Cuando se está luchando contra la pérdida de peso corporal, los principales factores que intervienen son: establecerse una serie de ejercicios físicos y una dieta balanceada integrada por múltiples nutrientes, vitaminas y fibras. Además, influye la motivación que tenga la persona, lo que hará que se esfuerce al máximo sin perjudicarse.

Sin embargo, las dietas se establecen de acuerdo a la grasa abdominal que se tiene, recordemos, todos los cuerpos y organismos son completamente diferentes y no presentan los mismos requerimientos. Entonces, la grasa del vientre suele ser la más compleja de quemar, pues, llega a posicionarse alrededor de la cintura formándonos los odiados «cauchitos» o «llantas».

En el caso de las mujeres, la grasa abdominal suele ser un factor que les afecta la autoestima; las mantiene frente a un espejo juzgándose esa zona. Sin contar, que las aleja de la vestimenta que quieren utilizar, pues, se sienten cohibidas a usar un determinado atuendo pensando en las miradas o críticas que atraerán. Por ello, anhelan tener el abdomen plano, para sentirse más cómodas y utilizar lo que deseen.

Muchas personas cuando se plantean la pregunta: ¿Cómo tener el abdomen plano?, suelen emplear estrategias inadecuadas que por supuesto, no le generan ningún resultado, solo, exponer su salud. Usualmente, la principal causa recae en la publicidad engañosa que podemos observar en las vallas que adornan las calles, los folletos que nos entregan al caminar, y por supuesto, los fragmentos televisivos que prometen resultados a cambio de precios exagerados y sin la supervisión de un especialista. Uno de los objetos más comentados en los canales de la comunicación, son los «aparatos reductores de abdomen» o «cremas milagrosas», que prometen el abdomen perfecto sin ningún esfuerzo y de manera inmediata.

De allí, las personas siguen esas vías fáciles pensando que las llevarán a reducir la grasa acumulada en el abdomen, cuando no es cierto. Los expertos en el tema, indican que la grasa abdominal no llega a eliminarse por completo, puede quemarse en gran parte, pero, siempre tendremos un poco de grasa en esta zona, que no se note es otra cosa, pero, allí está. Entonces, reducir la grasa abdominal es relativamente sencillo y económico, sin embargo, debes tener paciencia, porque no es algo que se logra de la noche a la mañana; requiere un gran tiempo de constancia y perseverancia. Olvídate de las pastillas y las cremas milagrosas, solo estás perdiendo dinero. Aquí, te enseñamos «¡Cómo tener el abdomen plano!»

¿Que necesitas para tener el abdomen plano?

  • Ganas
  • Tabla de ejercicios

Instrucciones para tener el abdomen plano

Lograr un abdomen tonificado no es tan complicado como tú crees. Primeramente, debes considerar que la base de toda pérdida de peso corporal o grasa, implica el establecer una alimentación saludable combinada con una serie de ejercicios físicos. Ambos factores deben ser constantes, no puedes descuidarlos por intervalos prolongados, sino, estarías perdiendo el avance que llevas hasta ese momento. Entonces:

  1. Establece los objetivos: por supuesto, sabemos que el principal es lograr un abdomen tonificado. Pero, para ello, debes evaluar y considerar ciertos factores. Primeramente, ve con un especialista para medir tu porcentaje de grasa, de allí, sabrás cuál es el número a vencer.
  2. Programa de ejercicios físicos: una vez conozcas el número a vencer, puedes planificar con un instructor cuáles son los ejercicios idóneos para quemar la grasa y llegar al abdomen deseado. Él, te asesorará. Sin embargo, puedes incluir ejercicios aeróbicos con actividades del día a día, es decir, correr, nadar, bailar, bicicleta, entre otros.
  3. Sé paciente, constante y perseverante: ya lo hemos mencionado, perder la grasa abdominal que tanto te aqueja, no se logra de la noche a la mañana como lo prometen los aparatos reductores y las cremas. Debes ser paciente, constante y perseverante. Lucha por el objetivo que te planteaste, ¿Te llevará tiempo? ¡SÍ! Pero, al final obtendrás el resultado deseado, y esa, debe de ser tu principal motivación.
  4. Controla tus alimentos: establece una dieta balanceada, olvídate de los azúcares, de la comida chatarra y de las bebidas gaseosas o energéticas; todas, incluyen calorías vacías que se alojan en diferentes partes de tu cuerpo, especialmente, alrededor de la cintura, zona que queremos definir. Por tanto, ingiere abundante agua, consume muchas verduras, fibras y proteínas, basa tu alimentación en productos naturales u orgánicos, evita los industrializados; suelen perder muchas propiedades durante el proceso.

A continuación, te presentamos unos sencillos ejercicios que te ayudarán a lograr el objetivo planteado, desde la comodidad de tu casa:

  1. Plancha o abdominales: mantén tu cuerpo en posición horizontal, apóyate en los codos y dedos de los pies. El cuerpo debe permanecer en línea recta. Así, lleva tu pecho al suelo sin tocarlo totalmente, y retomas la posición inicial. Repite la seguidilla diez veces, como mínimo. Y acelera el proceso a medida que vas tomando ritmo.
  2. Levantamiento de torso: acuéstate en línea recta en el suelo, luego siéntate y mantén los brazos estirados hacia adelante, contrae los músculos del abdomen lo más que puedas, y repite el ejercicio. Realízalo diez veces, como mínimo.
  3. Elevación de piernas: acuéstate boca arriba, coloca los brazos en la zona lumbar y mantén las piernas juntas y estiradas. Poco a poco, comienza a elevarlas mientras ejerces presión en el abdomen, la que tú toleres. Mantenlas elevadas durante unos minutos, sin perder la postura recta del resto del cuerpo. Bájalas lentamente, y repite.
  4. Estiramientos abdominales: con este ejercicio, cierra tu rutina. Pues, le permitirá a tu cuerpo reponerse de la actividad de gran intensidad que acabas de realizar. Por tanto, acuéstate boca abajo, totalmente recta y las manos apoyadas en el suelo. Levanta los brazos, de manera de que la parte delantera de tu cuerpo (dorso) se eleve hacia atrás mientras tú contraes el abdomen. Repite lentamente, diez veces.

Consejos para tener el abdomen plano

Una vez que te has determinado a tonificar tu abdomen, es importante que tomes una serie de consejos que te serán de gran utilidad a la hora de preguntarte: «¿Cómo tener el abdomen plano?»

  1. Puedes utilizar una colchoneta para sentirte más cómodo a la hora de realizar los ejercicios en el suelo.
  2. Utiliza ropa cómoda.
  3. Mantén la hidratación.
  4. No te exijas más de lo que puedes dar, sé paciente, tu cuerpo necesita adaptarse a los ejercicios físicos. Luego, tu resistencia aumentará.
  5. La velocidad y fuerza que agregas a cada ejercicio, irá aumentando conforme tu ritmo acelere. No te presiones.
  6. Acompaña tu rutina de ejercicios, por la música que más te guste. Hará que el momento sea grato.
  7. No consumas pastillas ni cremas para reducir la grasa del abdomen, no son eficaces y expones tu salud. Siempre, consulta a un médico especialista en el área. No te auto mediques ni caigas en publicidades engañosas.
  8. Ve integrando más ejercicios a tu rutina, conforme tu cuerpo se va adaptando a la actividad física.
  9. Dedica mínimo 45 minutos diarios a practicar una actividad física, especialmente, aquellas que te ayudarán a reducir la grasa abdominal.
  10. Los ejercicios que te mencionamos anteriormente, son solo algunos de los muchos que puedes realizar para luchar con la grasa abdominal.
  11. Recuerda practicar ejercicios de calentamiento antes de realizar los ejercicios abdominales. Puedes trotar o correr por diez minutos. Estira tus brazos y piernas, para evitar dolores posteriores.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.