Ser portero de fútbol es el sueño de muchos chavales jóvenes que sueñan con hacerse un hueco en primera división, sin embargo, no es un sueño fácil que digamos.

Para empezar, tenemos que explicar lo que ser un portero de fútbol Un portero de fútbol es un jugador que se encarga de intentar que el balón no se cuele en la portería y así lograr evitar que el rival nos marque goles.

Como tal, es el jugador más defensivo de todo el equipo y uno de los más importantes, ya que es el único jugador con el cual es obligatorio jugar(en caso de expulsión del portero hay que sustituir a otro jugador y sacar al portero suplente o poner a un jugador de campo de portero).

Un portero es un jugador que tiene que tener unas buenas cualidades tanto de reflejos como de colocación, salto y agilidad, habilidades que por suerte pueden ser adquiridas. Muchas veces la razón de ser portero es que no se es muy hábil como jugador de campo, pero hay veces que es realmente vocacional.

Si quieres aprender a ser un buen portero de fútbol, estás en el jugar correcto, es decir, en la sección de deporte de doncomos.com donde te voy a enseñar paso a paso cómo ser un buen portero de fútbol.

¿Que necesitas para ser portero de fútbol?

  • Guantes de portero.
  • Botas de fútbol.
  • Espinilleras.
  • Ganas de trabajar.
  • Un jugador de campo para practicar.
  • Cuanto más joven seas mejor.

Instrucciones para ser portero de fútbol

  1. Reflejos:
    Como el portero es el único jugador que tiene opción de usar las manos, también es el jugador que más necesita los reflejos para poder jugar correctamente. Tener unos buenos reflejos te va a permitir atajar balones que te vengan por sorpresa y tener una mayor capacidad de reacción a los imprevistos. Los reflejos mejoran con la práctica pero se pierden con la edad(ahí una de las razones del reciente bajón de Casillas), para practicarlos la mejor manera es obviamente jugar al fútbol mucho y que te tiren muchos tiros, pero también hay otras formas como por ejemplo jugar a otros deportes donde primen más los reflejos como el tenis o practicar deportes de contacto como el karate para mejorarlos.
    Cómo ser portero de fútbol
  2. Colocación:
    Otro aspecto crucial para ser portero de fútbol es la colocación, ya que saber colocarte deportivamente hablando te va a permitir anticiparte a los movimientos del rival y a la vez cubrir la mayor cantidad de espacio posible con tu cuerpo. La única manera de colocarse bien es practicar mucho, jugar mucho y observar a los porteros de élite en los partidos. Si te fijas bien, ellos suelen intentar colocarse en una línea recta con el balón, pero sin descuidar los ángulos. Cuando están en uno contra uno salen, pero salen cuando toca, a sorprender al rival y no salen a destiempo. Por esta razón, los porteros que suelen triunfar suelen ser porteros muy grandes y corpulentos.
    Cómo ser portero de fútbol
  3. Agilidad:
    Un portero además de tener reflejos tiene que ser rápido, ya que tiene que aprender a lanzarse rápido a por el balón. Además tienen que aprender a levantarse rápidamente y volver a colocarse cuando se han tirado a pararse. Aquí la mejor manera es entrenar el cambio de posición, es decir, intentar tirarte al suelo y levantarte con la mayor rapidez posible. Puedes hacerte un circuito en tu casa, en el cual tengas que pasar de un lado a otro en diferentes posiciones en un corto período de tiempo.
    Cómo ser portero de fútbol
  4. Mentalidad:
    Muchos futbolistas que llegan a profesionales dicen que la diferencia entre un futbolista balón de oro y un futbolista promedio es la actitud y la confianza. Para ser portero, es más crucial todavía ya que un portero con la confianza baja puede parar menos balones y por lo tanto, crear un círculo vicioso de críticas de la afición y bajones de rendimiento(otra de las causas del bajón de Casillas). Para ello, debes tener constancia, entrega, entrenar muchas horas y tratar de mejorar, intentando levantarte cuando haces un mal partido y mejorando tus errores.
    Cómo ser portero de fútbol

Consejos para ser portero de fútbol

  • Jugar en un equipo: Si tienes más de 19 años, ya tu tiempo de categorías inferiores ha acabado, sin embargo, todavía podrías llegar a jugar en un equipo. Busca el equipo de tu ciudad que esté en una división regional y habla con el entrenador acerca de ingresar en el equipo. Intenta que te tomen enserio y trata de que te hagan algún tipo de pruebas. Si el equipo te dice que no, sigue entrenando y prueba en otro equipo hasta que te cojan.  Al principio empezarás como portero suplente, pero ya tendrás la oportunidad de entrenar en un equipo y poder pulir tus habilidades. Quien sabe, igual acabas jugando en primera división.
¿Te ha gustado?
56 usuarios han opinado y a un 98,21% le ha gustado.