Hacer el pino de la forma correcta es uno de los sueños de mucha gente, ya que siempre hemos visto a un montón de gente que lo sabe hacer y digamos que nos ha dado un poco de envidia sana, ya que nosotros también queríamos hacerlo.

Hacer el pino consiste en ponernos de pie al revés, es decir, en vez de sostenernos sobre los dos pies, hacerlo sobre las dos manos. Esto es un ejercicio complicado pero muy espectacular, ya que quiere decir que estamos ante una persona fuerte y ágil al mismo tiempo.

Esto no es nada nuevo,ya que yo creo que desde que yo era pequeño e incluso desde los anales de la historia la gente ha hecho el pino y ha sabido admirar a quien sabía hacerlo correctamente. Por este motivo, aprender a hacer el pino puede ser una gran idea para conseguir admiración por parte de los demás.

Lo malo es que mucha gente no ha podido nunca hacer el pino porque dicen que es un ejercicio complicado, lo cual es bastante cierto sin lugar a dudas. Lo que hay que hacer es ser una persona constante y aprender poco a poco cómo se debe hacer el pino, ya que no es algo que se logre de la noche a la mañana.

Instrucciones para hacer el pino

  1. Aprender cómo apoyar las manos:
    El primer paso que debemos dar para poder aprender a hacer el pino es aprender cómo apoyar las manos, es decir, aprender cómo nos vamos a colocar para poder sostener todo nuestro peso corporal sobre las dos manos. Yo siempre suelo hacer mucho incapié aquí, ya que si no sabemos cómo apoyar las manos de la forma correcta, difícilmente vamos a saber hacer el pino, ya que nos podríamos caer en cualquier momento. Eso sin contar con las lesiones de muñecas y otros problemas que siempre aparecerán en nuestra vida cotidiana al hacer el pino. Por lo tanto, la forma en la cual debes colocar las manos es muy importante para evitar lesiones y mejorar en el ejercicio. Las manos al hacer el pino se colocan apoyadas sobre las palmas, nunca sobre las muñecas, ya que si hacemos esto último, podríamos rompernos la mano. Trata de llevar el peso del cuerpo hacia el suelo, para que podamos sujetarnos de la forma correcta y que la gravedad no nos empuje tanto hacia abajo.
  2. Aprender a hacer el pino primero en el agua:
    Seguramente hayas visto que la gente hace mucho más fácil el pino en el agua que en la tierra. Esto es muy fácil de explicar por qué es así, es que según el principio de arquímedes y de la dinámica de fluidos, los objetos sólidos pesan menos en el agua que en la superficie. Por este motivo, si eres una persona de 100 kilos, en el agua igual es como si pesaras 50 kilos, peso mucho más fácil de levantar y soportar con las manos, ya que el agua te mantendrá a flote. Por este motivo, te aconsejo aprender a hacer el pino primero en el agua, ya que de esta manera, podrás ir cogiéndole el truco y luego pasar a hacerlo en la tierra, algo que ya no te costará tanto. Empieza en piscinas profundas donde apenas hagas pie salgo por un poquito y luego vete pasando a piscinas con cada vez menos agua, de manera gradual, hasta que finalmente logres sostenerte sobre tus manos de una forma muy hábil, sin ningún tipo de problema.
  3. Coger fuerza en el tren superior:
    En la mayoría de los casos, las personas no pueden hacer el pino porque les falta fuerza en el tren superior, es decir, en los brazos, el pecho , la espalda y los hombros, un conjunto más conocido como torso. Por este motivo, deberás aumentar primero tu fuerza en el tren superior para poder hacer el pino de la manera correcta, ya que si no eres capaz de hacer esto, no vas a poder sostener tu propio peso. Apúntate a un gimnasio para levantamiento de pesas y verás como acabas levantando tu peso con las manos mucho más fácilmente. Además de eso, debes tratar de bajar un poco de peso, ya que el estar gordo te puede afectar bastante a la hora de coger peso, ya que en el caso de gordura de grasa, la fuerza no es proporcional al peso, sino que es menor. Al final más fuerte y más delgado te vas a levantar con mucha más facilidad y podrás aprender a hacer el pino mucho más fácilmente.
  4. Coger flexibilidad:
    Otro de los mayores problemas es la flexibilidad, ya que también es importante para poder subir fácilmente sin hacernos daño. Siempre nos dijeron que las chicas no tenían fuerza, sin embargo, las vemos hacer el pino y hacer volteretas con mucha más facilidad que el hombre y no entendemos por qué. La razón es simple, ellas tienen mucha más flexibilidad que los hombres y por ese motivo, pueden hacer el pino más fácilmente que nosotros. Lo que tenemos que hacer en estos casos es tratar de hacer varios estiramientos para aumentar la flexibilidad a largo plazo, algo que sin duda nos va a permitir disfrutar de una mayor facilidad para hacer el ejercicio en un futuro. Al final podrás ser como esa gente que hace gimnasia profesional, los cuales son personas con mucha fuerza y a su vez mucha flexibilidad, algo que les permite hacer cosas impresionantes.
  5. Mejora constante:
    Hacer el pino no es algo que se consiga de la noche a la mañana, sino que es algo de muchas horas, de mejora constante y de rendimientos crecientes, es decir, que aunque al principio parezca que no avanzas nada, luego vas a sentir como has mejorado mucho al hacerlo. La mejora constante es increíble si se trabaja en ella, así que lo que tienes que tratar de hacer es practicar prácticamente todos los días, a la vez que vas perdiendo peso y cogiendo fuerza si esos eran tus fallos. Una vez que lo hayas logrado, vas a ir dando pasitos, como por ejemplo hacer el pino en el agua, aguantar en la posición del pino un segundo, luego dos, luego dos y medio y así hasta que logres hacerlo perfecto y sin apoyarte. Esto sin duda te permitirá haber cumplido un sueño de muchos y un desafío de otros muchos, sin embargo, sin esfuerzo nada de esto se podría haber conseguido, tenlo en cuenta.
  6. Caminar con las manos:
    Finalmente te propongo otro reto, el cual consiste en aprender a caminar con las manos, algo que es sin duda algo al alcance de personas muy fuerte. Si no sabes hacer aún el pino, olvídate de este apartado y deja de leer ahora mismo, ya que esto es algo sólo apto para personas que ya hagan un pino decente. Si sabes hacer el pino, ya tienes bastante ganado. La forma de aprender a caminar con las manos es primero hacer el pino apoyado en una pared y luego tratar de caminar un paso con la mano. Luego verás como cada vez aguantas más y cada vez podrás dar más pasos y mejorar en este sentido. Además esto de caminar con las manos es un gran ejercicio para mejorar la fuerza en el tren inferior, ya que si eres capaz de caminar con las manos, sin duda serás una persona muy pero que muy fuerte, no tengo ninguna duda de ello.
¿Te ha gustado?
25 usuarios han opinado y a un 44,00% le ha gustado.