Cómo evitar lesiones en el gimnasio

Las lesiones son una de las grandes preocupaciones para cualquier persona que realiza deporte con asiduidad, sin importar el tipo de actividad que realice y, en especial, si se trata de una persona que hace deporte para competir. Una lesión puede llevar a estar durante meses lejos de la actividad física, siendo, de hecho, una de las principales razones de que muchas personas dejen de hacer ejercicio.

Saber cómo evitar lesiones en el gimnasio es muy importante y para ello hay que tener en cuenta una serie de indicaciones que te servirán para prevenir esa posibilidad a la hora de llevar a cabo tus entrenamientos.

Este tipo de consejos son adecuados para evitar todo tipo de lesiones, desde quienes buscan evitar lesiones de rodilla hasta quienes quieren prevenir una elongación muscular. Continua leyendo e infórmate.

Instrucciones para evitar lesiones en el gimnasio

Si quieres saber cómo evitar lesiones en el gimnasio es muy importante que sigas las siguientes instrucciones:

  1. No hagas ejercicios sin calentamiento previo. En muchas ocasiones las personas cometen el grave error de llegar al gimnasio y, nada más pisarlo, ponerse a ejercitarse con una máquina, iniciando la actividad física sin un calentamiento previo. Esta es una de las principales causas que dan origen a las lesiones deportivas. Para evitarlo debes llevar a cabo una rutina de calentamiento que te permita preparar tu cuerpo para los ejercicios que vas a realizar.
  2. No exceder el peso. Otro error común habitual es que se busque el trabajo con pesas y otras máquinas con un peso superior al que realmente tienes la capacidad de soportar. Al estar en un gimnasio es aconsejable que acudas al profesional si tienes dudas al respecto. En cualquier caso debes evitar trabajar a tus músculos con cargas demasiado pesadas para ti. Si excedes el trabajo de los músculos es probable que acabe derivando en una lesión.
  3. Ejercicio físico regular. Aquellas personas que acuden de forma muy puntual al gimnasio tienen mayores posibilidades de sufrir una lesión que quienes acuden a diario o de forma regular. Es preferible acudir más días a la semana menos tiempo que acudir un día y permanecer varias horas. De esta manera conseguirás acostumbrar el cuerpo al ejercicio y será menos probable que sufras un accidente en forma de lesión.
  4. Ejercítate completamente. Un error común es el de centrarse en una sola zona del gimnasio, es decir, centrarse en exclusiva en un tipo de ejercicio en particular porque es lo que le interesa a una persona ejercitar por encima de lo demás. Esto es otro error puesto que aumentará el riesgo de que se produzca una lesión. Por ello es importante la variedad y tratar de pasar por la gran mayoría (o todas) las áreas del gimnasio. Esto no implica que tengas que hacer todas las máquinas, pero sí que haya variedad en los ejercicios. De esta manera tendrás menos riesgo de padecer un problema físico.
  5. No uses una máquina sin conocerla. Si eres nuevo en el gimnasio o nunca has utilizado una máquina en particular es importante que pidas información al monitor. De esta manera evitarás utilizar de una manera incorrecta la máquina. Esto es más común de lo que pueda parecer y el realizarlo de la forma incorrecta puede hacer que estés poniendo en riesgo tu integridad, siendo más probable que sufras una lesión.
  6. Hidratación. La hidratación es fundamental. Su importancia es máxima para evitar lesiones en el gimnasio. Por ello debes llevar siempre contigo una botella de agua y dar pequeños sorbos, aunque no tengas sed. Si te hidratas adecuadamente será menos probable que sufras una lesión.
  7. Planifica tu entrenamiento y personalizalo. Debes tener en cuenta que no todos los ejercicios son aptos para todas las personas. cada entrenamiento debe adaptarse a la condición del individuo, así como a su edad, su peso, su sexo y sus necesidades y objetivos. Por ello es importante seguir una planificación en el gimnasio. De esta manera evitarás hacer ejercicios que exceden tus capacidades. Para ello consulta al monitor o personal trainer.
  8. Descansa. El descanso es muy importante, sobre todo a la hora de entrenar los músculos. Es aconsejable que no sobreentrenes. realizar un ejercicio de forma continuada no te garantizará que vayas a tener resultados más rápido. Los músculos necesitan de un periodo de descanso y si no se lo das estarás exponiéndote a un gran riesgo de lesión. Esto puede hacer que por querer tener un resultado inmediato sea probable que sufras una lesión que te demore más al conseguir tu objetivo.
  9. Alimentación equilibrada. La alimentación es clave para la prevención de lesiones. Para ello debes mantener una dieta equilibrada rica en vitaminas, proteínas, carbohidratos y minerales. Estos ayudan a la relajación y recuperación muscular.
  10. Para si tienes dolor. Nunca ignores una molestia o dolor que puedas tener en una determinada zona de tu cuerpo o si sientes algún tipo de malestar como un mareo. Trata de descansar y si el dolor persiste en varias sesiones acude a un médico que pueda valorar tu situación e indicarte el tratamiento adecuado previo diagnóstico.
  11. Utiliza el equipamiento adecuado. Aunque pueda parecer lógico, no siempre se hace de esta manera. Para prevenir las lesiones es importante que te ejercites con el equipamiento apropiado. No uses un calzado desgastado ni utilices ropa poco apropiada. Aunque pueda parecerte algo sin importancia, puede tener su influencia a la hora de que se origine o se evite una lesión, ya sea muscular o de cualquier otro tipo.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.