Para cualquier deporte que practiquemos es necesario calentar nuestro cuerpo del mismo modo que después de practicarlo tenemos que hacer ejercicios para que los músculos se relajen. El antes y el después del entrenamiento deportivo son fundamentales para cuidar nuestro cuerpo. Parte del entrenamiento de fitness es este calentamiento así como cuando caminamos primero lo hacemos de forma más lenta y luego vamos ganando velocidad y ritmo en la marcha. Te daremos algunos consejos para que aprendas cómo calentar para una sesión de fitness.

Es un error pensar que para practicar fitness es cuestión de ir al gimnasio con ropa deportiva, subirse a cualquier máquina o aparato de fitness y practicar.  Esto, además de suponer un serio riesgo para el cuerpo, termina agotando antes de tiempo, y nos impide dar el máximo en cada esfuerzo, porque el cuerpo aún está listo para asumir la nueva exigencia a la que queremos someterlo. Por este motivo  y para que tu cuerpo rinda mejor y no se agote antes de tiempo te enseñamos cómo calentar para una sesión de fitness:

¿Que necesitas para calentar para una sesión de fitness?

  • 10 minutos para calentamiento
  • Ejercicios oscilatorios, rotación y estiramiento
  • Abdominales y espinales ligeros
  • Carrera continua
  • Respiración

Instrucciones para calentar para una sesión de fitness

  1. Para esta actividad física tan exigente necesitas un mínimo de 10 minutos previos al entrenamiento, un buen calentamiento no se puede hacer apurado. Si no dispones de ese tiempo es mejor que acortes la sesión, es preferible que le quites parte del tiempo del entrenamiento y se lo dediques a un buen calentamiento.
  2. Lo ideal es empezar a calentar desde arriba hacia abajo,  además  este orden te servirá de ayuda para que no te olvides de calentar ninguna parte del cuerpo. Puedes empezar por el cuello, o los brazos, sin implicar otras partes que aún no están preparadas. En cambio, si empezaras por las piernas, por ejemplo, esto supondría un esfuerzo a los abdominales, hombros o cuello que es preferible evitar antes de tiempo.
  3. Los movimientos para calentar deben ser oscilatorios, preferiblemente de rotación, en lugar de los movimientos de  pasos hacia adelante y hacia atrás, hacia la derecha y hacia la izquierda, que son más bruscos. Gira en sentido circular el cuello, las muñecas, los antebrazos, los hombros, siempre centrándote en las zonas que van a soportar mayor esfuerzo durante la sesión de fitness.
  4. Esta parte del calentamiento apunta a preparar las articulaciones para evitar que se produzcan esguinces en el entrenamiento o sesión de fitness.
  5. Es bueno combinar los movimientos de rotación con estiramientos, que son útiles para evitar distensiones en los ligamentos. Cada uno se conoce así mismo y sabe bien cuáles son las zonas más frágiles por eso es necesario dedicarle mayor cuidado a calentar esas partes para que no sufran.
  6. Luego podemos trabajar con un poco de carrera continua, y seguimos con algunos  abdominales y flexiones. Así, los músculos empezarán a adaptarse al esfuerzo.
  7. Todo ejercicio de calentamiento debe ir acompañado de una respiración adecuada: debes oxigenar los músculos para que tengan energía suficiente, así que respira profundamente y de forma acompasada.
  8. Pasados los 10 minutos de calentamiento puedes empezar tu sesión y no olvides  hacer ejercicios para destensar.

Consejos para calentar para una sesión de fitness

  • Cada persona debe adaptar el calentamiento a su forma física, prestando atención a sus propias zonas débiles, esto es independiente de que tu sesión sea grupal.
  • Visita nuestra categoría de fitness para aprender más consejos sobre cómo hacer fitness
  • Un buen consejo es que si vas a iniciarte en fitness tus dos primeras sesiones las dediques solo a ejercicios de calentamiento así lograrás tonificar tus músculos y prepararás bien tu cuerpo para el ejercicio.
  • Realizar ejercicios de calentamiento evitará  posibles lesiones.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.