Defenderse es muy importante en estos tiempos que corren, ya que a diario tenemos peligros que nos acechan, los cuales cualquier día nos pueden afectar a nosotros.

La diferencia entre personas que saben defenderse y personas que no saben defenderse es evidente. Una persona que sabe defensa personal, tiene un físico que acompaña y sabe todos los “trucos” de la calle, es capaz de protegerse mucho más eficazmente que otra persona que no tenga ni idea de defensa personal.

Por ejemplo, imagínate que te viene una persona a intentar clavar una navaja. En condiciones normales, esa persona te va a clavar la navaja pudiéndote causar hasta la muerte. Sin embargo, si sabes defenderte puedes quitarle la navaja y evitar esa agresión o como mínimo minimizarla lo máximo posible.

Este artículo también te interesará: Cómo Aprender Defensa Personal

Además saber defenderte no sólo te va a proteger de navajas y cuchillos, sino que también te va a proteger de otros problemas muy graves como el acoso escolar, un intento de violación o un problema con personas violentas en grupo.

Sea lo que sea, saber defensa personal nunca está de más, aunque nunca te pelees, puesto que más vale prevenir que curar. Además que aprender a defenderte puede ser una buena forma de practicar deporte, ya que te permite mantenerte sano tanto por dentro como por fuera.

Hoy te voy a enseñar los mejores trucos de defensa personal, para que cuanto tengas problemas de cualquier tipo, puedas defenderte de esa gente que te intenta agredir y poder estar siempre a salvo.

Eso si, una advertencia que te tengo que dar. Este artículo es meramente informativo y su destino es enseñar a defenderte, no enseñar a pegar ni a ser violento. Si tu objetivo es aprender a agredir a otros este no es tu sitio, así que no me hago responsable del uso que le puedas dar a este artículo.

Una vez hecha la aclaración, vamos allá con la información detallada sobre cómo defenderte.

Instrucciones para defenderse

  1. Fortalecer tu cuerpo:
    Lo primero que debes hacer a la hora de poder defenderte es conseguir un cuerpo acorde a tus habilidades defensivas. Mucha gente cree que con saber un poco de artes marciales basta para defenderte, sin embargo, yo creo que eso no es exactamente así. Basta con que te diga que separan a los luchadores por categorías de peso por algo. Lo que te aconsejo es que levantes pesas, te mantengas en buena forma, pierdas los kilos que te sobran en caso de sobrarte y que siempre estés en buena forma. De esta manera, ya vas a estar un paso por delante de otras personas con vida sedentaria, ya que si desarrollas una buena fuerza y tienes una buena condición física, vas a estar mejor preparado para el combate.
    Cómo defenderse
  2. Golpeo básico:
    Ahora vamos a explicar el golpeo básico, el cual es indispensable en cualquier conflicto callejero. Lo primero que debes saber es a lanzar un puñetazo en una buena postura. En primer lugar, colócate con una pierna un poco adelantada, en una postura que te permita hacer palanca con la cadera. Debes golpear con el brazo atrasado, es decir, si tienes atrasada la pierna derecha golpea con el brazo derecho. Debe ser un golpe rápido, seco y recto, a la vez que movemos también la cadera para poder utilizar el peso corporal contra el rival. Si no tienes elasticidad ni rapidez, no hagas patadas, ya que te podrían coger de la pierna y acabar en el suelo, algo que casi nunca es bueno.  También puedes aprender alguna llave, como por ejemplo agarrar al rival desde abajo y tirarle al suelo o hacerle una llave kimura para inmovilizarlo. Hay información sobre esto en otros artículos de esta sección, los cuales te aconsejo visitar.
  3. Evitar armas:
    En una pelea, la aparición de un arma cambia todo, ya que normalmente el que está desarmado tiene las de perder. Por suerte, hay trucos para evitar navajas y otros objetos punzantes. Si una persona te saca una navaja, intenta darle una patada rápida a la mano, para que así pierda el agarre de la muñeca y se le caiga la navaja, la cual tienes que intentar coger para controlar el combate(nunca se la claves porque encima irás tu a la cárcel). Si no sabes dar patadas, intenta coger un objeto que haya por ahí, como un palo y a continuación, golpea a la mano del rival, para que de nuevo suelte el cuchillo.Lo que no debes hacer nunca es acercarte a el directamente como si no fuera armado, ya que si haces eso seguramente te ganes un navajazo.
  4. Tácticas sucias como último recurso:
    Si ves que son muchos contra ti y no puedes hacer más, tendrás que utilizar juego sucio para poder salir del paso. La forma más obvia de juego sucio es la patada en los testículos, la cual es fácil y efectiva de realizar. También prueba a golpear en los ojos, en la nariz, a tirar del pelo si tiene el pelo largo o a golpear en articulaciones como la rodilla. También puedes usar sprays antivioladores, tirarle arena a los ojos y marchar corriendo, tirarle la chaqueta a la cara para que no vea y marchar o meterle los dedos en los ojos directamente. En la guerra todo vale para salir adelante, así que no te cortes ya que el no se va a cortar contigo.
¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.