Seguro que has oído hablar del yoga en alguna ocasión y sabes que cada vez hay más personas que lo practican, pero el yoga no sólo es una técnica antigua, el yoga también es un estado mental, y una actitud que nos guían hacia un nivel alto de conciencia, de salud y plenitud.

El yoga incluye la meditación, la relajación y la respiración, pero también una actitud amorosa y abierta así como una vida compasiva y generosa.

Se ha demostrado que practicar yoga todos los días es realmente beneficioso para la salud física y mental. Y no hace falta que estés practicándolo durante mucho tiempo, con tan sólo 10 minutos de yoga al día en tu vida notarás grandes diferencias. Ya sabemos que a veces nos cuesta introducir el ejercicio en nuestra rutina, pero introducir el yoga es realmente gratificante.

Si quieres introducir un poco de relajación y de ejercicio en tu rutina diaria a continuación vamos a darte algunos consejos sobre cómo practicar yoga.

Qué se necesita para practicar yoga

Para practicar yoga no necesitas demasiada equipación o productos deportivos. Tan sólo ponte ropa cómoda que te permita moverte libremente y que no te apriete demasiado, por ejemplo unos leggins, una camiseta y un sujetador deportivo en vez de uno convencional si eres mujer, y si eres hombre con unos shorts y una camiseta estarás listo. Para practicar yoga también necesitarás un tapete para yoga o una esterilla. Esto lo encontrarás fácilmente en alguna tienda de deporte, en los centros de estudio de yoga o incluso en tiendas online. No son excesivamente caras y te harán más placentera la práctica.

Por otro lado también hay accesorios para yoga, como pueden ser los bloques para yoga, los cinturones para yoga o cojines grandes o mantas. En un principio no hace falta que te hagas con ellos, pero estos te servirán para mejorar y avanzar en la práctica del yoga.

También es posible que te cueste concentrarte, entonces podrías poner un poco de música muy suave y relajante para que te ayude a liberar la mente.

Si no estás convencido de que el yoga pueda ser para ti te recomiendo que pruebes unos días sin comprarte nada del equipo, con una manta o alfombra de casa puedes apañarte unos pocos días, y una vez que te convenzas de los beneficios del yoga invertir un poco más, al menos en el tapete.

Si te cuesta introducir el yoga en tu rutina diaria lo mejor es que practiques el yoga por las mañanas, así empezarás el día con mayor optimismo, y si no puedes hacerlo entonces llévate el equipo (la ropa) a todas partes, es posible que puedas aprovechar algún tiempo muerto a lo largo del día. A lo mejor en la hora de la comida puedes aprovechas 10 o 15 minutos y ponerte a hacer yoga en un parque cercano al trabajo.

Dónde practicar yoga

Puedes apuntarte en algún gimnasio o estudio de yoga si eres muy principiante o te gustaría que te explicasen, te corrigiesen y estar con más gente.

Otra opción consiste en leer libros de yoga, y usar vídeos instructivos por internet. También hay posibilidades de hacer clases por internet, pero para ello necesitas tener tu webcam conectada para que el profesor pueda guiarte y verte para corregir la postura.

Una vez que aprendas lo básico te resultará sencillo ponerte en casa a practicarlo relajadamente.
Cómo practicar yoga

Qué yoga elijo

Existen distintos estilos de yoga, y aunque todos comparten la misma esencia tienen sus propias características y el trabajo en una función específica, como la armonía, la espiritualidad, el crecimiento interior, mejorar la salud, usarla como terapia física, etc. Aunque lo más normal es iniciarse en el hatha yoga, el cual es el original y se hace físicamente. Se trata de un estilo de yoga pausado y meditativo. Y la mayoría de cuerpos y estados de salud pueden desarrollarlo y obtener sus beneficios, como la relajación o la elevación de energía.

Si tú quieres un estilo un poco más intenso, rápido y físico podrías decantarte por el vinyasa que es un yoga de secuencias fluidas.

No importa el estilo por el que te hayas decidido, lo importante es que empieces por un nivel básico, apto para principiantes.

Preparar la clase de yoga

Para practicar yoga necesitas tu propio espacio. Procura estar en una sala abierta, con espacio, tranquila y sin ruidos o distracciones.

Ten presente que antes de ponerte a hacer yoga debes pensar que ese tiempo es para ti, para liberar la mente y dejar tu vida en pausa. Tu mente debe concentrarse específicamente en lo que estás haciendo y no en otras responsabilidades o asuntos. Este es tu momento y nadie puede molestarte, pues necesitas tener conciencia plena de lo que estás haciendo. Por tanto si tienes hijos es importante que escojas una hora en la que estén durmiendo, haciendo alguna actividad o que alguien los cuide mientras tanto.

Procura esperar dos o tres horas después de haber comido, especialmente si ha sido una comida copiosa.

Antes de empezar, sobre todo al principio es importante que organices tu tiempo. Qué días vas a dedicarle al yoga y a qué horas lo harás y por cuánto tiempo. Además deberías prepararte tu propia guía de ejercicios básicos y también practicar la respiración. Muchas personas opinan que practicar yoga siempre a la misma hora y mismo lugar aporta muchos más beneficios, pues tu cuerpo y tu mente ya relacionan la hora y el lugar con la sesión de yoga.

Practicar yoga por la mañana es una buena opción para empezar el día con energía, así ya no tienes que enfrentarte a las excusas a lo largo del día para no practicarlo. Otra opción interesante es hacer yoga por la noche, ya que algunos estilos de yoga son ideales para relajarse profundamente, lo que es perfecto para ayudarte a dormir.
Cómo practicar yoga

Prácticas y mejoras

Como hemos comentado el yoga es muy beneficioso para la salud, pero sobre todo si se practica a diario, no obstante no deberías agobiarte o armar un escándalo por no poder hacerlo algún que otro día. No te preocupes pues el cuerpo es realmente poderoso y la memoria corporal recordará con facilidad hasta dónde has conseguido llegar anteriormente.

Este artículo te ayudará a practicar Yoga cada día

También es importante que tengas en mente que los cambios y los beneficios tarden un poco en aparecer, pero esto es normal, los cambios muy evidentes no ocurren inmediatamente, pero en poco tiempo te darás cuenta del impacto positivo que comporta la práctica del yoga.

Siempre será mejor dedicarle unos minutos regularmente que esforzarte al máximo un día esporádicamente. Elige las posturas más fáciles para empezar, ve perfeccionándolas y después ve pasando a posturas más complicadas. Siempre que vayas a realizar alguna asana más compleja no debes pensar nunca en que “no puedo hacer esta”. Debemos ir eliminando la mentalidad negativa y dejar que la energía fluya. Sí que puedes hacer todas las posturas, aunque es posible que algunas te lleven un poco más de tiempo que otras.
Cómo practicar yoga

Secuencia de yoga

Siempre deberías comenzar tu práctica del yoga con un poco de meditación y algunos ejercicios de cantos, esto te calmará y centrará tus pensamientos.

Calienta con algunos saludos al sol y luego pasa a realizar ejercicios variados de pie, inversiones, flexiones, puentes y sería recomendable acabar con una Savasana.

Siempre debes acabar con una postura de relajación final.

También podrías alternar durante los días de práctica algunas sesiones fáciles con otras más complicadas.

Con todos estos pasos y consejos seguro que tus dudas sobre cómo practicar yoga han quedado resueltas, ahora sólo queda ¡empezar!

En nuestra categoría principal dedicada al Yoga encontrarás muchos más consejos interesantes

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.