El ejercicio físico en la niñez es fundamental, mejora su formación física y su autoestima potencia su relaciones sociales y su valor con el entorno. Mejora sus funciones cardiovasculares y contribuye a una mejora del sistema musculo-esquelético, y sus habilidades psicomotoras.

Produce beneficios en sus habilidades cognitivas y bienestar.

Aprenden a crear hábitos, se les reduce el tiempo de televisión y video juegos y duermen mejor.

Se les tendría que motivar desde niños a partir de los 3 o 4 años, a que practicaran algo, ,jugando con ellos, dándoles a conocer algún deporte o actividad física, y ya decidirán ellos cuál quieren practicar o que actividad física quieren o les gustaría hacer.

Lo importante es que el niño se sienta bien con el deporte o actividad que ha elegido, y si el niño es pequeño y los padres observan que al deporte al que lo llevan el niño no le gusta llevarlo a otro, ya que afortunadamente hay muchos deportes y actividades físicas.

Entre los  más pequeños, los deportes y ejercicios donde desarrollen su coordinación, equilibrio, elasticidad pueden ser más adecuados, como por ejemplo algún tipo de arte marcial, bicicleta, baile, natación. A partir de los 9 o 10 años algún deporte de equipo pueden darle un buen estímulo y compañerismo al jugar en equipo.

Fomentarles la disciplina y el esfuerzo en algún deporte o ejercicio físico desde niños, les hará que se formen y crean un buen hábito desde pequeños, ya que muchos de los hábitos  se aprenden en la infancia y  se consolidan en la adolescencia al practicar deporte o ejercicio físico.

La natación en los niños

Es uno de los ejercicios más completos y buenos que hay, y a los niños les encanta.

La natación se puede practicar desde la temprana edad de 2 años e ir aumentando el aprendizaje y práctica progresivamente.

Es un ejercicio que activa la coordinación motora, así como el sistema circulatorio y respiratorio, además de desarrollar su independencia y autoconfianza.

Nadar puede prevenir enfermedades respiratorias y como ayuda a respirar adecuadamente, se activa la capacidad pulmonar.

Ejercitar la natación, además de mejorar su resistencia física, mejora el sistema circulatorio, debido a que disminuyen los niveles de glucosa en la sangre, y previene la obesidad infantil.

Podemos encontrar varias etapas en el aprendizaje de la natación: en la edad más temprana se trabaja la forma de cómo flotar, la confianza en agua y la forma de respirar. En una segunda etapa, se trabaja la movilidad, los saltos, giros, y se continua con la respiración, y en última etapa de aprendizaje y ya más avanzada, se enseña las diferentes técnica y tipo de formas de nadar: crol, espalda, mariposa y braza. Además de enseñar alguna noción para bucear.

Dentro de este deporte, hay otros que de alguna manera están relacionados como la natación sincronizada, saltos de trampolín, waterpolo, que a los niños algo más mayores puede gustarles mucho el practicarlos.

Yoga para niños

Es otra opción muy buena . Les permitirá, ir conociendo su cuerpo, y les aportará flexibilidad y agilidad, equilibrio y fuerza. Las clases de yoga para niños son muy divertidas, les gusta mucho hacer posturas de animales, incluso, a los más niños, se les puede decir que hagan el sonido del animal.

Para los niños más inquietos les dará más tranquilidad y se irán relajando.

Aprenden también a respirar mejor, lo que les da más calma. En ocasiones se hace el yoga en parejas o en grupos, y de esa manera se fomenta en compañerismo y la confianza.

Con 4 o 5 años ya se les puede llevar a clases de yoga, que seguro que les gusta. y  empiezan a decir a los padres que han aprendido a hacer el perro o el gato, que han hecho la montaña o que han sido un árbol.

El saludo al sol, es una serie de posturas muy bonitas y sencillas que pueden aprender y poco a poco ir combinándolo con la respiración haciendo inspiraciones y espiraciones.

Senderismo con los niños,

Es muy bueno, ya que andar es uno de los mejores ejercicios que se pueden hacer, sobre todo andar por la naturaleza. Se divertirán un montón, empezarán a conocer los distinto tipos de árboles, plantas, flores. Escucharán bonitos sonidos de pájaros, verán alguna especie de ave.
Hay muchas rutas fáciles, sencillas y bonitas que se pueden hacer los niños. También se les puede apuntar a alguna asociación o grupo scout o similar que haga senderismo y actividades en la naturaleza con niños.
Además se les va enseñando el respeto por la naturaleza y el medio ambiente.

Arte marcial, karate ,judo, defensa personal

Es una práctica o deporte, que se empieza a los 4 o 5 años muy bueno para la coordinación , disciplina y autoestima y respeto. Desarrollaran la psicomotricidad y les proporcionará concentración, y aprenderán una competencia positiva.

Hay muchos otros deportes que pueden practicar y que les pueden gustar, como el baloncesto, tenis,esquí,  atletismo, danza.

Hay que observar al niño y ver cuál es el que le gusta, en cuál se siente mejor.

 

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.