Cómo medir las pulsaciones por minuto

La frecuencia, pulso o pulsaciones cardíacas son el número de latidos que el corazón realiza normalmente por minuto, tratándose de lo que le da vida a este órgano para que pueda funcionar de manera normal y así bombear la sangre que todo el organismo necesita.

Se trata de la vida del corazón, ya que sin ellos se dice que el corazón ha perdido los signos vitales, produciendo lo que se llama muerte por enfermedad cardiovascular o un ataque al corazón, de allí la importancia de tener que estar midiéndola constantemente.

Durante el latido, el corazón realiza dos movimientos importantes los cuales se definen en el latido o la contracción de órgano en sí, trabajando en función d bombea y enviar sangre para que lleve el oxígeno a todo el cuerpo y éste reciba la vitalidad necesaria para subsistir.

Las pulsaciones por minuto del corazón varían de acuerdo a la posición que tengamos o la actividad que estemos realizando, así se encuentra en reposo o fija, taquicardia o aceleración del ritmo y bradicardia o pulsaciones bajas por minuto del corazón.

Según una y otra, se pueden tener diferentes síntomas que son evidentes de cada una, siendo peligrosas tanto una como la otra, pero si se mantiene una vida saludable, se evitan los vicios y se realizan ejercicios, el corazón no sufre y trabaja en su ritmo normal.

¿Que necesitas para medir las pulsaciones por minuto?

  • Número de latidos por minuto.
  • Sexo.
  • Edad.
  • Hábitos de salud.
  • Niveles normales de presión arterial.
  • Niveles normales de colesterol.
  • Niveles normales de triglicéridos.
  • Exámenes de sangre.

como-medir-las-pulsaciones-por-minuto3

Instrucciones para medir las pulsaciones por minuto

Las pulsaciones por minuto del corazón ya sabes que son el número de veces que late en este determinado tiempo además posee el ritmo normal estando e reposo o relajado, crece cuando estas realizando un esfuerzo en cualquier actividad, en necesidad de dar más oxígeno y vitalidad.

como-medir-las-pulsaciones-por-minuto2

Son muchas las causas que pueden hacer que las pulsaciones por minutos cambien a no ser que se esté realizando un trabajo, también aumentan su velocidad por sustos, sorpresas, miedo, ansiedad, estrés entre muchos otros factores que hacen que se aceleren.

Es un alerta que se tiene para cualquier momento donde se necesite salir corriendo por preservar la vida, como una señal ante cualquier peligro inminente y que a su vez hace que se libre una hormona llamada adrenalina que permite acelerar el cuerpo.

Esta hormona se segrega cuando aparecen de improviso los sentimientos que acabamos de nombrarte en el párrafo anterior y producen que el corazón reaccione de forma instantánea, haciéndolo latir a una velocidad más excesiva de lo normal.

Así se miden las pulsaciones

  1. Para medir las pulsaciones de manera manual, basta solo usar dos dedos, el índice y el medio juntos en la muñeca, en su parte interna es decir al final del dedo pulgar, moviendo los dedos para poder conseguir las pulsaciones.
  2. Tienes que tener un reloj donde verás el minuto pasar, para una mejor lectura lo mejor es usar un cronómetro con el cual se hace más fácil ésta y no te equivocarás, posa los dedos con firmeza en la parte antes descrita con fuerza.
  3. Si sientes la sangre pasar por allí, sentirá las pulsaciones de tu corazón y podrás comenzar a contarlas durante un minuto exacto, es decir 60 segundos para que tengas una mejor lectura, también puedes usar un reloj de pared o cocina para guiarte.
  4. Lo importante es poder contar con el minuto exacto y que consigas las pulsaciones en tu muñeca, con ello tienes la posibilidad de una lectura excelente, así que comienza desde ahora a buscarlo para que leas la velocidad de latido de tu corazón.
  5. Las pulsaciones de una persona adulta, ya sea una de sexo femenino o sexo masculino, está entre los 60 y 100 pulsaciones por minuto, por ello si tienes esta edad y te da la cuenta de esta manera tu corazón se encuentra en buen estado.
  6. Si practicas deporte o eres un atleta profesional, es posible que este nivel de pulsaciones es mucho menor, por ello no te preocupes, ya que si sientes algunos síntomas de malestar, solo debes acudir de inmediato a tu especialista.
  7. Los bebés que han llegado al mundo, tienen un ritmo bastante acelerado, ya que si se les mide sus pulsaciones las encontrarás en un rango de 135  a 150 por minuto, por lo que se habla de ser bastantes rápidas.
  8. Por ello desde que se nace hasta lo cinco años entra un rango de pulsaciones por minutos, a partir de allí va cambiando cada 5 años, entrando  etapas diferentes y así acelerando o desacelerando cuando se refiere a pasar de una a otra.
  9. Es posible que no te hayas dado cuenta que tu bebé tenía pulsaciones altas o elevadas, pero ahora te das cuenta que es normal, así que tranquila, que de ahora en adelante lo puedes tener todo cubierto ya que los niños según van creciendo cambian su nivel de pulsaciones.
  10. Por ello te presentamos los siguientes rangos de edades y pulsaciones por minuto para que tengas una idea de lo que debes saber ante cualquier cambio que sientas en ti o en tus hijos: Nacimiento hasta 4 años: 130-150 pulsaciones por minuto; 5 años a los 9: 75 a 115 pulsaciones por minuto; 10 años en adelante: lo normal es 60 a 100 pulsaciones por minuto.
  11. Como te dijimos los atletas tienen un rango especial de entre 40 y 60 pulsaciones, por lo que no hay que preocuparse por esto, aunque la mayoría de las mujeres cuando entran en la menopausia y según su metabolismo pueden disminuir o acelerar las pulsaciones.
  12. Es una de las formas de saber cuándo están entrando en la etapa de dejar su vida reproductiva para entrar a la menopausia, además de esto también aumentan su índice de masa muscular, por lo que deben tener cuidado de no engordar demasiado.
  13. Para medir bien el número de pulsaciones por minuto de tu organismo debes estar pendiente de estar en reposos para saber si de verdad estás en un rango normal o nivel esperado, eso sí teniendo en cuenta si eres hombre o mujer y si no estás en la etapa de pre menopausia.
  14. Con un cronómetro es muy fácil de hacerlo, por eso los dispositivos móviles actuales tienen la facilidad de traer uno para que puedas estar al día con esto, y comenzar desde el minuto a contar las pulsaciones hasta que termine.
  15. Es indispensable que si no encuentras el latido o no puedes contar bien, busques una persona que sepa medirla de manera confiable y así tendrás la posibilidad de tener un rango normal, ya que una lectura equivocada puede darte falsos diagnósticos.
  16. El estado de reposo es importante, por ello que si vas a medir tus pulsaciones y llegas de la calle con demasiado estrés y ansiedad, debes tener en cuenta esperar unos cuantos minutos, entre 10 y 15 minutos para poder medirla con seguridad y estar sentado.
  17. Por otro lado, no debes haber fumado o ingerido alcohol antes de hacerlo, ya que muchas veces estos malos hábitos de vida suelen acelerar las pulsaciones de tu corazón y por ello la lecturas de las mismas o son confiables así que ten cuidado con esto.
  18. Recuerda que los dedos a usar son el índice y el medio, los cuales son los dos primeros de la mano, además la mano que debes tomar es la izquierda para que tengas una lectura más rápida y fácil, sobre todo cuando estás en reposo.
  19. En el cuello también se suele tomar las pulsaciones rápidamente por lo que tienes esta opción también para que la obtengas sin problemas cuando sientas un síntoma que no esté acorde con lo normal en tu organismo.
  20. Generalmente debes estar en un rango normal, y lo puedes hacer de dos formas, una en 30 segundos y luego multiplicar por dos las pulsaciones que has contado en esos treinta segundos, para que tengas el número de pulsaciones de un minuto completo.
  21. La otra forma es directamente hacerla en 60 segundos que suman el minuto, para que así no tengas que hacer un esfuerzo grande, sobre todo si estás sintiendo que tienes o taquicardia o bradicardia, con sus molestos síntomas.
  22. Todo va a depender de la lectura que tengas, si está normal debes quedarte tranquilo, pero si por el contrario ese número aumenta o disminuye, es decir menos o más de 60-100, debes acudir de inmediato a un centro de salud o a un médico.
  23. La más peligrosa es cuando suben demasiado las pulsaciones, es decir de más de 100 pulsaciones por minuto, puede ser que tengas un ataque cardíaco en cualquier momento, por ello se considera la más peligrosa, visualiza qué otros síntomas aparecen.
  24. Es necesario que tengas presente que muchas afecciones pueden acelerar las pulsaciones por minuto, por eso es importante que tengas la posibilidad de mantener la calma cuando sientas que tienes taquicardia para que no te afecte de más.
  25. El especialista es quien debe indicar si necesita una observación en un centro de salud, por lo que es el que diagnostica, evalúa y recomienda así que no debes auto medicarte, porque eso puede mermar más tu salud o tener alguna reacción desfavorable.
  26. Recuerda que algún medicamento debe estar haciendo que las pulsaciones puedan subir, así que ten cuidado con estos y siempre manifiestas las reacciones adversas que sientas ante cualquier nuevo tratamiento para enfermedades como presión arterial alta o diabetes.
  27. Lo normal al sentirte mal en cualquier momento es acostarte, llamar al médico y mantenerte en reposo para que puedas lograr estabilizarte, lo primero que hay que hacer ante una emergencia de taquicardia que no haya sido por emoción.
  28. Un susto, sorpresa, nervios, entre otros sentimientos pueden elevar tus pulsaciones, por eso es importante primero saber la causa de la elevación del ritmo cardíaco, por eso antes de consultar al médico recuerda si esto te ah pasado.

Consejos para medir las pulsaciones por minuto

  • Mantener una dieta balanceada para que no tengas problemas de pulsaciones, obesidad o alguna otra enfermedad.
  • Hacer ejercicios que no sean extremos los cuales puedan ser nocivos para tu salud o aceleren tus pulsaciones demasiado.
  • Recuerda que si tienes un marcapasos por bradicardia, debes llevar la vida con calma además de normal.
  • Disminuir el estrés para evitar recaídas de cualquier tipo.
  • No tomar tratamientos sin el consentimiento del especialista.
  • Evitar el alcohol, el tabaco y hábitos que no sean saludables para que te mantengas con energía y saludable.
  • Evita el sedentarismo caminando, haciendo footing o trotando en las mañanas o en las tardes todos los días.
  • Dejar el estrés y la ansiedad de las actividades a las cuales te dedicas.
  • Evitar los problemas y llevar una vida tranquila cogiendo vacaciones y días de descanso para mantenerte saludable.
  • Descubre más sobre las pulsaciones por minuto y qué nos indican.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.