Contenido del Artículo

El ciclismo o montar en bici es un deporte que cada vez está acogiendo más adeptos, y no es de extrañar, puesto que es un deporte de bajo impacto, es decir que el cuerpo no sufre tanto como lo haría con otros tipos de deportes como correr.

Y si además lo practicas fuera de un gimnasio con una bicicleta convencional puedes disfrutar de paseos y vistas agradables mientras te ejercitas.

Y es curioso que desde pequeños queramos una bicicleta, juguemos y corramas con el ella sin parar hasta que después llega un momento en el que nos olvidamos de ella, hasta que, con mayor edad nos planteamos volver a tomar este entretenimiento.

Para practicar ciclismo por supuesto es imprescindible una bicicleta, un casco y ropa cómoda además de otras protecciones si quieres.

Por supuesto antes de salir de casa con tu bici debes revisar que ciertas partes de la bici estén en buen estado y otras bien colocadas como el sillín. Esto también es importante en el caso de los niños, puesto que un sillín mal colocado hace daño y el niño podría desistir de este deporte y su diversión.

Cómo coloco el sillín de mi bici

Sigue leyendo este artículo para que aprendas cómo colocar el sillín de tu bicicleta correctamente para evitar hacerte daño mientras realizas esta actividad física.

Altura

Comenzaremos por colocar el sillín a la altura correcta. Hay una fórmula que puedes usar para el primer intento de colocación. Se trata de medir la altura desde el suelo hasta tu entrepierna, y luego, multiplicamos esta distancia por 0,885. Con esta medida en mente iremos a la bicicleta y mediremos desde la biela (el punto donde se atornilla el pedal) hasta la parte superior del sillín, asegurando éste a la altura de la fórmula.
Cómo coloco el sillín de mi bici

Para comprobar que lo hemos hecho correctamente y no se nos ha ido algún centímetro por ahí, debes subirte a la bici y poner el pedal en la forma baja. A continuación extiende la pierna de forma que quede recta y el talón apoyado en el pedal. La segunda comprobación reside, en la misma posición baja, coloca otra vez la pierna pero apoyando la parte media del pie. Si la pierna queda casi recta con una ligera flexión de rodilla, entonces es que el sillín está bien colocado, si no, deberás subir o bajar el sillín según lo necesites.

Debes tener en cuenta que es posible que sentado en el sillín no llegues al suelo con los pies, no te preocupes, mientras hayas colocado el sillín a la altura adecuada, el que llegues al suelo o no, no importa, ya te acostumbrarás a subirte a la bici con impulso, es la mejor forma de proteger tu cuerpo y sobre todo tus rodillas de hacerse daño.
Cómo coloco el sillín de mi bici

También debes pensar que si tu sillín es muy blando, al sentarte tenderá a bajar, por lo que debes añadir unos milímetros más a la altura de tu sillín. Recuerda que un sillín blando no es muy aconsejable.

Inclinación

Ahora procedamos a ajustar la inclinación. En este caso no hay ninguna fórmula exacta, y cada uno puede acomodar el sillín como más cómodo se sienta, pero ten en cuenta que nunca deberás inclinar el sillín de forma que la parte más ancha quede más baja que la estrecha. Lo normal es colocar el sillín totalmente recto, y en caso de que sientas alguna molestia o estés incómodo entonces inclinar un poquito hacia adelante, hacia el manillar, el sillín.

Para ajustarlo tan sólo debes ir aflojando y apretando los dos tornillos de los soportes que sujetan el sillín.

Para evitar hacerte daño en las partes genitales, lo más recomendable es que te hagas con un sillín adaptado para tu sexo, ya que vienen para hombres y mujeres, y es evidente que con el correcto estarás más cómodo.

También debes tener en cuenta que la anchura del sillín tampoco es una pista ineludible de que sea más o menos incómodo, para comprobarlo deberás sentarte y comprobar que no te molesta o te hace daño y que encaja bien contigo. Cuando tengas más experiencia ya podrás reconocer un sillín incómodo con tan solo tocarlo.

Avance

Por último vamos a ajustar el avance. Esta parte es importante porque colocaremos la posición de pedaleo. Si colocamos esta de forma que estés incómodo o que no se ajuste a tu forma de pedalear podría darte calambres, tirones, o producirse alguna lesión más grave.

La posición de pedaleo también es subjetiva, en general debes tener en cuenta la talla de tu bicicleta, la modalidad que practicas y la distancia que tienes hasta el manillar.

Si has escogido tu bicicleta en la talla adecuada para ti, entonces con colocar la posición de pedaleo en la posición media, seguro que quedará bien.

Si eres de los que pedalea rápido, es posible que te vaya mejor adelantar un poco la posición, y si pedaleas despacio, retrasarla un poco.

Con estos consejos ahora ya sabes cómo colocar el sillín de tu bici, para que puedas ejercitarte de forma cómoda y segura.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.