El fútbol tiene un reglamento de juego formado por diecisiete normas, que la FIFA, la Federación Internacional de Fútbol Asociación, el organismo internacional que dirige su funcionamiento a nivel profesional y aficionado, actualiza de forma periódica.

Muchas de esas reglas son muy conocidas, dada la popularidad de este deporte, tal vez el de más seguidores del mundo, pero hay alguna de ellas que no siempre son entendidas de forma precisa o se tiende a interpretar de maneras diferentes, como ocurre con el fuera de juego.

Esta regla fue inventada en las escuelas de bachillerato inglesas del siglo XIX con el objeto de que no hubiera jugadores, que no estaban tocando el balón, cerca de la portería contraria, esperando simplemente un pase con el que sorprender al portero, obligando así a que el balón se pelease hasta la misma línea de meta.

En resumen, esta regla indica que un jugador estará en un lugar fuera de juego cuando esté en el campo contrario y se encuentre más cerca de la portería contraria que el jugador contrario más atrasado o cercano a su propia portería. Pero para ayudarte a que tengas toda la información sobre cómo entender el fuera de juego te damos los siguientes datos.

Sólo en el campo contrario

Algo básico que debes tener en cuenta es que el fuera de juego o posición adelantada ilegal sólo se produce en el campo del equipo contrario. Un jugador cualquiera de un equipo sólo incurrirá en fuera de juego si está en una posición adelantada, pero siempre dentro del campo donde se encuentra la portería del equipo adversario. Y hay que tener en cuenta que se está en el campo contrario aunque sólo se tengan los pies y las piernas, la cabeza o el torso -las partes del cuerpo que se permite usar para jugar en el fútbol- pasando la línea que divide ambos campos de los equipos. Sin embargo, si los brazos y las manos están en el campo contrario no se tendrán en cuenta a la hora de un posible fuera de juego.

¿Dónde está el balón?

El lugar del balón es otra referencia importante para determinar un fuera de juego. Esta falta sólo se producirá si el jugador atacante está entre la portería contraria y el punto donde el balón está situado y moviéndose, en juego. A la vez debe darse la circunstancia de que el atacante no tiene a ningún defensa u otro jugador delante de él, es decir, detrás de él se sitúa el balón y frente a él sólo se encuentra el portero, o por lo que sea, no hay nadie defendiendo la portería o meta.

Un compañero toca el balón

Hay que dejar claro que la posición adelantada o de fuera de juego sólo se produce a partir de que el balón está siendo jugado por el equipo del jugador que pudiera encontrarse en esa posición. Si el balón está en juego por parte del otro equipo, digamos el equipo B, si un jugador del equipo A está entre el balón y el portero y no hay defensas, no está en fuera de juego.

El fuera de juego se produce cuando un equipo que ataca la portería contraria mueve el balón. A partir de ese momento, el árbitro observa la posición de cada jugador, y si un compañero de quien está tocando el balón o lo está pasando se encuentra detrás de todos los jugadores del equipo atacado, teniendo sólo al portero detrás de él, entonces el árbitro lo penalizará por fuera de juego. Pero si todos los jugadores atacantes están detrás del balón y uno de ellos lo está tocando y llevando hacia la portería contraria, y hay al menos un jugador -habrá normalmente varios defensas o incluso otros jugadores contrarios- delante, no será fuera de juego si en ese momento el jugador que ataca lanza el balón adelante y en ese momento salen lanzados uno o varios delanteros, compañeros suyos, a capturar ese balón, aunque al hacerlo se sitúen detrás de los defensas, porque lo importante es donde estaban en el momento justo antes de que el balón se pasase.

Infracciones

¿Cuándo sancionará el árbitro por un fuera de juego? Cuando un jugador que esté en esa posición antes de que el balón sea soltado y pasado por un compañero atacantes y entonces lo reciba, lo toque y lo juegue.

Pero también se considerará fuera de juego penalizable si interfiere en el juego por medio de impedir de cualquier forma que un adversario pueda jugar el balón, incluyendo que le obstruya el campo visual -aunque no esté cerca pero no le permita ver bien la jugada al contrario-, o impidiéndole los movimientos a un jugador contrario. De la misma forma, si el árbitro juzga que ese jugador en esa posición adelantada está haciendo algo que distraiga a un adversario o le induzca a un engaño que le impida disputar el balón.

Otra forma de fuera de juego, que fue delimitada de manera más precisa hace pocos años, es que el jugador en una posición de fuera de juego consiga y juegue el balón que ha rebotado en un poste o en el larguero de la portería, o que haya rebotado en el cuerpo de un adversario.

Sin embargo, no será infracción por fuera de juego si un jugador adelantado recibe directamente el balón de un saque desde la portería, o de un saque lateral de banda o un saque desde una esquina.

Sanciones del fuera de juego

Cuando el árbitro, que es el juez final que determinará si ha habido un fuera de juego penalizable, así lo considere, lo sancionará siempre con un tiro libre indirecto desde el punto donde se cometió la falta otorgado al equipo contrario al del jugador que realizó el fuera de juego.

¿Te ha gustado?