Si has comenzado a nadar y has decidido tomarte esta nueva afición en serio seguramente te preocupe cómo mejorar la resistencia al nadar. Esta es una cuestión que preocupa a la mayor parte de personas que siguen este deporte ya que aunque evolucionen muy rápido en él siempre llega un momento en el que la evolución parece detenerse y esto ocurre por nuestra falta de resistencia.

Si este es tu caso no debes preocuparte. Mejorar la resistencia al nadar es algo posible aunque te llevará algo de tiempo y te exigirá dedicación y constancia. Lo primero que debes saber es que no debes agobiarte por tratar de mejorar la resistencia al nadar. En cierta medida es algo que irá produciéndose de forma normal y progresiva a medida que continúas con tus entrenamientos. Debes recordar que lo más importante es disfrutar de la natación que es un deporte muy bueno para nuestra salud. Cuando llegas a obsesionar con mejorar la resistencia al nadar lo más habitual es que te frustres y no consigas ver los resultados así que lo primero que debes hacer es relajarte y tratar de disfrutar de la práctica deportiva que realizas.

Para mejorar la resistencia al nadar debes incorporar a tus prácticas semanales una serie de ejercicios. Estos ejercicios no solo están diseñados para mejorar la resistencia al nadar sino que también te ayudarán a mejorar tu técnica de natación. Si quieres saber cuáles son los ejercicios que te ayudan a mejorar la resistencia al nadar presta mucha atención a las siguientes instrucciones.

 

¿Que necesitas para mejorar la resistencia al nadar?

  • Esfuerzo, tesón y paciencia

Instrucciones para mejorar la resistencia al nadar

  1. Cambia de estilo: lo más habitual cuando comenzamos a nadar es que nos sintamos más a gusto en determinado estilo. Como consecuencia tendemos a repetir una y otra vez el mismo estilo. Aunque hacer esto nos da la impresión de mejorar mucho en un determinado estilo no es más que una falsa ilusión. Al principio sí se produce dicha evolución pero luego nuestro cuerpo se acostumbra a realizar siempre el mismo esfuerzo y nuestra evolución se detiene en seco. Si quieres mejorar tu técnica y tu resistencia tienes que acostumbrarte a cambiar de estilo. Lo ideal es que realices el cambio de estilo cada dos largos. Así trabajarás distintas partes de tu musculatura y tu organismo tendrá que adaptarse continuamente a cambio de ejercicio lo que repercutirá en un aumento de tu resistencia y eficiencia al nadar.                                           water-420261_640
  2. Haz series: al igual que al correr las series se convierten en uno de nuestros mejores aliados al nadar. Al hacer series estarás aumentando, de forma extraordinaria, tu resistencia. Nada durante unos doscientos metro y descansa dos minutos entre cada serie.                                                         swimmer-659906_640
  3. Brazadas largas: cuando comenzamos a nadar suele darnos la impresión de que no aguantamos con la cabeza debajo del agua. Mientras nadamos sentimos la necesidad de sacar nuestra cabeza del agua para poder respirar. Como consecuencia damos brazadas cortas y rápidas. El resultado de este comportamiento es que terminamos hiperventilando. Lo ideal para aumentar nuestra resistencia es, en contra de nuestros instintos, realizar brazadas largas y cortas. Debes obligar a tu respiración a que se acompase con la brazada. Para poder conseguir esto debes permanecer muy tranquilo/a y en calma. Ve aumentando la longitud y duración de las brazadas poco a poco. En muy poco tiempo notarás mejorías inmediatas.swim-619074_640
  4. Haz ejercicios de respiración: como complemento a la práctica que realizas en la piscina conviene que dediques unos minutos a realizar ejercicios de respiración. Para ello debes estar muy relajado/a. Comienza realizando inspiraciones muy profundas durante 4 tiempos, luego retén el aire en tus pulmones durante otros 4 tiempos, expulsa el aire en 4 y tiempos y permanece en apnea durante otros 4 tiempos. Poco a poco ve incrementando los tiempos en series de 4/8/4/8 y 4/12/4/12. Estos ejercicios te ayudarán a ampliar tu capacidad y resistencia pulmonar.

Consejos para mejorar la resistencia al nadar

  • Recuerda que la mejor forma de mejorar la resistencia al nadar es la de practicar de forma regular la natación. De nada servirá que durante una semana vayas todos los días a nadar durante dos horas si luego no vuelves a la piscina durante dos o tres semanas. Es mejor una práctica corta y regular que una larga e irregular.
  • Si te apasiona el agua y los diferentes deportes que en ella se practican no dejes de visitar la categoría que tenemos dedicada a los deportes de agua aquí
¿Te ha gustado?
29 usuarios han opinado y a un 96,55% le ha gustado.