Los ejercicios posturales consisten en realizar una seria de estiramientos musculares para relajar el cuerpo y aliviar el dolor producido por la tensión muscular, normalmente a consecuencia por mantener posturas prolongadamente y que terminan por causarnos dolor.

Estos ejercicios son elegidos según la zona que necesites aliviar, pero además conseguirás el bienestar en general y relajarte por completo gracias a la práctica de estos ejercicios.

Por ejemplo, las personas que trabajen en oficina permanecen mucho tiempo sentadas, por lo que será preciso realizar ejercicios en la espalda y en la parte superior del cuerpo. En cambio, personas que se pasan el día trabajando de pie, necesitarán realizar ejercicios en las extremidades inferiores.

Por otro lado estos ejercicios posturales también se llaman así porque ayudan a que mejores tu propia postura corporal. Por ejemplo te ayudarán a mantener la espalda recta y los hombros atrás mientras estás de pie. Pero para ello debes trabajar los músculos precisos para lograr la postura adecuada.

A continuación te mostramos cómo hacer ejercicios posturales de forma correcta, y qué parte conseguirás trabajar con ellos.

Tabla de ejercicios posturales

Para estirar el cuerpo por completo únicamente debes ponerte de pie, entrelaza tus manos y eleva tus brazos hasta que queden completamente en vertical. A continuación estírate hacia detrás todo lo que puedas pero sin hacerte daño

Si deseas estirar sobre todo la parte posterior del cuerpo, como la espalda y las piernas ponte de pie, mantén las piernas bien estiradas, y dobla el tronco hacia adelante intentando tocar el suelo con tus manos. Cuanta mayor flexibilidad tengas más fácil te resultará tocar el suelo, pero comienza poco a poco y no te frustres.
Cómo hacer ejercicios posturales

Para seguir estirando la espalda, así como las piernas, y estirar además los glúteos y los brazos deberás tocar el suelo con tus manos, doblando tu cintura. Las piernas y los brazos deben quedar estirados y tocar el suelo con la planta de los pies por completo. Si haces el ejercicio correctamente tu cuerpo quedará formando una V invertida. Además no te olvides de mantener el cuello erguido, sin doblar la cabeza.

Para el siguiente ejercicio es preciso que te sientes con las piernas flexionadas, pero siempre tocando por completo el suelo con las plantas de los pies. Extiende los brazos hacia adelante por encima de las rodillas y lleva el tronco del cuerpo hacia adelante. Una vez en la posición inicial debes elevar los brazos estirados hasta que queden casi totalmente en vertical, mientras mantienes el tronco inmóvil. Luego vuelve a llevar los brazos a la posición inicial.

Otro ejercicio consiste en mantenerse de pie, con muy poca separación entre los pies. Para realizar el ejercicio lleva los brazos hacia adelante y hacia arriba hasta quedar completamente vertical mientras que levantas los talones del suelo. Mantén los brazos completamente extendidos mientCómo hacer ejercicios posturales

Con el siguiente ejercicio vamos a estirar el torso y los brazos. Ponte de pie, con la espalda bien recta. Flexiona los brazos de forma que te toques los hombros con las manos de su mismo lado. Los brazos deben quedar delante del pecho y los codos para abajo. El estiramiento consiste en mover los brazos a su lado correspondiente, llevándolos lo más atrás posible mientras que los mantienes flexionados. Los codos deben quedar pegados al cuerpo. Luego vuelve a la posición inicial. Mientras realices el ejercicio notarás como tu cabeza tira un poco hacia detrás, déjala ir.
Con el siguiente ejercicio postural vamos a ejercitar los músculos dorsales, las lumbares y las abdominales. Para realizarlo túmbate boca abajo, apoya tus manos en el suelo, y mientras, lleva tu torso hacia atrás a la vez que estiras los brazos.
Cómo hacer ejercicios posturales

La posición inicial del próximo ejercicio consistirá en ponerte de rodillas en el suelo, pero teniendo en cuenta que no debes estirar el pie, sino que debe quedar doblado y fundando en este caso los dedos de los pies. El tronco del cuerpo debe estar ligeramente inclinado hacia adelante, notarás que la espalda quedará formando una ligera curva. Coloca las manos cruzadas por detrás de la cabeza, colocándolas justo encima de la nuca, mientras que los codos queden mirando hacia adelante. Para realizar el estiramiento debes abrir los brazos manteniendo las manos en la cabeza y llévalos hacia atrás mientras que a la vez elevas el tronco enderezándolo. Después de mantener la posición, vuelve a la posición inicial.

Todos estos ejercicios posturales anteriores deben realizarse manteniendo los estiramientos unos 15 segundos, sin balanceos, únicamente manteniendo la postura. Normalmente se hace una tabla de estiramientos con varios ejercicios, pero también puedes repetir alguno, realizando dos o tres series.

Estos son algunos ejercicios posturales sencillos que puedes practicar incluso en casa y que te proporcionarán relajación y te permitirá mejorar tu estado de ánimo y de salud.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.