Cómo ser más veloz

Los atletas y deportistas se encuentran en constante entrenamiento, ya sea que se aproxime una competencia o no. Lo hacen para contar con una mejor condición física al momento que se requiera y así poder conseguir una nueva marca personal.

Para muchos de ellos, sus mayores rivales son ellos mismos y, por lo tanto, se esfuerzan por mejorar su tiempo, resistencia, fuerza, agilidad, dependiendo de cuál sea el campo en el que se desenvuelvan.

El que puedan obtener una nueva marca personal o no, dependerá mucho de lo disciplinado que sean, así como del empeño que pongan en su entrenamiento y de los ejercicios que componen su rutina diaria.

Si sientes que tu progreso ha quedado estancado, es probable que tengas que revisar tu entrenamiento para ajustarlo y hacer las mejoras que sean necesarias de acuerdo con tus circunstancias actuales.

Si eres corredor o practicas algún deporte en donde sea necesario desplazarse a grandes distancias, como es el caso del fútbol, de seguro tendrás mucho interés en ser más veloz. Esto te dará la posibilidad de sumar muchas victorias más a tu repertorio personal y conseguirás la gloria.

No obstante, para llegar a ser un atleta o un deportista veloz, también debes trabajar en función de mejorar otros aspectos complementarios, como la resistencia, la fuerza y la agilidad.

Esta tarea puede parecerte más complicada de lo que realmente es, pero no tienes de qué preocuparte. En este post estaré compartiendo contigo algunas recomendaciones prácticas que te ayudarán a ser más veloz y, por consiguiente, mejorar tu tiempo.

Al implementar estas recomendaciones en tu entrenamiento, de forma regular, es probable que llegues a observar que se producen mejoras en tu rendimiento. Asimismo, debes hacerlo teniendo en cuenta cuáles son tus mejores habilidades y tus debilidades más notorias para saber dónde enfocarte.

Instrucciones para ser más veloz

En ocasiones, no resulta fácil poder salir de una marca concreta. Algo que puede ayudarte es lo siguiente:

  1. Entrenar menos días llevando un ritmo más suave. Esto es ideal si lo que quieres mejorar es tu nivel de resistencia. Cuando entrenas a un ritmo que sea cómodo para ti, logras potenciar tu fuerza aeróbica y ayuda al cuerpo para que el oxigeno llegue a los músculos con más facilidad. Así mejorarás tu tiempo sin importar cuál sea la distancia que recorras.
  2. Realiza trabajos de fuerza. Erróneamente podrías llegar a pensar que para ser más veloz debes correr más kilómetros. Pero la verdad es que lo que necesitas es trabajar tus músculos y esto lo logras con ejercicios de fuerza. Al hacer pesas, o algún ejercicio similar, aprovecharás de manera más efectiva tus entrenamientos, tus músculos se recuperarán mejor y reducirás el riesgo de sufrir alguna lesión durante la carrera.
  3. Hidrátate más. No estar bien hidratado puede ser muy perjudicial, ya que provoca lesiones a largo plazo, como es el caso de las contracturas. La recomendación es que bebas de 2 a 3 litros de agua durante todo el día. Asimismo, parte de ese líquido debe estar conformado por bebidas isotónicas para que recuperes tu fuerza.
  4. Procura entrenar de manera fraccionada. Si lo que buscas es mejorar tu marca personal, entonces es importante que cambies tanto de circuito como de ritmo. No es recomendable que el cuerpo se acostumbre a entrenar siempre en la misma pista o en el mismo asfalto. De ahí la importancia de correr por el campo o en senderos.

Por otra parte, al entrenar en series podrás variar el ritmo de intensidad y aumentar la potencia aeróbica.

¿Que necesitas para ser más veloz?

Para llegar a ser más veloz también vas a necesitar hacer lo siguiente:

  • Correr subiendo cuestas. Esta es una excelente alternativa para fortalecer tus piernas, en especial durante las primeras semanas de entrenamiento. De esta manera lograrás potenciar tu trabajo muscular. A fin de realizarlo se recomienda intercalar las cuestas más suaves con las que son más exigentes. Por supuesto, nunca debes olvidar realizar antes una buena rutina de calentamiento.
  • Practica otro tipo de deportes. Bien es cierto que correr podría terminar siendo adictivo, te será de mucha utilidad el combinarlo con otros deportes. Por ejemplo, hacer rutas en una bicicleta, nadar, etc. Al hacerlo, estarás compensando los grupos musculares que, por lo general, no trabajas cuando corres. Además, reduces, de manera significativa, el riesgo de llegar a sufrir lesiones y supone un cambio de mucho beneficio a nivel psicológico.
  • Come de manera sana y variada. De hecho, podría decirse que este es el pilar fundamental de cualquier deportista, sin importar el deporte que practique. En el caso de los corredores que se preparan para participar en maratones, deben esforzarse por regirse por una dieta que sea sana y variada, con la finalidad de poder conseguir todos los nutrientes que su cuerpo necesita.

De hecho, puede que sea necesario tomar algunos suplementos que contengan aminoácidos y hierro para que evites llegar a desarrollar anemia.

Consejos para ser más veloz

Correr una mayor distancia no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana. No es lo que se recomienda. Lo ideal es que incrementes solo el 10% de la distancia que has corrido por semana.

Por ejemplo, si acostumbras correr unos 5 kilómetros, pero deseas participar en una competencia que exige correr 10, lo que debes hacer es ir aumentando la distancia un 10%. Es decir, 500 metros más y, por consiguiente, el próximo fin de semana correr 5.5 kilómetros, y así sucesivamente.

Incrementar la distancia de manera gradual hará que tu cuerpo la asimile con mayor facilidad. Además, te recuperarás más rápido y estará listo para correr un poco más el próximo fin de semana.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.