Si quieres saber cómo correr por la mañana, continúa con la lectura de este artículo, correr a esta hora resulta molesto para muchas personas, pero a la vez es el único momento que encuentran a causa de que no tienen tiempo, se hace difícil poderse levantar, ir a entrenar y luego cumplir bien con la sesión que se tiene programada.

Es cierto que cada vez más gente sale a correr, pero a su vez también se aumentan aquellos a los que les cuesta poderse levantar en la mañana a correr. Levantarse de la cama para ir a hacer una rutina de entrenamiento resulta ser todo un desafío, los músculos se encuentran más fríos gracias a que el cuerpo estuvo quieto y la glucosa en la sangre es más baja puesto que ya han pasado entre seis y ocho horas desde el momento que fue la cena, a pesar de todo esto hay ciertas medidas y consejos que pueden ayudar a correr de una mejor manera por las mañanas.

Correr por la mañana es beneficio, además de que ya se tendrá lo que queda del día, sin pensar que no se ha hecho el adiestramiento, a esa hora se hace el ejercicio con un aire de mayor calidad y más puro, el cuerpo está un poco más predispuesto a hacer ejercicio y descansado y como se liberan endorfinas al entrenar, ayuda a que la persona se mantenga activa y con buen humor en las demás actividades del día, por otro lado se apresura el metabolismo y por lo tanto también el proceso de quemar grasas.

Estrategia uno

Desayunar liviano

Como ya dijimos, la glucosa se baja y por lo tanto es importante elevarla, esto se hará consumiendo frutas o un jugo de las mismas y acompañar esto con una tostada untada de mermelada, se debe comer el desayuno veinte minutos previos a la hora de correr, es posible que toque despertarse con algunos minutos de antelación para desayunar a tiempo y poder tener la energía necesaria para salir a correr, se hace recomendable también tomar  ½ taza de té o café para así agregar un poco de cafeína al cuerpo y que de esta manera el rendimiento se vea mejorado.

Entrar en calor

Antes de que se comience a correr hay que entrar en calor, para ello lo recomendado es caminar cinco minutos antes de comenzar a correr, pues como comentamos los músculos estarán fríos, pasados estos cinco minutos lo ideal es comenzar a trotar suave entre cinco y diez minutos, de este modo se termina de aclimatar el cuerpo y poder así, hacer el entrenamiento sin muchos problemas, si se necesita entrar en calor de una forma más intensa se puede alternar así: correr dos minutos y caminar fuerte un minuto, hasta ir alcanzando el ritmo que se desea.

La motivación

Se puede escuchar música mientras se corre o buscar compañía, esto motivará más a que se haga la rutina de entrenamiento, así se sienta que el cuerpo esté cansado, la lucha de voluntad será menor.

Estrategia dos

Se debe ser más rápido que el reloj despertador

La idea es que el cuerpo se acostumbre a levantarse una vez suene el despertador, aunque si la persona pertenece a aquellas de las que siempre dicen cinco minuticos más, es importante entonces que se adelante la alarma un poco para que así pueda estar listo en el momento indicado.

Preparación

Es bueno preparar el entrenamiento para correr desde antes de dormir, en la noche anterior, puedes incluir en tu cena un poco más de carbohidrato con el fin de tener algún almacenamiento de glucógeno para el otro día, lo recomendable es acostarse temprano y dejar listo todo lo que se vaya a necesitar para el entrenamiento como: ropa, tenis, zapatillas, diferentes accesorios entre los que podemos encontrar un mp3, entre otros.

No ayunas y tampoco excesos

Si la persona apenas está empezando sus entrenamientos, lo recomendable es que no lo haga en ayunas para evitar algún tropiezo, tampoco se debe hacer lo contrario, o sea, desayunar en abundancia, también podrían salir bastantes molestias mientras se corre, el desayuno debe ser ligero, ejemplo: medio banano y una tostada con un poco de mermelada, para tomar puede ser ½ vaso de té o café, esto se debe beber en sorbos pequeños. Si se desayuna es bueno hacerlo quince minutos antes de comenzar el entrenamiento, esto es con el objetivo de que los niveles de azúcares en la sangre se equilibren.

Lo recomendable es planificar bien la nutrición, mirar bien qué se va a ingerir para cenar y también pensar de una vez cuál será el desayuno para el otro día, es importante que no haya alimentos que sean de difícil digestión, esto haría que se presenten molestias en el momento de entrenar.

No a las excusas

No poner que no hay tiempo como una excusa, correr aunque sea 20 minutos en las mañanas será suficiente para poder activar el metabolismo y también para cargar energía para las otras actividades del día.

El calentamiento

Calentar es importante, no se trata de pararse de la cama y empezar a correr de inmediato, así la persona tenga poco tiempo no se debe hacer, se deberá correr en un comienzo bastante lento y cuando el cuerpo vea que se va despertando, al igual que la mente, será el momento de comenzar a correr más rápido.

Qué podría ayudar a levantarse

La persona puede buscar alguna motivación que lo ayude, por ejemplo pensar en lo lindo que es ver el amanecer mientras se corre, hacer que ese sea el momento ideal para escuchar música nueva, intercambiar rutas, entre otros.

Una cita

La idea es hacer que el entrenamiento de las mañanas sea una cita de esas que no se pueden perder. Buscar a alguien es difícil pero no imposible, si se encuentra compañía para esto será aún más fácil.

Grupos

Se puede buscar un grupo de entrenamiento, éstos cada vez crecen más, se debe mirar cuáles salen a correr en las mañanas.

Decathlon – Sport – Meeting

Es una plataforma donde se podrían contactar otras personas que les guste correr y hacer su entrenamiento.

Finalizar

Una vez terminado el entrenamiento no se debe entrar de una vez a la ducha, es importante dedicar algunos minutos para hacer un estiramiento de una forma correcta, la idea es evitar lesiones.

Desayunar

Una vez terminado el entrenamiento es bueno desayunar para poder nutrir el organismo después del esfuerzo realizado, es beneficioso consumir proteína puesto que ayuda a la recuperación de los músculos, por otro lado los carbohidratos ayudarán a regenerar el glucógeno que se haya perdido.

A entrenar

Listo, hora de animarse a entrenar y hacer un buen ejercicio cardiovascular.

Notas

  • Correr en las horas de la mañana ayudará a un mejor aprovechamiento del día, se tendrá el medio día y la tarde libre.
  • Es una hora más fresca para correr, no habrá tanto calor.
  • En caso de que se quiera competir, es una buena preparación  a nivel cardiovascular.
  • El organismo estará más preparado para una carga de trabajo en los músculos, como el entrenamiento se hace después de levantarse, los tejidos musculares se encontrarán más descargados.
  • Se activan las endorfinas desde las tempranas horas de la mañana, podría ayudar por ejemplo a ir al trabajo un poco más relajado.
  • Se debe empezar con entrenamientos livianos y dejar algunos más fuertes para los días que se cuente con más tiempo.

Te invitamos a que leas también

Cómo correr más rápido y cansarse menos

 

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.