Aunque es cierto que en la variedad está el gusto, muchas personas no están conformes con algunos aspectos de su composición física. Si son flacos, se quejan de su delgadez; si son gordos, entonces quieren perder peso.

Lo mismo ocurre con el cabello, el color de piel, la forma de la nariz y el tamaño. La verdad es que siempre hay algo que les gustaría mejorar o cambiar. Por ese motivo recurren a médicos cirujanos, dietas estrictas, tratamientos estéticos y mil cosas más. Todo para poder sentirse bien consigo mismo.

Claro, esto es importante. No se puede amar a otra si uno no se ama a sí mismo. Influye mucho tu actitud en la vida si tienes una autoestima saludable.

alto

Un problema muy común es el de la estatura. Normalmente, las personas altas no se quejan de su tamaño, pues asocian la altura con elegancia. Pero no ocurre lo mismo en el caso contrario.

 

Las personas que son de escasa estatura son las que más suelen quejarse. Esto también puede deberse a que le dan excesiva importancia a lo que otros opinan. Tarzán de bonsái, Pulgarcito, jinete de perro, son tan solo algunos de los sobrenombres que le acuñan a las personas bajitas.

Y, aunque se piense que no se puede hacer algo para solventar el problema de la estatura, la realidad es que sí se puede remediar la situación. ¡Sí! Como lo lees… Puedes hacer algo para ser más alto.

Si estabas buscando qué hacer con este particular, tenemos soluciones para ti. Por eso este artículo está imperdible. Aquí encontrarás las respuestas que tanto has buscado. Incluso, podrías ayudar a otros que se ven afectados por los comentarios hirientes de los demás.

Ya no tienes por qué soportar más chistes crueles sobre tu estatura. Veamos…

Instrucciones para ser más alto

Antes de comenzar, es importante que tengas en cuenta que existen diferentes factores que determinan cuánto creceremos. Uno de ellos, quizás el más importante, es el factor genético. Si tus padres son altos los dos, es mucho más probable que puedas desarrollar una gran estatura.

Por otra parte, tu dieta, rutina de ejercicio y la cantidad de horas que duermes también juegan un papel fundamental. Si llevas una vida sedentaria, tus posibilidades de crecer disminuirán. Y, aunque es cierto que no hay pruebas que afirmen que se puede crecer después de la pubertad, sí puedes lograr que tu organismo repare tejidos, alargue los músculos y fortalezca tus huesos.

Sabiendo esto, podemos decir que lo primero que debes vigilar es la alimentación. Una dieta balanceada es la garantía de un buen crecimiento. Es importante que incluyas en ellas alimentos que sean ricos en estos nutrientes: calcio, hierro, fósforo, proteínas, hidratos de carbono y vitaminas, ya que estos marcan el crecimiento corporal.

Por ejemplo, los alimentos ricos en calcio son los llamados “lácteos” como la leche, el queso, el yogurt y los vegetales de hojas verdes. El cuerpo humano tiene la capacidad de almacenar el 99% del calcio para ayudar a fortalecer los dientes y los huesos. Por eso, no te vendría nada mal tomarte tu vaso de leche diario.

Por otra parte, las vitaminas son fundamentales. A fin de incluirlas en tu dieta, deberás consumir alimentos cítricos, ya que son una rica fuente de vitamina C.

La vitamina A, la hallamos en las verduras, la B en los yogures, carnes rojas y la leche; la E en el aceite de oliva y la D en el pescado y el huevo.

No debes olvidar que el descanso es importante. Cuando duermes, la hipófisis se encarga de segregar la hormona del crecimiento. De ahí que debas hacer un alto en tus actividades diarias para descansar y poder tener un sueño reparador durante la noche.

alto

Aunado a esta rutina, está el ejercicio. Este te ayudará a tonificar y fortalecer los músculos, además, durante el proceso, también se encarga de liberar la hormona del crecimiento.

Pero, ¿qué ejercicios puedes incluir?… ¿La variedad, frecuencia y estilo tienen alguna importancia? ¿Cómo debe ser tu rutina? De eso estaremos hablando a continuación. Por ello, te recomendamos que no dejes de leer el siguiente subtítulo el cual te será de mucha utilidad para siempre.

¿Que necesitas para ser más alto?

Como ya lo señalamos, el ejercicio es esencial. Sin embargo, no todos los ejercicios aportan el mismo resultado. Hay ejercicios destinados a la producción de músculos; otros, al fortalecimiento de los mismos, etc.

El día de hoy te estaremos recomendando aquellos que te ayudarán a ser más alto y lograr tu objetivo en la vida.

  • La natación: Siempre se ha dicho que este es un deporte completo y es así. Ya que te permite usar tus piernas, brazos y cuerpo al máximo, favoreciendo el desarrollo muscular.

alto

Si bien es cierto que hay varios estilos de nado, el ideal para el crecimiento es el estilo de pecho. El hecho de que este ejercicio se haga en el agua ayuda a estirar tu cuerpo al máximo porque no tienes que luchar contra la gravedad. Tu cuerpo puede expandirse cuanto sea posible.

  • El basquetbol: Este es uno de los deportes más recomendados en el caso de las personas que desean crecer un poco más. Ya que el constante estiramiento producido en los saltos para encestar, estimula la glándula pituitaria, una de las principales responsables de producir la hormona del crecimiento.
  • El ciclismo: Por un lado es fácil de hacer y de bajo impacto, por otro lado, no solo aumentará tu fuerza sino también tu flexibilidad. Ayuda a aumentar tu estatura porque mejora la movilidad de tus articulaciones, te brinda una buena postura y optimiza tu coordinación.
  • El yoga: Se recomienda que practiques esta actividad a diario. Hacerlo puede ayudarte a mejorar tu flexibilidad, te da más fuerza muscular y te aporta una mejor postura.

Sin hablar de que aumenta tu flujo sanguíneo, mejorando tu sistema inmunológico y reduciendo el nivel de azúcar en la sangre, lo cual tendrá un efecto muy positivo en tu vida.

  • Ejercicios de Pilates: Este método de entrenamiento maximiza tu altura al corregir tu postura, te da fortaleza y ayuda a tu cuerpo a resistir el efecto de la gravedad con facilidad.

Claro, no es necesario que practiques todo a la vez. Puedes escoger que disciplina aplicar. Escoge aquella con la que te sientas más cómodo. Recuerda que la intensidad, la constancia y el esfuerzo son la clave para ser más alto.

Quizás al principio te cueste ser disciplinado con la rutina que has seleccionado. Sin embargo, no te apresures a tirar la toalla. Necesitas hacerte un horario y apegarte a él.

Consejos para ser más alto

En Internet podemos encontrar buenos consejos para poder ser más altos. Pero hay que ser conscientes que también podemos encontrar recomendaciones que, en vez de ayudarnos, nos pueden perjudicar.

De ahí que tengas que desarrollar tu capacidad de pensar para poder seleccionar la mejor opción para ti. Una que no afecte tu salud ni calidad de vida.

Algunos de los procedimientos poco recomendados son las milagrosas pastillas del crecimiento, cuyos ingredientes no se especifican claramente. También están las inyecciones o algún otro procedimiento invasivo para tu cuerpo.

Estos son solo algunos de los muchos métodos, sistemas, productos y herramientas que encontrarás en las redes. De hecho, puede que estén respaldados por testimonios “reales” de personas. Sin embargo, no te dejes embaucar.

Si las recomendaciones no son métodos naturales, piénsalo dos veces antes de llevarlas a la práctica. Toma en cuenta que las consecuencias podrían no valer la pena. Pregúntate si estás dispuesto a asumir un riesgo tan grande por unos centímetros más de estatura.

El crecimiento normal se ve afectado cuando la hipófisis no produce la suficiente cantidad de la hormona del crecimiento. Esa es la razón por la que algunos están por debajo de la estatura promedio de la persona, considerando el sexo y la edad, factores que son determinantes.

En ese caso, lo más recomendable es hacerte algunos exámenes para determinar la deficiencia exacta de la hormona. Si el médico lo considera necesario, te recetará algunas inyecciones de esta hormona. Pero recuerda que debes consultar si el tratamiento es seguro y asegúrate de no exceder la dosis prescrita.

Evita caer en la tentación de automedicarte. Los médicos han invertido gran cantidad de tiempo al estudio del ser humano y, por tanto, están en la capacidad de recomendar un tratamiento médico. No pases por encima de dicha experiencia.

Si en tu rutina diaria incluyes una dieta balanceada rica en vitaminas y calcio, haces ejercicio al menos unos 30 minutos al día y descansas lo suficiente, podrás tener la certeza de que serás más alto, ya que sí es posible aumentar la estatura después de la pubertad, solo que requiere mayor esfuerzo porque no es la tendencia natural hacerlo.

Rechaza los métodos y tratamientos que no sean de fiar. No expongas tu salud. Tampoco los recomiendes a otras personas. Aplica estos consejos y sé feliz en la vida siendo unos centímetros más alto.

 

¿Te ha gustado?