Para muchas mujeres el embarazo supone detenerse en las actividades deportivas o al menos tener que bajar el ritmo de entrenamiento, esto es normal porque la prioridad la tiene el hijo que se está gestando y surgen muchas preguntas, inseguridades y miedos que hacen que el deporte quede en un segundo plano. Una vez nacido el bebé, se pueden retomar los entrenamientos, pero es necesario saber cómo.  Tanto durante  el embarazo como después del parto la mujer debe bajar el ritmo del entrenamiento y llegar al nivel habitual llevará un cierto tiempo que en gran medida dependerá de cada mujer.

El embarazo y el parto suponen un desajuste hormonal muy grande que afecta al todo el organismo , y por ello es necesario saber avanzar poco a poco en lo que a actividad deportiva se refiere.

En este artículo te daremos algunos consejos para que sepas cómo volver a entrenar después del parto.

¿Que necesitas para volver a entrenar después del parto?

  • Paciencia para volver al ritmo habitual
  • Hacer caminatas
  • Hacer abdominales
  • Bicicleta  o elíptica
  • Aeróbicos

Instrucciones para volver a entrenar después del parto

  1. Después del parto el organismo debe adaptarse nuevamente  a la actividad  y esto debe ser de manera lenta y suave. Se puede comenzar con paseos, caminatas cortas, algo de natación, pero evitando los sobre esfuerzos. Para nada es recomendable realizar entrenamiento con pesos y cargas. La recomendación básica es la paciencia. No vamos a recuperar nuestra forma física ni nuestro ritmo de entrenamiento en poco tiempo.
  2. En los primeros días después del parto, la única actividad física recomendable son las caminatas ligeras. En todo caso, y siempre tras la autorización del médico, podemos comenzar a hacer algo de natación muy suave.
  3. Para volver a entrenar después del parto son muy importantes los plazos, aunque nos parezca que todo transcurre lentamente, hemos de cumplirlos. Dos meses después del alumbramiento, tendremos que hacer ejercicios más intensos para reforzar los músculos de los muslos y de la cintura, los que más tonificación han perdido durante el embarazo. Este tipo de actividad debe durar un mes aproximadamente.
  4. Ya en el segundo mes es importante que los órganos vuelvan a su sitio, y para ello es necesario que fortalezcamos la zona interna de la pelvis. Una manera de lograrlo es haciendo abdominales que fortalezcan la zona pélvica interna. También se puede empezar a fortalecer las piernas.
  5. Una vez hayamos fortalecido la zona de la pelvis pasaremos a fortalecer la parte de la cintura y los muslos que se han resentido bastante con el embarazo. Para ello lo que haremos será realizar ejercicios para la cintura y las piernas, sobre todo la cara interna de los muslos, los abductores son una parte a fortalecer al segundo o tercer mes de haber dado a luz. El trabajo abdominal es fundamental en esta fase para recuperar la firmeza del vientre y tonificar esta parte del cuerpo.
  6. Unos  4 meses después del parto podremos centraremos en el ejercicio aeróbico. Una vez devuelto a los músculos su tonificación podemos poner a funcionar nuestro metabolismo a través del ejercicio aeróbico suave como bicicleta o elíptica para acostumbrar de nuevo a nuestro organismo a este tipo de actividad y así conseguir perder los posibles kilos de más que hayamos ganado en las semanas del embarazo.
  7. Los  músculos tardarán unos cinco meses en volver a ser lo que eran, por ello es necesario que tengamos paciencia y sepamos respetar los tiempos a la hora de entrenar.  Pasado este tiempo podemos volver al deporte y exigirnos más.

Consejos para volver a entrenar después del parto

  • Consulta a tu médico para asegurar que puedes empezar a ejercitar
  • Nunca hay que lanzarse a practicar deporte sin más, sino que debemos tener muy en cuenta los tiempos.
¿Te ha gustado?