Algunas personas, por diferentes razones, desean aumentar su masa muscular. En la mayoría de los casos, se trata de los hombres. Quizás se deba a, que la sociedad ha hecho ver, que un cuerpo fornido es mucho más atractivo que uno delgado.

De hecho, constantemente somos bombardeados, por los diferentes medios de comunicación, para vendernos la imagen de la mujer y el hombre perfectos. Generalmente, esta imagen está lejos de lo que es la realidad de la mayoría. De ahí, la insistencia en mejorar su apariencia física.

Hasta cierto punto, si esto se hace de manera equilibrada, podría beneficiar a la persona. Cambiar los hábitos alimenticios, hacer ejercicios, tomar abundante cantidad de agua, entre otras, puede hacer que, no solo mejore la apariencia personal sino que su desempeño físico llegue a ser óptimo y su salud vaya en proceso de mejoría.

De manera que, si el propósito de aumentar la masa muscular está relacionado con los motivos correctos, puede lograrse sin causar repercusiones negativas y sin tener que acudir a medidas extremas, como tomar esteroides, inyectare otro tipo de sustancias, entre otras cosas.

Ahora bien, ¿cómo puedes aumentar tu masa muscular? ¿Qué debes hacer para lograrlo? ¿Existe algún secreto que desconozcamos? ¿Qué puedes estar haciendo mal? De ello estaremos hablando a continuación en este breve artículo.

muscular

Tener el cuerpo ideal sí es posible, pero esta es una tarea que exigirá mucho esfuerzo y disciplina de tu parte. Así que lo importante es que quieras poner manos a la obra para poder lograr tus objetivos y estar satisfecho con tu apariencia física.

Así que, busca lápiz y papel para que tomes nota de lo que será, de ahora en adelante, tu nueva rutina de vida. Presta mucha atención al próximo subtítulo para saber lo que debes hacer.

Instrucciones para aumentar masa muscular

Si bien es cierto que, el proceso de aumentar masa muscular, puede ser lento en algunos casos, existen maneras de acelerarlo de forma eficaz. Para lograrlo, la alimentación juega un papel fundamental.

Es importante que le des un giro de 180 grados a tus hábitos alimenticios. Para empezar, debes comer, al menos seis pequeñas cantidades de comida al día. Sin embargo, no se trata de cualquier tipo de comida, esta debe ser de calidad, ¿a qué nos referimos con alimentos de calidad?… Esto quiere decir que no debes comer solo lo que llene tu estómago. Más bien, debes alimentarte con lo que tu cuerpo necesita.

Alimentarse varias veces al día tiene sus beneficios. Por ejemplo, aumenta el metabolismo de tu cuerpo, proporciona un flujo constante de energía y disminuye la posibilidad de que tu organismo conserve alimentos que se transforman en grasa.

El cambio puede que no sea fácil, pues debe empezar desde tu mente. Tienes que erradicar la idea de comer solo tres veces al día, desayuno, almuerzo y cena. De ahora en adelante, serán seis comidas al día. Pero, ¿qué debes comer?

Debes esforzarte por comer carbohidratos y proteínas complejas en cada comida. A primera vista esto podría representar un gran impacto en tu bolsillo. Sin embargo, no estamos hablando de cantidad sino de calidad.

Los carbohidratos, por lo general, son ingredientes que suelen ser fáciles de integrar a nuestras comidas, ya que se encuentran en el pan, el arroz, la pasta y otros muchos alimentos. Pero, debes tener presente que no todos los carbohidratos son buenos. Para poder conseguir los apropiados, deberás limitarte a consumir los cereales integrales como la avena, el arroz integral, etc.

Ahora bien, en el caso de las proteínas, las puedes encontrar en alimentos como el pollo, las claras de huevo, las carnes rojas magras, el pescado, etc. Si combinas ambos elementos, es decir carbohidratos con proteínas, podrás obtener una dieta apropiada.

A fin de que puedas ganar masa muscular de manera más rápida, esfuérzate por consumir al menos unos 10 gramos de proteína y algunos carbohidratos en cada una de las comidas que hagas al día.

Como ya lo señalamos, es importante que selecciones bien el tipo de carbohidrato que vas a consumir. Debes evitar los carbohidratos simples, estos son aquellos que se encuentran presentes en el azúcar, la miel y las bebidas gaseosas.

Consumirlos, podría traer graves repercusiones a tu organismo, ya que causan graves estragos en la insulina de nuestro metabolismo, producen fatiga y facilitan el almacenamiento de grasa. Lo cual hace difícil el poder aumentar la masa muscular.

muscular

Puede que en el momento te hagan sentir bien. Sin embargo, al poco tiempo, sentirás que te dejaron el mismo lugar, pues no aportan valor nutricional a tu organismo. De modo que, lo más sensato, sería eliminarlos por completo de tu dieta, si deseas aumentar masa muscular.

Pero los carbohidratos simples no es lo único que debes evitar. También es importante que no consumas ni grasas ni sal en exceso. Es interesante el hecho de que hablamos de los excesos. Eso quiere decir que sí puedes consumirlos.

La sal y la grasa, al consumirlos de manera equilibrada, ayudan a aumentar la masa muscular. Sin embargo, debes procurar ingerir solo grasas buenas. Estas las puedes encontrar en el aceite de oliva, la mantequilla de maní, etc. Mientras que la grasa mala, está presente en el aceite vegetal, la mantequilla de vaca y las grasas animales.

Por supuesto, debes eliminar de tu dieta comidas como las bebidas gaseosas, la llamada “chatarra” y las frituras.

Por otra parte, es importante que tomes suplementos alimenticios. Sin embargo, no debes depender de ellos. Para aumentar masa muscular, debes consumir alimentos altos en calorías y ayudarte con batidos, que se hayan comprobado que no dañen el cuerpo.

Uno de ellos es la creatina, un suplemento de proteína en polvo, que se puede mezclar con agua y tomarse un par de veces al día.

No debes olvidar que es importante que te mantengas bien hidratado. Para ello, puedes llevar una botella de agua a dondequiera que vayas y toma de ella cada vez que sientas sed. Lo ideal es que consumas unos tres litros de agua al día.

Debes aumentar el consumo de agua cuando realices actividad física. No consumas bebidas azucaradas, estas solo retrasarán tu entrenamiento de fuerza. El alcohol tampoco te ayuda, ya que contribuye a la deshidratación.

Por supuesto, el entrenamiento físico es fundamental para aumentar masa muscular. Puedes comenzar con una rutina básica de fuerza. Eso sí, por más sencillos que parezcan los ejercicios, haz tu mayor esfuerzo.

Debes ejercitarte con el propósito de aumentar tu masa muscular, por lo que es necesario que levantes pesas. Cuando ya no sientas ardor al hacer las repeticiones, puedes añadir más peso. No te limites a ejercitar una sola parte de tu cuerpo, alterna los músculos para que obtengas mejores resultados.

Toma en cuenta que correr y realizar otros ejercicios de cardio pueden impedir el crecimiento de los músculos. Así que hazlos lo menos posible. Pero, ¿qué necesitas para aumentar masa muscular?…

¿Que necesitas para aumentar masa muscular?

Como ya lo hemos visto, para lograr tu objetivo de aumentar masa muscular, es importante que cambies tu rutina al 100%. Esto incluye, no solo realizar ejercicios, sino vigilar tu alimentación y la cantidad de agua que consumes al día.

Claro, esto no quiere decir que te vas a esclavizar en esta rutina. Debes aplicarla de manera equilibrada. Es decir, debes dejar lugar para el descanso. Este es casi tan importante como los ejercicios, ya que te ayudará a acelerar tu metabolismo.

Duerme bien durante la noche para que puedas despertarte con energías para el día siguiente. El sueño es muy importante para que los músculos puedan crecer.

muscular

Lo recomendable es dormir de 8 a 9 horas diarias. Sin embargo, lo mínimo que puedes descansar son 7 horas. Para poder descansar el tiempo suficiente, acostúmbrate a terminar tus actividades temprano para que puedas acostarte a dormir desde temprano.

El descanso también es esencial entre ejercicios. Dale la oportunidad de relajarse a tus músculos y luego continúa con la rutina que has establecido.

Ahora bien, ¿qué otros consejos debes tomar en cuenta para aumentar masa muscular? De ello estaremos hablando en el próximo subtítulo.

Consejos para aumentar masa muscular

Comenzar puede llegar a ser difícil. Sin embargo, lo más difícil es continuar con la rutina. Por lo que es vital que mantengas la motivación.

Una sugerencia es que vayas acompañado. Invita a un amigo y pídele ayuda para realizar los levantamientos de pesa más difíciles. Cabe destacar que este movimiento es riesgoso y es necesario un poco de ayuda para realizar un par de repeticiones de más.

muscular

Aunque el ejercicio puede llegar a ser muy beneficioso. Si lo haces en exceso, puede llegar a ser perjudicial para tu salud. Conoce tu cuerpo y está al tanto de cuáles son tus limitaciones. No vayas más allá de dichas limitaciones porque podrías causarte una lesión.

Si bien es cierto que, los suplementos alimenticios pueden llegar a ser buenos, consumirlos sin moderación podría dañar los riñones. Además, se convierten en moléculas tóxicas y hacerte mucho daño.

Recuerda que el ejercicio hace que el músculo se desgaste. Por ello, después de cada rutina, consume gran cantidad de proteína. Eso hará que se regenere el músculo y lo haga más fuerte.

Si aplicas cada uno de los consejos que te hemos dado hoy, de seguro aumentarás masa muscular rápidamente.

¿Te ha gustado?