La gimnasia es un deporte precioso que requiere disciplina, constancia y dedicación. También se trata de un deporte peligroso, pues en él estamos poniendo al límite casi todos los músculos y tendones del cuerpo, pero con cuidado y preparación podemos llegar a ser unos grandes deportistas en este campo.

Lejos de lo que se piensa la gimnasia no hay que empezarla a practicar desde pequeños solamente, en realidad es un deporte que se puede empezar a practicar a cualquier edad, además aporta numerosos beneficios para el cuerpo y la mente, como el desarrollo de la flexibilidad y la movilidad, lo que impide que se nos atrofien los músculos por no usarlos y entrenarlos.

Además se trata de un deporte muy económico, puesto que puedes desarrollarlo sin necesidad de comprar equipo a no ser que quieras ir complicando los ejercicios o utilizar equipos.

Sigue estos pasos sobre cómo empezar a practicar gimnasia y ¡comienza a ponerlos en práctica!

¿Que necesitas para empezar a practicar gimnasia?

  • Trabajar la fuerza y la flexibilidad
  • Utilizar equipos gimnásticos como barras o aros
  • Practicar en un espacio seguro

Instrucciones para empezar a practicar gimnasia

  1. Para empezar a practicar la gimnasia puedes decantarte por hacerla en casa o en un parque, siguiendo las instrucciones de tutoriales que puedes buscar por internet o incluso hay libros con los que puedes aprender a hacer ciertos ejercicios.
    Otra opción es apuntarte a clases, de hecho es la que te recomiendo, sobre todo al principio. Pregunta en gimnasios o en centros enseñanza de gimnasia, seguro que hay alguna clase en la que puedes empezar, aunque también es posible que encuentres la posibilidad de practicar gimnasia con un entrenador para ti solo. Pregunta por el tipo de entrenamiento, la experiencia que tiene el entrenador, si se trata de gimnasia en equipo o individual, si te ofrecen la posibilidad de practicar la gimnasia porque quieres o para participar en competiciones, etc.
  2. A la hora de empezar a practicar gimnasia es importante tener en cuenta el espacio y el entorno, la seguridad es lo más importante. Los equipos a usar deben ser seguros, además, es importante que hayan colchonetas (sobre todo al principio) y paredes acolchadas o con colchonetas.
  3. Para empezar haz con tu entrenador un programa de entrenamiento, que tenga en cuenta el nivel físico que tienes, para que empiece a tu nivel e ir avanzando e intensificando desde ahí, ya que si empieza demasiado intenso o muy despacio te cansarás y lo dejarás.
  4. Cuando empieces a practicar la gimnasia comenzarás a hacer ejercicios en el suelo, pero también podrás realizar otras actividades utilizando distintos equipos como la barra de equilibrios, el caballete, los aros, etc. Según tu género, hombre o mujer podrás hacer unos ejercicios u otros, ya que estos ejercicios requieren de distinta fuerza, y la fuerza que tienen hombres y mujeres también es diferente. Te recomiendo que los pruebes todos y luego decidas con cual te sientes más cómodo y sobre el que más quieres ejercitarte, si quieres utilizar varios equipos será mucho mejor a la hora de presentar versatilidad en los ejercicios.
  5. Al principio te comentamos lo importante que es la flexibilidad en la gimnasia, por lo que el primer paso debe ser trabajar la flexibilidad de todo tu cuerpo, no sólo de las piernas, que es lo que más se suele ejercitar, sino también de todo el cuerpo, sobre todo de la espalda, ya que en gimnasia es fundamental. Puedes aprovechar los ratos libres o de ver la tele o escuchar música para hacer estiramientos en casa.
    Cómo empezar a practicar gimnasia
  6. Además de la flexibilidad otro aspecto importante a trabajar es la fuerza. Puede que no veas gimnastas muy musculosos pero son muy fuertes. La fuerza es importante en gimnasia, sobre todo en el aspecto de poder aguantar el peso de uno mismo para realizar las distintas actividades. Entrena todos los músculos pero pon especial énfasis en los abdominales, bíceps, tríceps, deltoides, cuádriceps o dorsales. Para ello puedes realizar ejercicios con pesas y también flexiones, dominadas, etc.
  7. A medida que vayas progresando si tu entrenador no cambia la intensidad o la rutina de ejercicios coméntaselo y prueba nuevos giros, nuevos saltos, ruedas, volteretas, o incluso quieras probar aumentando el nivel en los equipos que ya practicas o quieres probar otros.
  8. Es importante la constancia y el trabajo duro, no sólo practicando los ejercicios gimnásticos, sino manteniendo el cuerpo fuerte y flexible.
  9. Cuando estés preparado habla con tu entrenador para entrar en competiciones a avanzar a un nuevo nivel.
    Cómo empezar a practicar gimnasia

Consejos para empezar a practicar gimnasia

  • Los calentamientos y estiramientos son fundamentales a la hora de practicar cualquier deporte, pero en el caso de la gimnasia son todavía más imprescindibles. Es preciso que prepares muy bien todos los músculos y tendones antes y entrenarlos y llevarlos al límite.
  • La tiza en cantidad suficiente será importante a la hora de utilizar los equipos para hacer los ejercicios. Poco a poco te acostumbrarás a ella y reconocerás la cantidad adecuada para ti.
  • Si te notas demasiado cansado o sientes algún tirón cuando haces pesas es mejor que pares y descanses, sino puedes sufrir desgarros. Incrementa poco a poco el peso que coges y procura dejar buenos tiempos de descanso entre un entrenamiento y otro.
¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 73,33% le ha gustado.