Cómo trabajar la resistencia en fútbol

El fútbol es el deporte rey, seguido por millones de personas en todo el planeta que buscan saber cómo escoger una pelota apropiada y cómo aprender a jugar a fútbol. Este deporte contempla diferentes aspectos que se deben entrenar para poder llegar a conseguir los mejores resultados sobre el terreno de juego. Entre ellos se encuentra uno de los que te vamos a hablar en esta ocasión; y es cómo trabajar la resistencia en fútbol.

Qué es la resistencia en fútbol

En primer lugar hay que tener en cuenta que la resistencia en fútbol se entiende como una capacidad que permite el soporte psicológico y físico de una carga de trabajo, a una intensidad que varía y durante un periodo de tiempo, manteniendo un nivel de rendimiento óptimo, además de garantizar una rápida recuperación.

Se trata de una capacidad compleja en la que interviene tanto una economía de movimiento como capacidades de velocidad, fuerza y esfuerzo. A través de la resistencia conseguimos una mayor tolerancia al entrenamiento y una mayor capacidad para hacer frente a la fatiga al tiempo que se acelera la recuperación. De esta manera, se debe tener en cuenta que es muy importante trabajar sobre ella para poder conseguir los mejores resultados sobre el terreno de juego.

¿Por qué la resistencia es una cualidad importante?

El fútbol es un deporte que se juega en todo el mundo y que hace que los jugadores tengan que tener diferentes habilidades tácticas, técnicas y físicas para poder alcanzar el éxito. Si se sabe cómo trabajar la resistencia en fútbol se conseguirá lograr que un jugador participe durante una mayor cantidad de tiempo con mayor intensidad; y esto se debe a que logra mejorar su capacidad física.

Además, de esta manera  el futbolista compensará la disminución de energía, mejorando la recuperación tanto en partidos como en entrenamientos. Por otro lado, hay que saber que el entreno de la resistencia reduce el riesgo de sufrir lesiones al tiempo que mejora la salud. Asimismo, el futbolista también está mejor preparado psicológicamente para afrontar grandes esfuerzos.

A todo ello hay que sumar que el trabajo de la resistencia reduce el número de errores, mientras que también disfrutará de una capacidad de reacción más rápida.

Cómo trabajar la resistencia en el fútbol

El entrenamiento de resistencia en intervalos con una intensidad del 90-95% de la frecuencia cardíaca máxima en series de entre tres y ocho minutos es muy eficaz para desarrollar la resistencia y mejorar el rendimiento en un partido de fútbol.

El entrenamiento de resistencia de jugadores de fútbol debería realizarse usando el balón, ya que de esta manera se podría asemejar más al juego. El circuito es una de las maneras más habituales y eficaces de poder trabajar la resistencia.

El uso de un método integral que abarque las diferentes cuestiones vinculadas con la resistencia deberá tratar de alcanzar estos objetivos:

  • Mejorar la resistencia aeróbica específica. A través de tareas que incluyan momentos que exijan de una forma parecida las demandas tanto técnicas como físicas de la competición.
  • Mejora del consumo de oxígeno. Se consigue mediante actividades con balón en las que haya una intensidad superior a los 170 l/min; y esto conseguirá que se incremente el umbral de lactato.
  • Mejora de la técnica. Este objetivo se persigue sobre todo en el caso de jugadores en formación, en edades menores.
  • Aumento de la motivación de los jugadores al llevar a cabo sesiones de trabajo aeróbico, evitando así que se realicen de una manera tradicional que puede resultar monótono para los jugadores.

Cómo medir la resistencia de los jugadores

Al hablar de medir la resistencia de los jugadores podemos optar por dos opciones:

Medios no estandarizados

El entrenador se encarga de crear sus propios instrumentos de diagnóstico y control, para lo cual deberá basarse en gran parte en la toma de datos y la observación. Se tienen en cuenta:

  • Estado subjetivo del jugador
  • Frecuencia cardíaca tanto antes como durante como después del esfuerzo.
  • Tiempo invertido en el esfuerzo.
  • Recuperación.
  • Reacciones ante el esfuerzo y otros signos que puedan apreciarse en el jugador.

Medios estandarizados

Además de los anteriores, hay diferentes test que se utilizan para medir la resistencia de un futbolista. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Test de Cooper. El objetivo principal del test de Cooper es evaluar el desarrollo del fondo general de los deportistas. El resultado se expresa en ml/Kg/min como unidad del VO2máx.
  • Test kilómetro. En este caso se valora la resistencia aeróbica o aeróbica-anaeróbica. Consiste en recorrer la distancia de un kilómetro, o la distancia que corresponda, en el menor tiempo posible, anotando el tiempo invertido.
  • Course Navette. Este test se encarga de valorar la potencia aeróbica máxima. Consiste en correr durante 20 metros al ritmo de un magnetófono. El test comienza con un ritmo de carrera de 8 km/h e incrementa la velocidad en cada minuto.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.