El esquí de travesía como su mismo nombre lo dice, trata de hacer excursión o de ir de travesía a una montaña, no solamente en la época de verano donde aún hay nieve, sino también en los inviernos crudos y difíciles, siempre que no haya tormentas para ello. Pero ¿En qué consiste?

El esquí de travesía es la unió de dos actividades deportivas de invierno que tienen características diferentes, pero con diversas similitudes que las hacen unirse para hacer de estas dos disciplinas, una sola que viene a ser la forma más aventurera y llena de diversión que cada una por separado.

En primer lugar está el alpinismo que es el ascenso y descenso de una montaña cualquiera con el equipo adecuado para así hacer más fácil y sin problemas el trabajo de esta disciplina deportiva que se caracteriza por ser extrema y llena de un camino abrupto y peligroso.

Por otro lado se encuentra el esquí, el cual se caracteriza por bajar desde cualquier cumbre empinada hacia la base de una montaña, con la única condición de tener nieve para poder practicarlo, sin lugar a dudas, se trata de un deporte extremo.

La unión de estas dos disciplinas, el alpinismo y el esquí, dan un híbrido denominado deporte de travesía que es un viaje a zonas de montañas con nieve y que suelen estar la mayor parte del tiempo, el cual puedes tomar como un paseo a través de un campo cubierto de nieve.

¿Que necesitas para hacer esquí de travesía?

  • Botas de seguridad.
  • Ganchos.
  • Mochila.
  • Agua.
  • Ropa deportiva que sirva para invierno.
  • Chaqueta.
  • Raquetas de nieve.
  • Esquís.
  • Bastones  de esquís.
  • Snorquer.

como-hacer-esqui-de-travesia3

Instrucciones para hacer esquí de travesía

Ya sabemos que el alpinismo es un deporte de riesgo que tiene mucho que ofrecer a quien lo practica, ya que en muchas ocasiones se topa con dificultades y obstáculos difícil de sortear, ero que al final tiene una gran recompensa de acuerdo a lo aportado para el organismo.

como-hacer-esqui-de-travesia2

Por otro lado está también  el esquí, que a su vez tiene la facilidad de darle a la aventura un poco de adrenalina, dependiendo la actividad que se quiere realizar, encontrándose muchas para practicar con un nivel de intensidad más difícil entre una y las otras.

Es por ello que si te gustan las dos disciplinas, te va a encantar el esquí de travesía, el cual te va a dar doble intensidad, riesgo, adrenalina, aventura y necesidad de conocer un mundo nuevo a través de conocer algo que está tomando fuerza entre los seguidores del esquí y alpinismo.

Esquí de travesía paso a paso

  1. En esquí de travesía trata de un paseo donde puedes tomar en cuenta distintos escenarios y ambientes, desde una montaña alta hasta un treno llano o plano, donde además de todo esto puedes practicar el ascenso como un reto y el descenso con esquíes o Snorquer.
  2. El material o equipamiento consta de poder subir una montaña con esquís, mochila, batones y ropa acorde para hacer alpinismo, con los cuales puedes realizar diferentes actividades a medida que haces un deporte extremo.
  3. La forma de ascender las montañas, las puedes hacer con esquís o con botas de seguridad hechas para ello, es indispensable que tengas instrucciones precisas para poder llegar a la cima de la montaña en oportunidad de hacerlo sin incidentes.
  4. El esquí de travesía es un intercambio de dos modalidades, la de subir la montaña y a la vez la de bajar, primeramente se escala o sub la montaña caminando con botas o esquíes, como elemento indispensable y después se baja deslizándose sobre la nieve.
  5. Los esquíes son la principal herramienta de este deporte de montaña, los cuales son recubiertos con una piel especial para evitar que se deslicen y hagan caer al que lo practica, así que viene a ser lo más importante de esto.
  6. Lo más importante es aprovechar el pico, llegar a él sin problemas y así deslizarse por la empinada montaña abajo, hasta llegar a la base en la cual podrás tener la posibilidad de quedarte allí pasado el momento de adrenalina o de volver a subir.
  7. Por lo general es un deporte a dos pasos, subes y bajas, en la primera parte lo haces con tus piernas y en la segunda lo que haces es deslizarte por la nieve, no importando la pendiente de la montaña, por lo que la aventura te llena de adrenalina el cuerpo entero.
  8. Es importante reconocer que lo que practican el esquí de travesía, tienen que estar pendiente de hacerlo con responsabilidad además de un nivel alto de conocimiento, es decir, no cualquiera puede practicarlo y menos si no conoce de alpinismo.
  9. Los principiantes no están calificados para hacer este deporte por la peligrosidad además de las maniobras que hay que realizar para llegar al final de la montaña sin ningún tipo de caída, es por eso que se pide un nivel alto de conocimiento.
  10. Además de todo esto, también la persona debe saber esquiar muy bien para poder llegar hasta debajo de la montaña, ya que muchas veces debe contonear el cuerpo para solventar obstáculos, sobre todo si no es una competición.
  11. A pesar de todo lo explicado es la persona quien escoge la montaña a escalar y luego deslizarse, por ello la altura depende del esquiador, quien es el que va a sortear los peligros a los cuales debe enfrentarse, por ende es importante conocer de la práctica de ese deporte.
  12. Para aprovechar cada uno de los espacios designados para el esquí de travesía, se deben conocer las estaciones que están disponibles para practicarlo, asimismo las reglas y condiciones para poder hacerlo, a fin de evitar incidentes al momento de subir o bajar la montaña.

En el esquí de travesía, se pueden encontrar tres tipos dependiendo el nivel de expectativa a lograr con el deporte, por ello se habla de:

  1. Freeride: son los que quieren el peligro a través de unas bajadas empinadas proporcionándole un descenso con velocidad. El ancho del esquí suele ser de entre 95 y 120 centímetros.
  2. Competición: son los que se enfocan más que todo en la subida, para luego dejarlo todo en la pista con la bajada, la cual se hace en una especie de camino marcado. Los esquís en este tipo suelen tener entre 65 y 75 centímetros.
  3. Polivalentes: son aquellos que disfrutan tanto las subidas como las bajadas sin importarle la velocidad o el riesgo, lo importante es practicar el deporte en sí. Estos deben tener un ancho de entre 70 y 90 centímetros.

Otros datos de interés:

  1. Por lo que se observa anteriormente, la diferencia entre los tres tipos de esquí de travesía viene siendo la tabla, los esquíes o lo que uses para bajar la montaña, por o demás presenta similitud en cuanto a vestimenta y calzado.
  2. La importancia del esquí de travesía, es la nieve como protagonista del deporte, donde se busca descender y lograr hacerlo de manera perfecta con la nieve bajo los pies y sin importar los obstáculos que se presenten siendo el riesgo, la velocidad y la nieve elementos principales.
  3. Antes de poder practicar el esquí de travesía debes tomar en cuenta que no se hace después de unas pocas lecciones, para ello debes ser un experimentado en el área, sobre todo al momento de subir o escalara la montaña como al momento de bajarla.
  4. En el esquí de travesía, existen senderos por los cuales los esquiadores pueden subir para llegar a las cimas de las montañas, escogiendo las diferentes estaciones de esquí que existen en las regiones donde la nieve es el factor preponderante.
  5. El practicante del esquí de travesía debe adecuar las condiciones del clima y de la nieve a su favor, para poder realizar una bajada perfecta, por ende se requiere tener el conocimiento en los deportes de altitud y esquí principalmente.
  6. Además de todo esto, se debe disfrutar del ambiente que rodea a la persona, la cual por supuesto debe amar lo que hace, asimismo no tener vértigo o miedo a las alturas ya que esto es lo que más llama la atención a los amantes de este deporte, altura y velocidad.
  7. Existen muchas marcas de tablas para el esquí de travesía en el mercado, por ende debes estar consciente de escoger la que más se adapte a tus necesidades además de con aquella que te sientas más cómodo.
  8. Generalmente algunas de las tablas son ligeras, mientras que otras suelen ser un poco pesadas, dependiendo el grosor de la nieve o si lo deseas, debes llevar otra forma de subir la montaña sin que te atrase alguno de estos inconvenientes.
  9. El esquí de travesía es un deporte que suele ser practicado por personas del sexo masculino, pero en la actualidad las mujeres están tomándose muy en serio lo de dejar el sexo débil atrás y comenzaron a practicarlo sin ningún problema.
  10. Las condiciones de las bajadas es lo que suele preocupar a estos amantes de la velocidad, pero una persona experimentada en esta disciplina, puede hacerlo de manera perfecta atendiendo siempre a las condiciones y el tipo de nieve.
  11. Es indispensable que la persona conozca bien el equipo que usa para el descenso, esto es lo que puede ayudarle al momento de hacer la bajada, por ello es indispensable estar consciente del tipo de esquí de travesía que quiere practicar.

Consejos para hacer esquí de travesía

  • Escoger bien el equipo a usar.
  • No practicarlo nunca en solitario, sino mas bien en grupo a pesar de tener mucho conocimiento.
  • Llevar siempre un plan de contingencia ante cualquier eventualidad que se presente.
  • Nunca alejarse de las montañas que son conocidas.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.