Nadar es uno de los deportes más divertidos que puedes enseñar a practicar a los más pequeños de la casa. Además, como es una actividad sencilla y muy divertida, pronto le cogerán el gusto y querrán ir siempre al polideportivo a practicar. Lo mejor de la natación, es que lograrás que su espalda, y su cuerpo en general, se fortalezcan. Es ideal sobre todo para los más pequeños que cargan con las mochilas todos los días para ir al colegio. Aunque es cierto que ya no llevan tantos libros como cuando nosotros éramos pequeños, y que hay muchas mochilas con ruedas, el fortalecer su espalda durante el periodo de crecimiento gracias a la natación, evitará que desarrollen algunos problemas médicos como puede ser la escoliosis.

Cuáles son las ventajas de nadar

Las ventajas de la natación son muchísimas. Piensa que es uno de los pocos deportes que implica casi la totalidad de todos los músculos del cuerpo. Además, como se desarrolla en el agua, donde flotamos, nos da la sensación de ser mucho más ligeros y nos permite hacer movimientos para entrenarnos sin temor a hacernos daño.

Gracias a la natación aumentaremos nuestra capacidad pulmonar, desarrollaremos gran parte de los músculos de nuestro cuerpo y estimularemos la circulación. No es de extrañar que los médicos lo recomienden a las personas mayores para que su circulación mejore.enseñar a nadar

Es difícil enseñar a nadar a los niños

En realidad, no. Tienes que plantearlo como un juego en el que ellos estén encantados de participar. Piensa que cuando somos pequeños estamos cargados de energía y nos encanta practicar casi cualquier actividad física. Esto juega a favor da la natación, que puede resultar una experiencia mágica para los pequeños. ¿Dónde, más que en el agua, un niño puede ser capaz de llevar en brazos a un adulto? Es casi como poder convertirse en un superhéroe bajo el agua.

Si quieres saber unos cuantos consejos para que enseñar a nadar a los niños sea todavía más fácil para ti, no dudes en leer el siguiente post.

¿Que necesitas para enseñar a nadar a los niños?

Qué vamos a necesitar para enseñar a nadar a los niños

  1. Por supuesto, niños
  2. Una piscina donde practicar, aunque también puede valer el mar si eres de los afortunados que viven cerca de él
  3. Bañadores
  4. Gafas y gorrito en caso de estar en la piscina
  5. Manguitos, flotadores y churros de espuma para la piscina
  6. Algo de paciencia y muchas ganas de divertirte

Instrucciones para enseñar a nadar a los niños

Paso a paso para enseñar a nadar a los niños

  1. Enséñale pronto a nadar. Se recomienda que las primeras clases se realicen antes de que cumplan los 6 años de edad. De esta manera convertirán esta actividad en algo innato para ellos y no le tendrán miedo. Intenta motivarles llevándoles a piscinas donde haya más niños jugando dentro, que vean que se trata de una actividad divertida que ellos también pueden disfrutar. Entra con el pequeño en la piscina y mantenle contigo dentro tanto tiempo como quiera. Si ves que empieza a darle algo de miedo, no le fuerces, sácale pero quédate tú dentro para que vea que no hay peligro.
  2. Convierte la actividad en un juego. Una forma de captar la atención de los niños es que se diviertan aprendiente, y qué mejor manera para hacerlo que convertir la natación en un juego. Si ellos la entienden de esta manera, estarán deseando ir a la piscina o a la playa para nadar.
  3. No presiones a los pequeños. Algo verdaderamente importante. Cuando yo era pequeña me apuntaron a una escuela de natación y sólo conseguir coger miedo al agua. El profesor nos engañaba para que nos lanzásemos a la piscina diciéndonos que nos lanzaría un flotador para que no nos ahogásemos. El problema es que no era cierto y tenías que patalear aterrado hasta la esquina de la piscina para poder agarrarte algo sólido y no pasar miedo. Después de esta experiencia, yo no volví a pisar una piscina hasta los 23 años, tan solo oler a cloro me revolvía el estómago. Por este motivo, es muy importante que no les obligues a ir más lejos de donde lleguen ni les hagas pasar miedo. Un ambiente relajado será perfecto para que disfruten la experiencia y quieran aprender a nadar.
  4. Usa manguitos, flotadores y churritos de espuma para la piscina. El principal miedo que tiene cualquier persona a la hora de empezar a nadar, es pensar que no va a conseguir flotar. Por suerte hay todo tipo de objetos que ayudan a que los pequeños de la casa le echen valor y se sumerjan en la piscina. Puedes utilizar manguitos, flotadores o churros de espuma para sus primeras inmersiones. manguitos para nadarConsidera estos objetos como los ruedines de las bicicletas que usamos para enseñarles a montar en bici. Úsalos durante los primeros meses y ve eliminándolos del entorno gradualmente para que comiencen a usar los brazos y las piernas a la vez.enseñar a los niños a nadar

Consejos para enseñar a nadar a los niños

Consejos de última hora

Si quieres saber cómo nadar bien, te recomendamos la lectura del siguiente post de nuestra web.enseñar a nadar a los niños

¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.