El Yoga más que un deporte es una disciplina, que nació hace miles de años en la India. Sus primeros y principales practicantes fueron los seguidores del Hinduismo, quienes lo utilizaron como forma y mecanismo de meditación. En nuestros días, el Yoga es practicado por millones de personas en todo el mundo, en la búsqueda de alcanzar un estado superior en el control de su cuerpo y mente.

Los beneficios del yoga son muchísimos, desde la pérdida de peso, mejoría en la elasticidad y tonicidad muscular, hasta otros, considerados por muchos como los más importantes y que están relacionados con la paz interior, la tranquilidad y el equilibrio de la mente con nuestro cuerpo, aumentando nuestra energía y fortaleciendo incluso el sistema inmunológico de nuestro organismo.

Existen diferentes tipos de Yoga, nueve en total, originarios todos de lo que se conoce como el Árbol del Yoga. Cada uno tiene sus características y se adapta a los objetivos de cada practicante, en cuanto a su búsqueda espiritual y las áreas de su cuerpo que desea fortalecer. Es posible practicarlos por separado o en variaciones de dos o más tipos, en conjunto y de manera alternada. Sea cual sea el elegido, todos alcanzan el mismo objetivo, ese punto de equilibrio entre el cuerpo y la mente, a través de la meditación y la repetición de mantras o cantos que te acercan a un estado de encuentro con tu Yo interior.

Los tipos de Yoga son: El Bhakti Yoga, Hatha Yoga, Japa Yoga, Jnana Yoga, Karma Yoga, Tantra Yoga, el Laya Yoga, Raja Yoga, Kriya Yoga, Sahaga Yoga, Anusara Yoga, Kripalu Yoga y Yoga aéreo. Cada uno de ellos se diferencian básicamente en los fundamentos de su búsqueda espiritual. Desde la devoción a un Gurú o Dios hasta la práctica de la filosofía tántrica, el encuentro del conocimiento absoluto y verdadero y el control sobre nuestros centros energéticos.

Físicamente, también produce efectos positivos como el aumento de la elasticidad y el tono muscular, la respiración, la fuerza, la energía, la postura, todos aspectos que se traducen en una mejora sustancial de nuestra salud.

Una de las características de esta disciplina es que requiere de muy pocos accesorios para realizarla e inclusive con las condiciones adecuadas puede realizarse en nuestra propia casa. La edad tampoco es una limitación, pues existe hasta Yoga para niños, muy beneficioso para los pequeños que presentan dificultades en su concentración y hasta en su conducta. Los mayores también pueden practicarlo, adecuando las posturas a sus posibilidades físicas.

Las diferentes “asanas” o posturas en Yoga son muy diversas y según Patanjali, quien es considerado un maestro en esta disciplina, deben no solo practicarse, sino repetirse, hasta alcanzar el equilibrio absoluto y el grado de concentración esperado durante la práctica. Nombres como La Silla, La Vela, El Guerrero, El Pez, La Vaca y el muy emblemático Saludo al Sol, son algunas de las “asanas” más conocidas; y aunque cada una tiene su grado de dificultad, existen variantes de cada una de ellas que se adaptan a la condición física de cada practicante.

Profundamente espiritual, hoy en día el Yoga es considerado una de las disciplinas más efectivas para quienes desean cambiar su vida. Para sus adeptos, representa el camino para encontrarse a sí mismos y mejorar su capacidad de relacionarse con su entorno y más aún con nuestro ser interior. Solo la disposición, hace falta.

¿Que necesitas para Ejercicios de Yoga – Hacer Ejercicios de Yoga?

  • Motivación y ganas de descubrir los beneficios que otorga la práctica de esta disciplina.
  • Concentración y tranquilidad. Recuerda que es un momento en el cual te encontrarás con tu yo interior.
  • Un espacio ventilado y libre de objetos que puedan entorpecer tus movimientos. No importa que sea pequeño, pero sí tranquilo y lejos de distracciones.
  • Ropa cómoda, holgada y preferiblemente de telas que te brinden elasticidad. Nada de calcetines ni zapatos, aún si son deportivos, no son recomendables. La plata de tus pies debe estar en contacto con el suelo.
  • Una toalla, manta o esterilla que te permita realizar los movimientos con mayor comodidad y estabilidad, para así evitar posibles resbalones.
  • En tiendas especializadas pueden adquirirse complementos para la práctica del Yoga, como cinturones o almohadas, aunque en un principio no son indispensables.

Instrucciones para Ejercicios de Yoga – Hacer Ejercicios de Yoga

  1. Vístete con la ropa adecuada y ten a la mano todos los complementos necesarios para así evitar distracciones. Si decides hacer Yoga en tu propia casa, deberás mantener lejos o en silencio tu teléfono, apagar la televisión y elegir una hora del día en la cual cuentes con la mayor tranquilidad y tengas menos posibilidades de recibir visitas inesperadas. Ahora, si la práctica la realizarás en alguna Academia o Centro especializado, procura respetar la hora y planificar tus compromisos para mantener la constancia y lograr que la práctica de esta disciplina forme parte de tu rutina diaria.
  2. Establece el tiempo que le dedicarás a la práctica. La mayoría de las rutinas de yoga pueden durar de 60 a 90 minutos. Pero si tu tiempo es limitado y solo dispones de 10 minutos al día, cúmplelo rigurosamente. De eso depende en gran medida, comenzar a sentir en tu cuerpo y espíritu sus beneficios.
  3. Divide las “asanas” o rutinas, de manera ordenada, secuencial y sistemática. Siempre debes procurar comenzar con una meditación y cantos que te ayuden a alcanzar elevados niveles de concentración. Sigue con las diferentes posturas en un orden determinado y culmina siempre con una posición de relajación. Aun siguiendo el orden, establece algunas variantes que te permitan mantener la motivación y alejarte del aburrimiento.
  4. Comienza de lo fácil a lo más difícil, de esta manera podrás ir entrenando tu cuerpo y tu mente en el proceso de adaptación a la práctica de esta milenaria disciplina, exigiéndote a ti mismo, pero con racionalidad. Si lo haces en exceso, lo más probable es que termines cayendo en el aburrimiento o lo que es peor, completamente adolorido. En un principio, el trabajo muscular de la práctica de cualquier disciplina, puede producir ciertos malestares momentáneos, pero hacerlo descontroladamente, podría causarte daños y lesiones. Y nada más lejos de nuestro real objetivo.

Consejos para Ejercicios de Yoga – Hacer Ejercicios de Yoga

  • Antes de empezar tu primera práctica o clase de Yoga en casa o en alguna academia, investiga acerca de la disciplina. Cuáles son sus beneficios y qué necesitas para comenzar, sobre todo si es la primera vez que te adentrarás en su práctica. Documentarte al respecto te permitirá entender en qué consiste y cuáles serán los cambios que progresivamente lograrás en tu cuerpo y en tu mente. El desconocimiento genera incertidumbre y la posibilidad de que te canses, al no ver quizás con la rapidez que esperabas los resultados. No olvides que la constancia es la clave del éxito.
  • Descubre qué tipo de Yoga se adapta a tus necesidades y capacidades. Si comienzas a practicar un estilo de Yoga demasiado exigente desde el punto de vista físico y aún no has alcanzado esa etapa, la frustración tocará a tu puerta y lo más probable es que abandones. Hay un Yoga para cada quien, identifica cuál es el tuyo.
  • Que no contar con el último grito de la moda en ropa para Yoga no sea una limitación. Con un atuendo cómodo para comenzar será suficiente. Cuando comiences a disfrutar de los beneficios de la práctica, te darás cuenta que lo que usas no es lo más importante sino lo que el Yoga es capaz de hacer en ti.
  • Elimina la palabra “No puedo” de tu vocabulario. En un principio puede que ciertas posturas, puentes, flexiones y elevaciones te resulten difíciles de lograr, pero no desmayes en continuar intentándolo. Establece niveles de exigencia mental y física cada vez mayores; cuando menos te des cuenta te sorprenderás de los resultados en cuanto a tu elasticidad, equilibrio y fuerza, así como en tu capacidad de concentración y tranquilidad mental.

Te gustará leer también los siguientes post: Los diferentes estilos de Yoga y Cómo elegir entre yoga y pilates

¿Te ha gustado?