Correr es un deporte muy gratificante, te permite mejorar la capacidad pulmonar, fortalecer los músculos, eliminar el estrés, liberar la mente, adelgazar etc. Por todo ello y con la nueva «moda» de la vida sana no es raro que este deporte vuelva a estar en boca de todos.

Aunque no a todo el mundo le apetece salir de casa e irse acorrer. Para todos ellos hay una buena alternativa: la cinta de correr.

Piensa en todas las ventajas de tener una cinta de correr en casa o en la oficina y cómo puedes aprovechar el tiempo. Por ejemplo, en la oficina puedes hablar con tu secretaria, por teléfono o pensar en algunas ideas productivas o en tus proyectos mientras corres durante unos minutos. De hecho hay muchas personas que ya lo hacen, por ejemplo Victoria Beckham. Además esta alternativa te beneficia a ti y a tus ideas, pues en momentos de frustración o que te sientas atascado puedes usar la cinta, al despejar tu mente volverás a ser muy productivo y además pueden surgir algunas buenas ideas.

Tener una cinta en casa además es muy cómodo, puesto que puedes hacer dos cosas a que desees a la vez, como ver tu programa favorito y correr a la vez.

En el mercado existe una gran variedad de cintas de correr, muchos modelos y con muchas características distintas. Si deseas comprarte una cinta de correr y no sabes cuál escoger entonces sigue leyendo porque a continuación vamos a darte toda la información que necesites para elegir correctamente.

Como hemos dicho no todas las cintas tienen las mismas funciones, por lo que lo primero que debes hacer es definir qué tipo de ejercicios quieres realizar en ella, y qué características básicas necesitas que tenga.

Por ejemplo piensa en si sólo quieres que vaya en plano o en cambio que puedas programar distintas intensidades, también podrías elegir alguna con menú de programas  de entrenamiento ya configurados.

Si quieres saber cómo elegir una cinta de correr y no decantarte únicamente por la más barata, entonces sigue leyendo los consejos que te ayudarán a elegir la cinta de correr perfecta para ti y tus necesidades.

En qué debemos fijarnos a la hora de escoger una cinta de correr.

Potencia

Una de las primeras cosas en las que deberías fijarte es en la potencia. Fíjate en cuál es el peso máximo que soporta la cinta  para saber si te soportará a ti. Además la potencia del motor debe ser capaz de soportar la máxima velocidad que quieras alcanzar en tus entrenamientos.

La inclinación de la cinta de correr también influye en la potencia que necesita el motor.

En teoría una persona que pese unos 80kg necesitaría una cinta de correr de 1.5 cv. Pero en general la potencia considerada óptima es de 2 cv, sobre todo si corres a más de 15km/h.

Velocidad

La velocidad es otra característica a tener en cuenta ya que no todas las cintas de correr alcanzan la misma velocidad máxima.
Por eso debes fijarte en qué velocidad máxima alcanza la cinta o debe alcanzar la cinta de correr que quieras utilizar, pues a lo mejor no es suficiente para tu nivel de entrenamiento.

Aquí te dejamos este artículo que te enseñará a utilizar una cinta de correr.

En general las cintas de correr para principiantes podrían alcanzar como máximo 12km/h. Si buscas en cambio un entrenamiento profesional o una cinta que pueda durarte mucho a lo largo de tu entrenamiento aunque ahora seas principiante entonces la elección general es escoger una cinta que alcance los 16km/h como máximo.
Cómo elegir cintas de correr

Grado de inclinación de la cinta de correr

En este caso no importa que seas principiante o profesional pues la inclinación9 de la cinta de correr te beneficiará en tu entrenamiento, puesto que los distintos niveles de inclinación nos permitirán practicar distintos tipos de entrenamientos, con los que consigues aumentar la intensidad del esfuerzo al caminar o correr.

Los grados de inclinación más generales que podemos encontrar en las cintas de correr son: 7, 10, 12, y 15%.

En cintas de correr más profesionales también pueden incluir inclinaciones por debajo del 1 o del 2%. Esto es útil cuando se tienen problemas en los tobillos o rodillas, ya que en estos casos lo mejor es no esforzarse y que no utilices ningún tipo de inclinación en la cinta de correr.

25851_11

Amortiguación

La amortiguación de las cintas de correr también es un tema realmente importante a tener en cuenta, puesto que los sistemas de amortiguación son los que permiten que los runners no soporten tanto impacto en sus articulaciones y así también las protegen. Además algunas formas de deslizamiento como en sentido contrario puede hacer que aparezcan algunas molestias en algunos músculos, por lo que la amortiguación es una parte crucial. Los mejores sistemas de amortiguadores que podemos encontrar en cintas de correr profesionales, como el Protech Plus o el sistema Softrack.

Es conveniente tener en cuenta cuál es tu peso y cuáles son las lesiones que tienes, si acaso padeces alguna, para elegir el tipo de amortiguación que mejor vaya contigo para que de este modo puedas minimizar los riesgos.

Tamaño y superficie

Para elegir el tamaño adecuado de tu cinta de correr es preciso tener en cuenta tu altura, ya que cuanto más alto seas más grande será tu zancada, por lo que estarás mucho más cómodo en una cinta de mayor dimensión.

Para que te hagas una idea si eres un corredor alto y mides más de 1.80 cm vas a necesitar una cinta de correr con una superficie mínima de 46×130 cm. Si en cambio mides menos puedes hacerte con una cinta de correr de 42x127cm.

Consola y programas

Este último aparto debería ser lo último en que te fijes cuando vayas a elegir una cinta de correr, pero en cambio es lo primero en lo que se fijan los corredores principales. Aunque podemos situarlo en último lugar también es importante elegir la que mejor te vaya a servir, puesto que los programas que incluya te servirán para planificar tu entrenamiento. Estos programas pueden medir la velocidad, el tiempo que llevas corriendo, las calorías quemadas, qué distancia has recorrido, etc. todas ellas medidas importantes de saber para cualquier deportista. Aunque puedes compensar estas carencias con un reloj con acelerómetro interno y/ un podómetro externo para correr en una cinta.

Hoy en día puedes hacerte con cintas con pantallas táctiles o con botones, además puedes encontrar cintas con hasta 4 ventanas diferentes en la pantalla. Así puedes ver 4 métricas a la vez.

Teniendo en cuenta tus necesidades y qué te gustaría ver en la pantalla mientras corres elige una cinta de correr que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.
Cómo elegir cintas de correr

Ahora que ya sabes todas las características más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una cinta de correr adecuada para ti. No te olvides de todas las características básicas que debes mirar a la hora de escoger, y no solo decantarte por la más barata o la que estéticamente te guste más. Recuerda que elegir una cinta de correr ideal para ti debe proporcionarte todo lo que necesitas según tu nivel de entrenamiento y además para protegerte de algunas posibles lesiones y que proteja tus articulaciones.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.