Trabajar en equipo es uno de los principales valores que evalúan las empresas a la hora de decidir si contratan a una persona. Los departamentos de las compañías están totalmente interconectados y el trabajo individual se ha visto reducido de una forma abismal. Por ello, la cualidad de saber interactuar con otras personas, escuchar e intercambiar ideas y opiniones desde el respeto son totalmente necesarias si se quiere ser eficiente, cumplir con los plazos de entrega de los diferentes proyectos y mantener un ambiente sano. Por esta razón, como una gran terapia de choque para ver si alguien es capaz de adaptarse a relacionarse con otras personas y conocer gente.

¿Qué son los deportes en equipo?

Los deportes de equipo son aquellos que para el correcto desarrollo del juego es necesario la presencia de más de un jugador formando los denominados equipos. Existen deportes claramente individuales donde solo hay un protagonista y donde el desempeño deportivo depende exclusivamente de él. En cambio, en los deportes de equipo existe más de un actor que participa en el juego y el resultado es el desempeño colectivo contra el rival. Las habilidades requeridas para triunfar en los deportes de equipo son muy diferentes de las que se necesitan en los deportes individuales debido a que más de un ser humano se encuentra compartiendo terreno de juego y, por tanto, hay factores más allá del juego que debemos conseguir controlar para alcanzar el éxito necesario en la modalidad que participamos.

Desde fuera, resulta muy sencillo ver si un deporte de equipo está bien conjuntado o no. Puede tratarse de un equipo que gane porque el nivel de calidad de sus jugadores es muy superior al de sus rivales y, por tanto, con alguna individualidad de los jugadores buenos sea suficiente para ganar el partido. Sin embargo, esto suele no ser suficiente, salvo que sonría la fortuna, cuando nos enfrentamos a un equipo de nuestro mismo nivel. En este sentido, un equipo bien conjuntado gana mucho y esto se consigue si la labor del entrenador en la preparación de los partidos es buena. Suelen requerirse dos cualidades diferentes: por un lado, buena preparación psicológica y, por otro lado, la estrategia. Incluso, las dos suelen estar interrelacionadas y cuando conseguimos una, la otra suele venir sola. Previamente, se pueden realizar ejercicios para adelgazar en casa.

Cuando preparamos jugadas de estrategia que puedan sorprender al rival y los jugadores se den cuenta que son efectivas, el respeto sobre el entrenador subirá. La motivación también se verá incrementada porque se verán en un proyecto ganador que puede hacer algo grande. En cambio, en proyectos perdedores, los jugadores tienden a desconectarse y a llevar una vida mucho más marcada de excesos y no esa rutina modélica que necesitan para estar en el mejor estado de forma posible. Sin embargo, el reto de recuperar a un equipo hundido también es mayúsculo y los entrenadores que lo consiguen suelen acabar siendo uno de los mejores. Necesitan ser motivadores y psicólogos y esa parte es una de las más complicadas de lograr con éxito. Los pensamientos negativos de los jugadores suelen ser constantes y se requiere tiempo para lograrlo. A veces, no obstante, el calendario de partidos no juega a nuestro favor. Por tanto, en los deportes de equipo, hay unos valores de compañerismo, sacrificio, empatía y, sobretodo, liderazgo que deben salir a la luz. Cuando se juega en deportes individuales, todos estos pensamientos de motivación los deben realizar el mismo jugador consigo mismo y, a veces, no contar con una figura de motivador más allá del entrenador puede ser insuficiente.

Beneficios de realizar deportes en equipo

Con todo, llevar a cabo deportes en equipo tiene múltiples beneficios para todos aquellos que deciden llevar a cabo este tipo de práctica deportiva. Los más destacados son los siguientes:

  • Desarrollar habilidades sociales. Todos luchamos por un mismo objetivo que es la victoria frente al equipo contrario. Para ello, es necesario entenderse, predecir los movimientos del contrario y saber amoldarse a los demás. Si somos capaces de desarrollar estas habilidades lo podremos hacer en otro contexto diferente.
  • Compañerismo. Saber ser un buen compañero y ser deportivo es otra de las habilidades que podemos desarrollar. Hay que saber empatizar con los demás cuando las cosas no salen, además de saber perder y comportarse como un caballero tanto en la victoria como en la derrota.
  • Más opciones de victoria. En los deportes individuales, estás tú contra el rival. Si tú tienes un mal día, lo más normal es acabar perdiendo. Sin embargo, en los deportes de equipo juegan más de uno y tú puedes tener un mal día, pero la buena actuación de un compañero puede ser suficiente para decantar la balanza.
  • Entablar relaciones sociales. Obviamente, los deportes en equipo, más allá del ámbito deportivo, son una excelente plataforma para conocer nuevas personas que además comparten una afición contigo por este deporte y puede ser un tema de conversación.

Tipos de deportes en equipo

Existen muchos tipos diferentes de deportes en equipo, aunque por encima de todos, sobresale el fútbol, el deporte rey a nivel mundial. Dentro del fútbol existen diferentes tipos. El más conocido y seguido es el que juegan dos equipos de once jugadores en un campo de hierba natural o artificial. De estos once, hay un portero que es el encargado de evitar que marquen los goles y que dentro de su área, salvo circunstancias excepcionales, puede coger el balón con las manos. En las grandes ciudades, existen algunos centros deportivos que cuentan con campos de fútbol grandes y que los permiten alquilar para todos aquellos que quieran jugar un partido simulando ser un equipo de verdad que juega en un gran campo. Obviamente, los más pequeños y los adolescentes también pueden apuntarse a un equipo de fútbol y competir de una forma más profesional los fines de semana. Sin embargo, hasta llegar al fútbol 11 es necesario pasar por el fútbol 7, que como su nombre indica, lo componen dos equipos de siete jugadores que juegan en un campo más pequeño y con una línea que marca el fuera de juego. Además, también podemos encontrar el fútbol sala donde se juega con dos equipos de cinco jugadores y en un campo de parqué o de tipo sintético de dimensiones mucho más reducidas. Precisamente, el fútbol es el deporte favorito de los chavales como actividad extraescolar después de sus clases.

Por detrás del fútbol, encontramos el baloncesto. Es otra de las actividades más demandadas para realizar deporte después de la escuela. Se juega en un campo de parqué o de arcilla con dos equipos de cinco jugadores que deben meter más puntos que el rival anotando canastas. Entre las chicas también es un deporte realmente popular. Se juega con dimensiones habituales en toda Europa, y cuando crecen existen momentos cuando son pequeños que el tiro de 3 no existe y que todos los tiros sin excepción valen de dos puntos. La única novedad la tienen aquellos jugadores que por su talento se van a jugar a la mejor liga del mundo de baloncesto. Se encuentra en Estados Unidos y, en la NBA, la línea de triple está algo más lejos que en Europa y, por tanto, deben graduar su tiro lejano para que siga siendo lo más efectivo posible. Las canchas de baloncesto de las grandes ciudades, especialmente cuando hablamos de las norteamericanas como Nueva York suelen estar a rebosar de jugadores deseosos de mostrar sus habilidades. No en vano, el deporte es una filosofía en Estados Unidos, especialmente los de equipo. Destaca además del baloncesto, el béisbol, el hockey sobre hielo o el fútbol americano con enormes audiencias televisivas. Otra de las modalidades que se encuentran en Europa es el rugby, que requiere ejercicios de fuerza para ser competitivo.

Por detrás de estos deportes de equipo, que son los principales y los más practicados, también podemos encontrar al balonmano, que al igual que el baloncesto se juega en un campo de fútbol sala con cinco jugadores pero con la mano. Más minoritarios, también existen deportes que pueden ser considerados estacionales y que se suelen practicar en verano. Pese a que existe una modalidad de volley que se juega en centro deportivo, el volley playa es más popular junto al fútbol playa. La vela también puede ser considerado un deporte de equipo, junto a la natación en la modalidad de relevos por equipos. Asimismo, el atletismo también tiene la modalidad por relevos al igual que el tenis, que pese a ser menos popular, también existen numerosos torneos de doblistas con reconocidos especialistas. Aunque destaca como un deporte individual, el motor es un deporte de equipo. La Fórmula 1 y MotoGP cuentan con campeonato de pilotos pero también de equipos y marcas y la sincronización con el equipo técnico es crucial para la puesta a punto del monoplaza o moto. Si los queremos más específicos, algunas modalidades como las 24 Horas de Le Mans son deportes de equipo totales ya que se basan en relevos. Con todo, saber jugar en equipo ayudará en muchas esferas de la vida especialmente en la profesional donde el trabajo en equipo es una baza fundamental.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.