Las gafas de esquí no son un complemento más. Protegen los ojos de los efectos del sol, la nieve y el frío y deben usarse siempre que vayamos a una zona de montaña donde exista la posibilidad de encontrar nieve. La protección de los ojos es fundamental.

La exposición continuada o intermitente sin gafas a la nieve y el sol tiene efectos acumulativos en la córnea y suele ser origen de lesiones oculares que pueden aparecer en un futuro próximo. Hay que tener en cuenta que hasta los 12 años la pigmentación de los ojos no se ha completado. De ahí la importancia de que los niños lleven siempre gafas.

Está muy extendida entre los esquiadores la mala costumbre de prescindir de las gafas durante las primeras horas del día o en los días nublados, sin tener en cuenta que los rayos ultravioleta son particularmente virulentos en las estaciones de esquí. Su intensidad aumenta un 7% cada 500 m. de altitud y hasta el 50% en zonas como las cafeterías de las estaciones, utilizadas como solarium improvisados y generalmente con orientación sur.

Queremos enseñarte cómo elegir unas gafas de sol de esquiar para obtener la mayor protección cuidando el presupuesto.

¿Que necesitas para elegir unas gafas de sol de esquiar?

  • Gafas que te protejan  y que se adapten bien a tu cara
  • Negocios reconocidos donde adquirirlas.

Instrucciones para elegir unas gafas de sol de esquiar

  1. La compra de unas gafas para esquiar no debe basarse en modas o criterios estéticos. Lo primero que debemos comprobar es que ostenten la marca Comunidad Europea (CE), que nos indicará que tienen 100% de protección UV. Tras elegir el modelo -ya sea de estética urbana o deportivo; tipo máscara, de uso en caso de ventisca, o glaciar, con lentes redondas y protecciones laterales para alta montaña, hay que comprobar que se adaptan a la cara sin comprimir la nariz y garantizan un amplio campo visual. En caso de usarlas con casco no debe existir ningún paso de aire por los lados o por la frente.
  2.  Por otra parte  hay que elegirlas según el terreno y el clima. Por ejemplo, en entornos de poca luz y con niebla, resulta adecuado el uso de lentes amarillas, ámbar y doradas ya que permiten ver mejor los desniveles de terreno. En cambio, las lentes rosadas están especialmente indicadas para días grises, mientras que para los días con mucha luz, colores como el verde o el marrón, porque nos ayudan a mejorar los contrastes. Las lentes con revestimiento de espejo, a pesar de ser elegidas por estética, nos ayudan a bloquear parte del deslumbramiento.
  3. Los cristales deben poseer alto poder filtrante, de categoría 3 o 4, para que filtren al menos el 95% de los rayos ultravioleta. Muchas personas desconocen este dato de sus gafas de sol y sin embargo es muy importante para conseguir una transmisión de la radiación adecuada.
  4. También  debemos prestar atención al material empleado en su fabricación, desechar aquellos modelos que se astillen con una caída o choque y elegir los cristales orgánicos a base de resinas y las monturas de plástico semiflexible,  lo mejor son las gafas de policarbonato para que no se dañen en caso de caída.
  5. En cualquier caso, lo más aconsejable es que un especialista en gafas de sol supervise la elección para asegurarnos de que estamos comprando el producto adecuado a las condiciones en las que vamos a practicar deporte.

Consejos para elegir unas gafas de sol de esquiar

  • Compra tus gafas para esquiar en lugares seguros, no te dejes llevar por el aspecto exterior.
  • En nuestra categoría de esquiar puedes encontrar muchos más consejos sobre cómo aprender a esquiar o cómo escoger ropa de esquí
  • Busca precios pero ten cuidado con aquellas que por ser económicas no te protegen.
  • Asesórate bien en los comercios especializados.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.