Sabemos que vomitar al hacer ejercicios es muy desagradable, pero también sabemos que nos gusta esforzarnos al máximo y a veces parece inevitable.

Cuando vomitamos al hacer ejercicio significa que hemos llevado al cuerpo fuera de sus límites. El vómito es una reacción instintiva del cuerpo que actúa como una especie de mecanismo de defensa.

El vómito no tiene por qué ocurrir por hacer ejercicio con el estómago lleno, ya que en ciertas ocasiones de máximo esfuerzo,podemos llegar a vomitar sin haber comido nada de todo el esfuerzo que hemos realizado.

Cuando vomitamos tenemos dos noticias, una buena y una mala. La buena es que hemos realizado un buen entrenamiento, realizado con una buena intensidad y mucho esfuerzo.La mala es que al sobrepasar demasiado los límites de nuestro cuerpo, no es del todo bueno para lograr una correcta progresión en el deporte.

Además que honestamente, a nadie le gusta la sensación de vomitar, ya que es una de las cosas más desagradables que existen y por eso, vamos a intentar evitarlo lo más que podamos.

Lo malo es que cuando estamos entrenando muy fuerte, no podemos a veces evitar vomitar o no sabemos cómo dejar de hacerlo. Como ya he dicho, son estímulos involuntarios que no podemos evitar siempre que queramos.

Este artículo puede ser de tu interés en casa de que no tengas más remedio que vomitar: Cómo Vomitar

Por suerte hay maneras de seguir entrenando fuerte y evitar vomitar, lo cual hará que progresemos sintiéndonos bien y a su vez dejando al cuerpo descansar correctamente, así como al sistema nervioso central y al sistema digestivo del cuerpo..

Si quieres aprender cómo evitar vomitar mientras estás entrenando, estás en el lugar correcto, ya que en la sección ejercicio de doncomos.com te voy a enseñar paso a paso cómo evitar vomitar al hacer ejercicios. PResta mucha atención a partir de ahora.

Instrucciones para evitar vomitar al hacer ejercicios

  1. Entrena con el estómago vacío:
    Esto parece algo que es obvio, pero de vez en cuando es bueno recordarlo porque se nos suele olvidar. Nunca se debe entrenar con el estómago lleno, sobre todo si el ejercicio que realizas es de alta intensidad, ya que el cuerpo no está preparado para hacer ejercicio cuando el cuerpo está haciendo la digestión. Normalmente debemos esperar un mínimo de 2 horas después de comer para hacer la digestión, ya que es el tiempo que tarda en terminar de hacerse la digestión. Este tiempo se debe alargar cuando se haga en casos de digestiones muy pesadas, de comidas muy copiosas, alargándolo de 3 a 5 horas dependiendo de cómo nos sintamos. De esta manera, vamos a conseguir entrenar más ligeros. Por la energía no te preocupes, ya que el cuerpo humano se regula mejor de lo que crees y no necesita tanta comida.
  2. Descansa suficiente:
    Lo segundo que debes hacer para evitar vomitar mientras hacemos ejercicio es dar el descanso suficiente. La falta de descanso es muy común cuando realizamos entrenamiento por intervalos de alta intensidad, ya que mucha gente no descansa el tiempo que necesita. Por ejemplo si corremos 10 series de 100 metros con descanso de sólo 30 segundos, seguramente vomitaremos a menos que seamos un deportista de élite. El descanso a llevar dependerá del nivel que tengamos en un ejercicio determinado y del tipo de ejercicio en cuestión, así como la intensidad a la cual realicemos el ejercicio(no es lo mismo esprintar que correr al trote). Además aunque no lo creas, descansar ayuda a que las siguiente series sean más efectivas, ya que no nos quedamos desfondados.
  3. Evita sobreentrenar:
    Definimos como sobreentrenamiento todo lo que sea entrenar más de lo que debe entrenar una persona natural(que no utiliza sustancias dopantes). Un ejemplo de sobreentrenamiento sería el hacer demasiadas series en levantamientos de pesas, hacer muchos ejercicios y no dormir las suficientes horas. El músculo se desarrolla durante el descanso y necesita descansar. En ciertos casos, vamos incluso a vomitar, ya que el cuerpo estará tan cansado a largo plazo que al final responderá vomitando. Intenta descansar suficiente, lo cual dependerá del tipo de ejercicios que sea. Normalmente los ejercicios con pesas necesitan más descanso que los ejercicios cardiovasculares, ya que realmente funciona la regla de a mayor intensidad, más descanso debemos hacer.

Consejos para evitar vomitar al hacer ejercicios

  • Que no vomites no significa que estemos entrenando bien:
    Aunque logres evitar el vómito, quizás todavía estemos entrenando demasiado, ya que el sobreentrenamiento no solo provoca vómito. Un buen ejemplo es el cansancio, ya que si nos sentimos cansados en exceso, seguramente estemos entrenando demasiado. También si notamos dolores musculares, estancamiento en el rendimiento en el gimnasio, problemas a la hora de realizar los ejercicios con energía y mal humor, puede ser que estemos sobreentrenando. Recuerda descansar suficiente, tanto en días de entrenamiento, como en dormir las horas adecuadas, practiques el deporte que practiques. Si descansas suficiente, aunque no te lo creas, a largo plazo vas a mejorar en el deporte más que si no descansas suficiente, ya que los mecanismos de regeneración musculares, tanto de fibras como de glucógeno, se producen durante el descanso.
¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 93,33% le ha gustado.