Cómo practicar tai chi en casa

¿Te gustan las artes marciales? Algunos se han visto en la necesidad de aprender una de estas disciplinas con el fin de defenderse de los abusos que han sufrido por parte de los demás o debido a la inseguridad que reina en el sector o el lugar en donde viven.

Hay quienes lo hacen para mantener una buena condición física, ya que su trabajo o la rutina diaria los empuja a llevar una vida monótona y sedentaria, lo que resulta ser muy perjudicial para la salud a largo plazo.

Otros, han decidido tomar clases de este tipo para cultivar cualidades como el orden, la disciplina, el respeto hacia la naturaleza y hacia el prójimo, la paz interior, el equilibrio emocional, etc., lo cual ha mejorado en gran manera su calidad de vida, al aportarles muchos beneficios a nivel psicológico.

Ahora bien, si estás leyendo este artículo es porque tienes el deseo de aprender una disciplina que puedas practicar en casa. Si ese es el caso, has llegado al lugar indicado. No tienes que buscar respuestas en otro lugar.

tai chi

En esta oportunidad estaremos compartiendo contigo todo lo que necesitas saber a fin de hacer tai chi desde la intimidad y la comodidad de tu casa. Algo que resulta muy práctico para quienes llevan vidas muy ocupadas y no pueden ir hasta un gimnasio para ejercitarse y para los que desean quedarse en casa debido al peligro de contagio de Covid-19.

Pero, ¿sabes lo que es el tai chi? ¿Cómo puedes practicarlo? ¿Qué necesitas para ello? ¿Qué consejos necesitas conocer para ejecutar cada movimiento de forma exitosa y satisfactoria? Durante este artículo estaremos respondiendo estas y otras interrogantes que puedes tener sobre este arte milenario, oriundo del medio oriente. Por eso, sin más preámbulos, comencemos a indagar en este tema. Veámoslo ahora.

Instrucciones para practicar tai chi en casa

tai chi

El tai chi es una de las artes marciales más populares y antiguas en el medio oriente, cuya práctica se ha extendido al mundo entero. Reporta muchos beneficios tanto para el cuerpo como para la mente, sin importar la edad que se tenga. Por otra parte, no es una actividad competitiva y, aunque se realiza a un ritmo lento, cumple con el fin de quemar calorías.

Para hacer tai chi en casa, es importante que sigas los siguientes pasos:

  1. Lo primero que tienes que hacer es el calentamiento. En este caso en particular, lo haces a través de la respiración, para que logres despejar la mente y así mantener el control de ella. Prueba colocándote en una posición en donde tus pies coincidan con el ancho de tus hombros. Pon tu mano unos 5 cm por debajo de tu ombligo y, con cada respiración, empuja suavemente. Al inhalar y exhalar hazlo lentamente.
  2. Luego, relaja cada parte del cuerpo. Ve desde los pies hasta la cabeza. Recorre cada parte de tu cuerpo, incluyendo hasta la yema de tus dedos.
  3. Puesto que uno de los conceptos básicos de esta disciplina es la idea de echar raíces. Imagina que crecen bajo tus pies. Mantente centrado para no perder el equilibrio. Haz esto mientras balanceas tus extremidades.
  4. Varía las posiciones y las posturas guiándote por conceptos básicos, como movimientos cortos, posiciones altas y bajas y brazos oscilantes. Esfuérzate por dominar todos los movimientos para que logres comprender esta filosofía y le saques partido a todos sus beneficios.
  5. En vista de que hay cientos de movimientos que puedes hacer, prueba aquellos que creas que se adaptan mejora tus necesidades, ya que cada uno de ellos aporta algo diferente al cuerpo y la mente.
  6. Si tienes oportunidad, busca un maestro de tai chi para que te enseñe cuáles son los principales movimientos. Puedes buscar en Internet para ver si hay posibilidades de que recibas clases a distancia vía Zoom o a través de otra vía. También, puedes preguntar buscar videos explicativos que te ayuden a desarrollar una rutina de entrenamiento apropiada.
  7. Practícalo al menos unas 12 semanas. Pasado ese tiempo, puedes plantearte si esta disciplina es realmente para ti. Pero no tires la toalla sin al menos haberlo intentado.
  8. Busca un entorno tranquilo, uno en donde no haya distracciones, como el televisor, mucho ruido a alguna otra cosa que te impida concentrarte al 100%.

Movimientos básicos

tai chi

  • Látigo simple: para realizar estos movimientos, tus brazos y manos deben convertirse en una especie de látigo. Una de las dos manos adopta la forma del pico de un ave, mientras que los brazos se despliegan desde los hombros hacia los lados.
  • Alas de grulla blanca: mientras mantienes ambos pies en el suelo, desplaza el peso de tu cuerpo hacia una de las piernas y luego hacia la otra. Al hacer estos movimientos, extiende los brazos en la misma dirección que las piernas.
  • Movimiento verter: separa tus pies y alinéalos con los hombros. Luego, pasa el peso de tu cuerpo de una pierna a otra.
  • Círculos: coloca tus brazos delante de tu cuerpo y haz círculos en el aire con ellos. Después, inténtalo con las piernas. Puedes hacerlo tanto de pie como sentado. Eso sí, asegúrate de hacerlo muy lentamente.
  • Serpiente que repta: aunque sus movimientos son ligeramente diferentes, la idea sigue siendo la misma, que puedas pasar de la posición de pie a una emboscada profunda, es decir, de bíceps femoral, cuidando de hacerlo con mucha gracia.

Ahora que ya sabes lo que tienes que hacer, surge la pregunta sobre lo que necesitas para hacer tai chi en casa.

¿Que necesitas para practicar tai chi en casa?

tai chi

  • Una de las cosas que necesitas hacer es leer algunos libros que se basan en el entendimiento del concepto del chi, así como de su funcionamiento.
  • Inscríbete en una escuela de tai chi. De esta manera tus conocimientos y habilidades dependerán en concreto de las enseñanzas de un único maestro.
  • Practica la respiración. Inhala por la nariz, mientras mantienes tus ojos cerrados y notas qué se mueven.
  • Busca tutoriales de tai chi para principiantes en Internet.
  • Ponte ropa cómoda que te permita realizar los movimientos con libertad.
  • Busca un sitio tranquilo y amplio en donde puedas practicar tai chi sin distracciones, como música, ruidos estridentes, la interrupción de otros, etc. Ten en cuenta que la meditación requiere de un ambiente que sea tranquilo y agradable.

Si pudiste darte cuenta, no es necesaria la utilización de muchos elementos para practicar tai chi. Por eso, no hay excusas para que no lo intentes. Ahora bien, ¿qué otros aspectos debes tener en cuenta para tener éxito en su práctica?

Consejos para practicar tai chi en casa

tai chi

Puesto que hay cientos de estilos de tai chi, elige uno que mejor se adapte a tus necesidades.  Cada uno de ellos tiene un enfoque distinto. Algunos se centran en la salud, mientras que otros, en el arte marcial en sí. De modo que debes tomar una decisión de acuerdo con lo que esperas conseguir.

Entre los 6 estilos más populares están los que se originan de los linajes familiares, como el Chen, Yang, Wu, Fa, entre otros. No obstante, cabe señalar que el estilo Yang es el que goza de mayor popularidad en el ámbito de la salud, mientras que el Chen lleva la delantera en lo que tiene que ver con el arte de la defensa.

Cuando hayas encontrado el estilo correcto para ti, apégate a él y recuerda que no importa cuáles sean las diferencias visuales porque todos comparten la misma filosofía.

Por otra parte, es importante que te asegures que estás físicamente listo para hacer tai chi. En caso de que sufras de problemas en la columna vertebral, de problemas cardíacos, de fracturas en las articulaciones o estés embarazada, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu médico si es posible que realices estos movimientos.

Puesto que en el tai chi se enfatiza la técnica sobre la fuerza, todas las personas, sin importar su edad o fuerza, tienen la oportunidad de dominar este arte, tomando en cuenta que el entrenamiento es de bajo impacto. No obstante, si tienes alguna duda, consulta antes de comenzar a hacer tai chi en casa.

Sus beneficios

tai chi

Algunos de sus beneficios son los siguientes:

  1. Calma la mente. En vista de que está estrechamente relacionado con la respiración, hace posible alcanzar el estado de meditación y reducir los niveles de ansiedad y de estrés.
  2. Ayuda a reducir la tensión arterial.
  3. Combate la presencia de
  4. Alivia los dolores de cabeza y las migrañas, ya que elimina los bloqueos energéticos que originan estos dolores.
  5. Incrementa la fuerza muscular, puesto que el cuerpo está en constante movimiento, los músculos de las piernas y los brazos se endurecen.
  6. Previene la aparición de enfermedades como la artritis.
  7. Disminuye el riesgo de padecer lesiones, ya que la fuerza de los músculos y de las articulaciones aumenta.
  8. Ayuda a mejorar el equilibrio corporal.
  9. Es beneficioso para tratar enfermedades como el asma, en vista de que mejora el sistema respiratorio, gracias a la respiración profunda, la cual aumenta la capacidad pulmonar y la cantidad de oxígeno que entra en el cuerpo.
  10. Reduce los niveles de estrés produciendo una sensación de bienestar.
  11. Fomenta el conocimiento de uno mismo, etc.

A la hora de hacer tai chi, piensa que tu cuerpo de trata de una unidad y muévelo como tal. Cuando quieras que tus brazos vayan hacia delante, empuja tomando como origen las piernas y mueve el torso hacia delante, en lugar de simplemente mover tus brazos.

De esta manera te estarás moviendo desde tu centro, el cual se encuentra ubicado debajo de tu ombligo. Así moverás todo tu cuerpo en dirección de la energía interna que fluye igual que un río.

Que tus movimientos sean lentos y con cierto ritmo. Si sigues al pie de la letra estas recomendaciones, en poco tiempo, te convertirás en todo un experto en el arte del tai chi.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.