La comunidad de Madrid, cuenta con múltiples lugares y escuelas dónde poder practicar la escalada, ya sea sobre zonas artificiales, o sobre montañas y rocas.

Se recomienda una formación previa en la escalada, antes de subirse a cualquier montaña por fácil que parezca, o llevar un guía o coach, que vaya enseñando al principiante. En este tipo de deporte las prisas no son buenas, hay que armarse de paciencia, y disfrutar la aventura, sabiendo que si se logra realizar el recorrido, o alcanzar la cima de la montaña, será un reto conseguido.

Estos son algunos de ellos:

Rocódromos

  • PUENTE DE CANILLEJAS: Situado en frente de la Alameda de Osuna, a unos 200 metros andando, se encuentra debajo de las vías del tren, allí se pueden encontrar varios arcos, además de vías verticales para realizar travesías.
  • PUENTE DE LOS FRANCESES:  Se localiza a unos 20 minutos de la estación de metro de Príncipe Pío, 5 minutos si se va desde la parada de metro de ciudad universitaria. Está formada por una pared pequeña y desplomada. Hace pocos años, se han instalado parabolts y presas, para hacer vías con cuerdas. Se requiere tener formación y experiencia, para escalar el ángulo desplomado de la pared y el gran tamaño de las presas.
  • PLANETARIO: Situado en el parque Tierno Galván, detrás de la estación de metro de Arganzuela-Planetario. Está formado por diferentes zonas donde la dificultad varia, de menos a más, en concreto, el rocódromo lo forman: 2 paredes largas de travesías, 2 techos desplomados, y 1 pared vertical, que mide 12 metros, y se puede escalar con cuerda.
  • COMPLUTENSE: Se puede encontrar en la propia universidad que lleva su nombre, a unos 10 minutos desde la parada de metro de ciudad universitaria. En un principio estaba destinada solo al uso por parte de los estudiantes de la misma, pero posteriormente, se abrió al público, para que pudiera acceder quien quisiera, hasta día de hoy. La instalación tiene por un lado una pared de unos 12 metros con cuerdas para subir, y otra de 3 metros con desplome. Alrededor está lleno de colchonetas, por si alguien se cae, no sufra daños.
  • MANOTERAS: El rocódromo, se sitúa cerca de la estación de metro de Manoteras. Está recomendada para los principiantes en este tipo de deporte, pero también cuenta con una zona con desplome y techo para los que tengan más experiencia. El rocódromo lo visitan y mantienen, escaladores locales, que suelen cambiar las presas de vez en cuando.
  • BOULDER:  Es un rocódromo bastante amplio, pues cuenta con 400 m2, los cuales se pueden escalar, y cuenta con una altura máxima de 5,5 m. Tiene 2 salas, con duchas, zona para calentar, zona de relax, y aparcamiento para bicis, en el caso de que no puedas desplazarte en coche, o transporte público. Se encuentra en el suroeste de Madrid.
  • DOCE DE OCTUBRE: Cercano al Hospital que ostenta su nombre, en camino de perales 8. Es un rocódromo bastante inclinado, cuenta con un túnel cubierto de presas, hechas de madera y resina. No se recomienda para escaladores principiantes.

Rocas

  • PEÑALARA: Se encuentra en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en él ,podemos encontrar una escuela de escalada, conocida como” Peñalara”, se caracteriza por que  dentro del parque se puede admirar un bello paisaje. Sin embargo, no suele ser visitada por muchos escaladores, más bien son los turistas las que la frecuentan, en épocas de vacaciones y fines de semana. Posee varias vías entorno a la laguna grande, con grados quintos y sextos.
  • LA RAJA: Situada en la Pedriza, un poco antes de llegar al pueblo de Manzanares el Real. Era una antigua cantera en sus inicios, pero un grupo de escaladores la aprovechó, para realizar en ella este tipo de deporte extremo. Cuenta con una buena temperatura, por lo que, suele ser muy visitada en los meses de verano. Sin embargo, hay un sector de escaladores que la rechazan, pues dicen que es demasiado artificial.
  • PUERTO DE NAVACERRADA: Es un cerro, dentro de la sierra norte de Madrid. Cuenta con unas 20 vías, con diferentes niveles, para principiantes y expertos. Está formada por minerales como, el granito y el gneis.
  • PANTANO DE SAN JUAN: Cuenta con 27 vías equipadas, pero el acceso a ellas es algo complicado.
  • PANTONES Y PANTANO DEL PONTÓN DE LA OLIVA: Situado en el pueblo de Pantones, en la frontera entre Madrid y Guadalajara. Cerca del Pontón de Oliva, un antiguo embalse, conocido como unos de las zonas más famosas, a la que acuden los escaladores. Con una antigüedad de más de 50 años, está formado por grandes piedras de caliza, y dispone de hasta 50 metros de vías, dónde se puede contemplar un paisaje único, para aquellos que logran subir por sus paredes, y llegar a la meta. Además es considerado como un monumento natural de la comunidad de Madrid.
  • LA CABRERA: Es un pueblo de la comunidad de Madrid, dónde el pico de la miel, suele ser el paraje preferido, para quienes lo visitan. Es sin duda uno de los lugares de escalada más visitados. Formado por piedras de granito, en las cuales se pueden encontrar fisuras, perfectamente moldeadas, para agarrarse, sin embargo siempre hay que tener cuidado, cuando se escala sobre ellas. Cuenta con  diferentes vías, con grados entre 3 y 6a que van de menor a mayor grado, algunas de las más conocidas son; la vía Julito, vía Espolón Manolín , vía Ezequiel y la vía Piloto.
  • ZARZALEJO: Este municipio, se localiza a una hora en transporte de Madrid, mientras la zona de escalada, está en la parte sur del pueblo. El tipo de escalada Boulder, nació en Mallorca, más tarde Zarzalejo, adoptó esta modalidad, la cual realizan los expertos. Su ascenso es bastante lento, pues se hace de manera horizontal, más que vertical. 
  • EL VELLÓN: Situado en el municipio de Guadalix de la Sierra, a media hora de Madrid capital, cercano al pantano de Pedrezuela. Es uno de los lugares favoritos en invierno por parte de los escaladores, debido a la perfecta climatología que posee, provocando su asistencia masiva, el desgaste de las paredes, las cuales se encuentran bastante pulidas. Cuenta con 125 vías, cortas, fáciles y desplomadas, por lo que suele ser visitado por deportistas con poca experiencia.
  • LA PEDRIZA: En ella se puede realizar todo tipo de escalada, desde la clásica, deportiva o la artificial con el rocódromo. Desde 1992, fue denominada como reserva de la biosfera. Con el paso del tiempo se han ido dibujado en ella, diferentes formas interesantes a la par que llamativas, para la práctica de este deporte. Cuenta con dos lugares, “Risco el pájaro”, que mide 1549 metros, y cuenta con 20 vías, con diferentes grados de dificultad, tanto para deportistas novatos como para expertos. Por otro lado se encuentra, “El Yelmo”, que alcanza los 1717 metros de altura, y cuenta con numerosos escaladores que han logrado alcanzar su cima.

 

¿Te ha gustado?