Escoger una espada de esgrima puede ser una tarea complicada para muchas personas, ya que tenemos una gran cantidad de espadas para escoger y esto puede hacer que sea un auténtico dolor de cabeza hacer esto.

El deporte del esgrima es un deporte con siglos de antiguedad, el cual se lleva practicando desde la edad media. Este deporte es un deporte que mezcla habilidad, fuerza, capacidad de respuesta y sobre todo inteligencia, ya que sólo una persona con la suficiente inteligencia va a ser capaz de ganar en este juego.

La esgrima se juega hasta con 3 espadas diferentes, las cuales tienen unas ventajas y unos inconvenientes. Además de eso, las armas del esgrima tienen distintos materiales, distintas empuñaduras y por supuesto, pueden ser mejores o peores según la persona que las esté utilizando.

Por este motivo, escoger entre una de las tres armas puede ser una decisión de vida o muerte para el que quiera destacar un poco en este deporte. La esgrima es así, ya que realmente no sólo hay que saber leer al rival y ser rápido y fuerte, sino que también el arma que escojas es clave para conseguir la victoria.

Además de eso, el modo de pelear cambia un poco, ya que por ejemplo con un florete el juego es más técnico y con la espada es más fuerte, con más intensidad y explosividad en el mismo.

Hoy te voy a enseñar todo lo que necesitas saber sobre las 3 armas de esgrima y cual debes escoger para cada ocasión y seas la persona que seas. De esta manera, te vas a poder convertir en todo un arma letal en este deporte y en un gran practicante del mismo ,ya que entenderás una de las mayores bases del esgrima, que son sus armas.

Instrucciones para escoger una espada de esgrima

  1. Florete: 
    Este tipo de espada es el más conocido del esgrima y uno de los más representativos. Este tipo de espada es el más ligero de todos, ya que pesa menos de 200 gramos en muchas ocasiones. Ademas de eso, el florete es una espada muy técnica, sólo apta para los expertos en este deporte. Con la gente que usa este tipo de espada, no se debe mirar tanto la fuerza, sino también la técnica. El uso de esta espada es para hacer tocados, algo que requerirá de unos grandes reflejos y como ya dije antes, una buena técnica a la hora de practicar este deporte. Escoge el florete si eres una persona ligera, que le cuesta mucho manejar armas demasiado grandes y sobre todo si eres una persona ágil y que maneja ya bastante bien el deporte del esgrima.
    Cómo escoger una espada de esgrima
  2. Sable:
    Este clase de arma es una especie de arma que va a caballo entre el florete y la espada. Este es el arma perfecta para algunos, ya que mezcla todo lo bueno que tiene el florete y todo lo bueno de la espada, siendo un arma que tiene un peso medio y un tamaño medio. Esta es la espada que yo recomendaría a la mayoría de los jugadores, ya que estos jugadores van a buscar una espada que no sea muy robusta pero que sea potente al mismo tiempo. El sable no sólo permite hacer tocados, sino que también es uno de esos armas que permite golpear, haciendo que el duelo sea un poco más explosivo y agresivo de realizar que con el florete y un poco más rápido que con la espada normal.
    Cómo escoger una espada de esgrima
  3. Espada:
    En el caso de la espada, nos encontramos ante el arma más pesada de este deporte, un arma que pesa casi un kilo y que su diseño recuerda un poco a las espadas de corte medieval. La espada de esgrima es robusta, complicada de manejar, pero muy potente. Piensa que en la vida real, la espada era la que se usaba como arma, así que por algo sería. Este arma es para gente fuerte, la cual necesite un arma más robusta que un florete y un sable, ya que la espada puede sacar lo mejor que ellos. Con la espada, los combates de esgrima se parecen más a un combate de espada medieval que a otra cosa, siendo los combates más divertidos y los preferidos de muchos usuarios.
    Cómo escoger una espada de esgrima
  4. Materiales, marcas y tipos:
    Además de haber aprendido a escoger correctamente el tipo de espada entre estos cuatro, también debes aprender a escoger un arma de calidad, mirando el material de la misma, las marcas y los tipos en cada caso. Por ejemplo, una espada que sea de una buena marca de esgrima va a ser más resistente, más robusta y más ligera que una espada de una marca que no garantice calidad. También hay que mirar el agarre de la espada, el cual debe adaptarse a la mano y poderse sujetar sin que haya riesgo alguno de que nos cortemos o nos resbalemos.
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 71,43% le ha gustado.