Para nosotros ser más flexible es muy importante, ya que muchas veces nos mantenemos en una vida tan sedentaria que cuando nos vemos en la necesidad de movernos y estirarnos nos resulta doloroso, desagradable y difícil de hacer.

Mientras más mayores seamos más rígido se pondrán nuestros tendones y articulaciones en general, por este motivo a lo largo de nuestra vida, debemos mantener un buen estado de flexibilidad, todos nacemos flexibles, pero la falta de actividad hace que nos pongamos rígidos y perdamos esta flexibilidad.

La flexibilidad no sólo es necesaria para aquellos quienes se dedican a las acrobacias, a la danza, o a las artes marciales, es necesario ser más flexible a lo largo de nuestra vida,  para que cuando lleguemos a un edad avanzada podamos mantenernos activos y en buen estado.

Si no mantenemos un buen estado de flexibilidad durante nuestra juventud y madurez, al llegar a una edad más avanzada resultará más difícil para nosotros ejecutar ciertos movimientos comunes. Por este motivo debemos buscar la manera de ser flexibles y mantener esta agilidad a lo largo de toda nuestra vida.

Si quieres ser más flexible, hay muchos métodos que te ayudarán, te mostraremos algunas de las maneras que te ayudarán a ser más flexible día con día.

¿Que necesitas para ser más flexible?

  • Estirarse

Instrucciones para ser más flexible

  1. Lo primero que debes tener en mente es que para ser más flexible tienes que mantener tu cuerpo en movimiento, y eso no solo quiere decir caminar o hacer el aseo, sino todos tus músculos. Comienza por hacer calistenia, para hacer esto salta mientras abres las piernas y ciérralas al bajar, también abre tus brazos mientras saltas. Cuando sientas que tus piernas ya están calientes podrás estirarte.
  2. Nunca debes hacer ejercicios de estiramiento sin antes haber calentado tus músculos pues esto podría terminar en un desgarre muscular severo.
  3. Dependiendo de que parte de nuestro cuerpo queremos que sea más flexible, es la que entrenaremos con mayor frecuencia, pero debemos ejercitar todo nuestro cuerpo. Si deseas tener unas piernas más flexibles, siéntate en el suelo con las piernas abiertas y ve bajando de a poco a poco tu torso, sentirás como se estiran los tendones de tus piernas.
  4. En caso de que esto sea muy doloroso para ti, entonces sólo haz el mismo movimiento pero juntando tus pies y llevando los cerca de tu pelvis, luego baja el torso de poco a poco. Haz este ejercicio durante cinco minutos.
  5. Para tener una espalda más flexible comenzaremos con estar de pie y mantener las piernas lo más rectas posibles, luego bajaremos la espalda de poco a poco encorvándola tratando de tocar nuestras rodillas con la cabeza. Haremos cinco repeticiones de este movimiento.
  6. Para tener unos brazos más flexibles estirarás tu brazo tratando de llevarlo hacia tu hombro contrario, para esto usarás el otro antebrazo. Repite este movimiento cinco veces con cada brazo
  7. Direcciona tus brazos hacia atrás y entrelaza los dedos de las manos, con las piernas rectas agacha tu torso como en el movimiento anterior de espalda, pero esta vez levanta tus brazos hacia atrás manteniendo los rectos, como si quisieras llevarlos hacia tu cabeza. Esto dará la flexibilidad en la espalda y los brazos.
  8. Visita nuestra categoría de ejercicios cardiovasculares y footing para aprender más sobre la práctica correcta de este deporte después de haber realizado los estiramientos oportunos.

Consejos para ser más flexible

  • Puedes practicar artes marciales, gimnasia, pilates o yoga para adquirir flexibilidad y agilidad.

 

¿Te ha gustado?
213 usuarios han opinado y a un 82,63% le ha gustado.