Si estás practicando deportes de contacto con derribos como las artes marciales mixtas o el vale tudo, sabrás que saber derribar a un oponente en combate es algo básico si quieres asegurarte la victoria.

Derribar parece algo sencillo a veces, pero la verdad que es más complicado de lo que pueda parecer a primera vista. Mucha gente cree de manera errónea que es sólo se puede derribar al oponente utilizando la fuerza bruta, pero ésto no es así.

Todo el que sepa algo de peleas, sabrá que derribar a un oponente en combate es cuestión de saber aprovecharse de las palancas, centros de gravedad y la fuerza de algunas partes del cuerpo como las caderas.

Si aprendes todo ésto, vas a poder derribar mucho más fácilmente a tu oponente, aunque te doble en tamaño. También te va a servir a aprender a defenderte de cuando ellos te intenten derribar a ti , lo cual te va a dar aún más ventaja en el combate.

¿Que necesitas para derribar a un oponente en combate?

  • Un compañero para practicar.
  • Un lugar para practicar a ser posible con un suelo blando(colchonetas por ejemplo).

Instrucciones para derribar a un oponente en combate

  1. Encarar con la pierna adelantada:
    Éste es uno de los derribos más básicos que existen pero uno de los más eficaces. En primer lugar, vamos a situarnos a una distancia cercana del oponente en posición de guardia, para a continuación, apoyar la rodilla que tenemos adelantada en el suelo. A la vez que caemos, debemos agarrar al oponente abrazándolo a la altura de las rodillas y pegar nuestra oreja a su barriga para que no nos pueda quitar. Ahora vamos a aprovechar la potencia de las caderas adelantando la pierna que teníamos atrasada y a levantarnos un poco usando las piernas. Ahora solo tendremos que utilizar nuestro cuerpo para desequilibrar al rival tirándolo al suelo. Para ello vamos a rotar el cuerpo hacia el lugar al cual queremos derribarlo, sin dejar de apretarle las rodillas y cayendo con el.
    Cómo derribar a un oponente en combate
  2. Derribar defendiéndonos de una patada:
    Si somos lo suficientemente rápidos, podremos derribar fácilmente a un oponente en combate cogiéndole la pierna y tirándole la otra. Cuando te lance la patada, estate atento y cógesela, en el momento que se la tengas cogida, muévele la pierna de apoyo con el pie hacia adentro y usa tus brazos para tirarle hacia el lado de su pierna(si te la da con la derecha le tiras hacia la derecha y viceversa).También debes utilizar la fuerza de las caderas para poder tirarle adecuadamente.
    Cómo derribar a un oponente en combate
  3. La carretilla:
    A éste modo de derribo le llamo la carretilla porque vamos a atacarle de una manera similar a cuando agarramos una carretilla en el suelo. Para ello, debemos simplemente agacharnos y agarrar sus piernas por debajo a la altura de las rodillas. Ahora debemos tirar hacia adelante con nuestro cuerpo mientras tiramos de las piernas hacia arriba. De ésta forma nos situaremos encima del rival y podremos rematarlo.
    Cómo derribar a un oponente en combate
  4. Usar nuestro peso:
    Otro derribo que me gusta mucho usar es el de directamente utilizar nuestro peso contra el rival. Antes de nada advierto que para el inexperto en luchar en el suelo, te deja en una posición algo desventajosa. Para realizarlo simplemente vamos a saltar sobre el rival, de tal manera que crucemos nuestras piernas a la altura de sus caderas y le agarremos la espalda para que caiga hacia abajo. Si ves que no cae, agárrale de la parte posterior de la rodilla para desequilibrar su centro de gravedad y que finalmente caiga al suelo fácilmente.
    Cómo derribar a un oponente en combate

Consejos para derribar a un oponente en combate

  • Defenderse de derribos de encarar: Para evitar éste derribo, lo primero que debemos hacer es evitar que el rival pueda hacer palanca con nosotros. Para ello vamos a separar su cara de nuestro cuerpo y a utilizar nuestra cabeza para empujar la suya fuera. De ésta manera, dejará de tener la ventaja de la palanca y únicamente tendrás que empujar hacia abajo tu pierna para que se suelte del todo. Después puedes optar o por contratacar con un derribo , con golpe o alejarte.
  • Defenderte de derribos de carretilla: Debemos estar atentos a los posibles movimientos bruscos y rápidos de nuestro rival. Cuando veamos que lo intrenta, rápidamente nos alejaremos hacia atrás y empujaremos su cabeza hacia abajo para que se golpee el mismo contra el suelo y no logre hacer nada contra tí.
  • Defenderte de derribos de coger piernas: Aquí es sencillo, mejora la calidad y rapidez de tus patadas para que no te agarren de las piernas.Si consiguen agarrarte, rápidamente pégate al rival y utiliza el derribo de usar tu peso para derribarle.
  • Defenderte del derribo de usar tu peso: Para defenderte de éste, tienes dos opciones. Si eres hábil, puedes soltarle las piernas para que el mismo se caiga al suelo. También puedes optar por usar tu peso hacia adelante para caer encima del oponente y quedarte en una posición ventajosa.
¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 70,00% le ha gustado.