administración del tiempo.
  • Aumento de la coordinación y el equilibrio.

Beneficios Psicológicos y sociales

  • Habilidades para la vida.
  • Reduce el estrés y la depresión.
  • Habilidades de liderazgo.
  • Prevención de consumo de sustancias perjudiciales como el tabaco o el alcohol.
  • Sentimiento de pertenencia. Aumentar la autoestima y la confianza de los niños.
  • Mejora del ritmo académico.

Riesgos en la práctica de deporte

No todo es diversión en el deporte y por ello hay que tener en cuenta algunos factores y tomar ciertas prcauciones.

En ocasiones los niños se lastimas y, a veces, las lesiones pueden invalidar al deportista durante meses o durante toda la temporada.

En consecuencia, los pequeños pueden coger miedo a participar en el futuro.

Los efectos de las lesiones deportivas incluso pueden persistir hasta la edad adulta, por ello debemos evitarlas en la medida posible.

Hay que tener en cuenta las diferencias físicas y fisiológicas entre cada niño.

El cartílago en crecimiento es más susceptible a las tensiones y la mayoría carece de habilidades motoras complejas necesarias para ciertos deportes.

Las placas de crecimiento, donde se produce el crecimiento óseo, son las zonas especialmente susceptibles a lesiones. Estas pueden alterar el crecimiento natural del pequeño.

Tipos de lesiones

  • Lesiones agudas causadas por trauma repentino como un giro o una caída. Afectan a huesos, ligamentos, músculos y tendones.
  • Lesiones por desgaste excesivo, cuando una actividad se repite con mucha frecuencia y tiempo de recuperación.

Los signos más comunes con dolor, hinchazón y disminución del interés por el juego.

Prevención de lesiones

  • Estar en condiciones físicas adecuadas para practicar un deporte.
  • Realizar exámenes físicos para detectar posibles problemas.
  • Conocer las reglas de un deporte.
  • Usar equipos de protección apropiados a cada deporte (espinilleras, ​​casco, etc).
  • Utilizar de forma correcta el equipo deportivo (ajustar correctamente las fijaciones por ejemplo).
  • Calentar antes de jugar y estirar los músculos al finalizar.
  • Mantenerse hidratado.
  • Evitar jugar cuando está muy cansado o con dolor.

Los deportistas jóvenes necesitan una formación adecuada para el ejercicio.

Se les debe animar a entrenar para el deporte en lugar de esperar que el deporte mismo los ponga en forma.

Iniciar al niño en el Deporte

  1. La mejor enseñanza es el propio ejemplo. Si realizas ejercicio habitualmente intentará imitar tus costumbres y aprenderá este tipo de rutinas.
  2. Limita el tiempo de actividades sedentarias como jugar a computadoras, ver televisión, etc.
  3. Salir a dar paseos en bicicleta
  4. Apóyalo en sus esfuerzos, trata de estar presente siempre que puedas en sus entrenamientos y felicítale por sus logros.
  5. Intenta realizar, siempre que puedas, algún deporte con él.

Ahora ya sabes las razones por la que es beneficioso que nos habituemos desde temprana edad a realizar deporte y cómo puedes comenzar a introducir el hábito.

Te recomendamos leer también Cómo Beneficia el Deporte a Nuestra Salud.

Algunos deportes beneficiosos

Te contamos cinco deportes beneficiosos para niños:

Natación

Nadar es una actividad muy completa y divertida. Además puede ser realizada tanto en exterior como en interior.

Se puede comenzar a practicar desde los primeros meses de vida. Se aprende a controlar la respiración y a prestar atención a pequeños detalles.

Los niños se concentran en el movimiento de su cuerpo. También previene problemas posturales.

Se trabaja la resistencia, la coordinación y la disciplina. Reduce los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si actualmente cuentas con una piscina en tu domicilio o residencia habitual y quieres saber Cómo Enseñar a Nadar a los Niños.

Jugar al Fútbol

Este juego en equipo les enseñará distintas habilidades como la capacidad de reacción, la resistencia, el equilibrio y la coordinación.

Se desarrollan de habilidades comunicativas, mejora la coordinación motora, fortalece los músculos y previene la obesidad.

Facilita el trabajo en equipo haciendo que cada jugador contribuya al equipo con su cometido.

Les ayuda a tolerar la frustración y a desarrollar su capacidad lógica, ya que deben de pensar como es la jugada que van a realizar y los inconvenientes que pueden encontrar en su proceso.

Está indicado en niños hiperactivos ya que adquieren disciplina, concentración y organización.

Baloncesto

Este deporte es ideal para que los niños aprendan a controlar su cuerpo a través de la defensa.

Entre los beneficios que aporta esta actividad se encuentra:

  1. La mejora de la resistencia metabólica ya que estimula su capacidad aeróbica y fortalece sus pulmones.
  2. Aumenta la coordinación.
  3. Estimula la rapidez de respuesta y la creatividad.
  4. Desarrolla las habilidades sociales con el trabajo en equipo.

Gimnasia

Esta disciplina es muy completa, fomenta el equilibrio y la fuerza.

Se desarrolla la fuerza, la velocidad, la disciplina, el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad.

Requiere mucha concentración y dedicación. Aprenden normas de conducta y de seguridad, y les ayuda a controlar y tomar conciencia de su cuerpo.

Mejora la postura corporal.

Tenis

Perfecciona rapidez y técnica mientras desarrolla fuerza y precisión en los brazos.

Además de mejorar la coordinación, la velocidad y la agilidad, también favorece al fomento de la motivación y la capacidad de superación.

Introducción al deporte

Como hemos comentado anteriormente, debemos introducir estos hábitos paulatinamente y si es posible animar desde una edad corta a realizarlos.

Por ello te comentamos algunas actividades deportivas para los más pequeños:

  • Lanzar y atrapar la pelota.
  • Andar o correr hacia un objeto o meta.
  • Escondite de objetos.
  • Puching-ball con un globo.
  • Montar en triciclo.
  • Subir y bajar rampas, o atravesar túneles de cartón.

Causas de obesidad en niños

Los niños con sobrepeso corren un alto riesgo de convertirse en adolescentes y adultos con sobrepeso.

Este echo pone en riesgo el desarrollo de enfermedades crónicas como enfermedades del corazón y diabetes.También serán más propensos a desarrollar estrés, tristeza y baja autoestima.

Los niños adquieren obesidad por varias razones, las causas más comunes son:

  • Factores genéticos.
  • Falta de actividad física.
  • Patrones de alimentación poco saludables.
  • Problemas hormonales, en algunos casos excepcionales.
  • Comportamientos familiares compartidos, malos hábitos alimenticios y de actividad.

La realización de un examen físico y un análisis de sangre puede descartar la posibilidad de una afección médica como causa de la obesidad.

La dieta y el nivel de actividad del niño juega un papel importante en la determinación de su peso.

Hoy en día, muchos niños pasan mucho tiempo realizando actividades sedentarias como ver la televisión, jugar a videojuegos, etc.

Tipos de enfermedades que genera la obesidad

Los niños obesos corren el riesgo de padecer una serie de afecciones, como:

  • Colesterol alto.
  • Alta presion sanguinea.
  • Enfermedad cardíaca temprana.
  • Diabetes.
  • Problemas óseos.
  • Afecciones de la piel como erupción por calor, infecciones fúngicas y acné.

Prevenir la obesidad infantil

Hay muchas cosas que un padre puede hacer para prevenir la obesidad en su hijo, incluyendo:

  • Respeta el apetito de su hijo. Los niños no tienen que terminar todo en su plato.
  • Evita los alimentos pre-preparados y con grandes cantidades de azúcar.
  • Proporciona a tu hijo una dieta saludable y equilibrada. Alimentos exentos de grasas y rica en frutas y vegetales.
  • Proporciona suficiente fibra.
  • Limita la cantidad de alimentos altos en calorías.
  • Disfruta de actividades físicas en familia (caminar, jugar al aire libre, etc.)
  • Limita la visualización de TV y los juegos de consola.
  • No recompenses la finalización de las comidas con postres dulces.
  • Reemplaza la leche entera con leche desnatada o semidesnatada alrededor de los 2 años de edad.
  • Anima a tu hijo a participar en el juegos activo  y a realizar deporte.

Si actualmente tu hijo corre riesgo de padecer obesidad y quieres cambiar sus hábitos para ayudarle a tener una mejor salud. Te interesará el artículo Actividad Física y Deporte para la Prevención de la Obesidad.

El principal motivo por el que un niño comienza un deporte es porque le resulta divertido. Por lo que es importante que disfrute de la actividad que realiza sin importar de que tipo sea.

Un factor clave para los niños y los deportes es garantizar que participen a un ritmo adecuado.

Los padres y entrenadores tienen la mayor parte de la responsabilidad en ello.  Se debe mantener unas expectativas realistas.

Una mala actitud de un entrenador o de los padres puede desviar a un niño, haciendo que abandone los deportes.

¿Te ha gustado?