Correr es algo que supuestamente todo el mundo sabe hacer y no es que no se sepa, pero para empezar a hacerlo no sólo basta con querer o no hacerlo.

Sí señores, es la moda, hacer running, ser runner, pero todo el mundo tiene un principio para correr y en primer lugar hay que tener algo de fondo físico, pues si no lo cogemos no vamos a llegar muy lejos al salir a la calle.

Para empezar a ello sin desgana hay una serie de trucos. Claro está que si nuestro armario no está equipado, el primer día y se nos quitarán las ganas, así que si ya hemos dejado de fumar, hemos hecho nuestro chequeo médico y estamos más o menos concienciados en salir a correr, hay que tener como mínimo lo esencial de ropa deportiva para ello. Después diremos qué nos vendrá mejor.  Entonces qué mejor que tener unas buenas zapatillas, unos calcetines de los buenos, que no nos hagan daño, unos pantalones cómodos junto con una camiseta deportiva y estar acompañados por las últimas tecnologías para que no se nos haga muy pesado. Hay muchos accesorios que venden en las tiendas deportivas para medir nuestro ritmo cardíaco, pulsaciones, para llevar el móvil, ponernos música.

Después es hora de salir a correr y por dónde….cualquier sitio que nos llame la atención es bueno, sea un parque, una calle, una pista forestal o incluso una cinta de gimnasio aunque no sería lo mismo. Y es a partir de tener claro dónde vamos a empezar a correr a pasar al cómo lo vamos a hacer.

Esto no es complicado si nos vamos cuidando y vamos entrenando poco a poco. Primero andar ligeramente a corto tiempo, después a tiempos más largos y tenemos la idea de cómo empezar y qué tener preparado para ello.

Si estás interesado en comenzar a ejercitarte en este apasionante deporte puedes empezar usando una serie de trucos para si deseas saber más sobre cómo correr sin cansarse visita este enlace donde te ofrecemos todas las claves.

Veremos cómo se hacen difíciles los inicios,pero porque todos tenemos nuestra base genética y un pasado deportivo que en muchos casos es inexistente. Tal y como hemos dicho en otras ocasiones el cuerpo es muy sabio y se va acordando de todo, todo queda grabado y si hemos cogido peso, nuestras rodillas por ejemplo estarán muy resentidas y no será igual comenzar el entrenamiento.

Este entrenamiento lo haremos por semanas y por ejemplo en la primera semana podemos alternar unos minutos andando también para que se haga más llevadero e ir cogiendo fondo. La cuestión será ir jugando con los minutos entre ir corriendo y andando y llegar a un momento en el que se corra más que se ande.

Una vez llegado este momento de nuestro entrenamiento seguiremos una serie de pautas y consejos, ya que por fin somos runner, o principiantes de ello.

Vamos también a destacar algunos inconvenientes de esta actividad, ya que no todo serán ventajas y eso siempre hay que tenerlo en cuenta:

Inconvenientes de correr

Instrucciones para empezar a correr

  1. Podemos empezar a organizar un plan de entrenamiento para llegar a un objetivo a largo plazo.
  2. Seguir el entrenamiento.
  3. Intentar llevar un ritmo cómodo siempre: Los primeros días es bueno comenzar muy lento, lo más lento posible y después podemos ir regulando poco a poco ese ritmo. Si cogemos y empezamos fuerte desde el principio sin parar y sin dar poquito a poco podemos llegar a lesionarnos y no servirá de nada todo el esfuerzo hecho porque tendremos que empezar desde el principio y quizás esas lesiones sean ya crónicas y de por vida. Así que hay que tener un especial cuidado con eso.
  4. Estirar siempre antes de correr para evitar lesiones.
  5. Ir al médico y mirarse bien, no vaya a ser que la actividad no sea la más correcta para nosotros y la hagamos y nos podamos llevar un gran susto.

¿Que necesitas para empezar a correr?

Consejos para empezar a correr

  • No dejarlo. Aunque el comienzo sea muy, muy duro y creas que no sirves para ello, ya verás como en unos días, en unas semanas tu cuerpo podrá más y más y lo llegarás a conseguir. No persistas.
  • No salgas a comerte el mundo y evita las lesiones ya que como te lesiones si que es verdad que no podrás correr aunque te mueras de ganas por ello. Tendrás una secuela para toda tu vida. No es un juego.
  • Acudir al médico antes de empezar a correr para saber si podemos o no hacer esa actividad o ni nos lo vamos a plantear.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.