Todos los padres desean que sus hijos estén sanos y se críen felices y está claro que, para lograrlo, es necesario una adecuada alimentación, un entorno saludable y practicar algún tipo de deporte para que los niños aprendan a jugar con más personas y mejores su salud y estado físico. El problema es que muchas veces los padres no saben cuáles son los mejores deportes para los niños y desconocen si existe alguno mejor o peor dependiendo de la edad que tengan.

Cómo saber cuáles son los mejores deportes para los niños

Pues bien, si este es tu caso, ¡bienvenido a doncomos! Queremos utilizar este espacio para que aprendas cuáles son los mejores deportes para los niños y cuáles es mejor que practiquen según su rango de edad. ¿Estás preparado? En ese caos, ¡comencemos!

Unas primeras recomendaciones para elegir los mejores deportes para los niños

En primer lugar es importante tener en cuenta que la elección de un deporte para los niños es una decisión que ha de tomarse en consenso entre los padres y los hijos. Es muy importante respetar el gusto de los niños y no obligarles a practicar algún deporte que no les guste o con el que no se sientan cómodos. Olvídate de que tu niño se convierta en el mejor futbolista del barrio porque a ti te encantaba el fútbol de pequeño (aunque a él puede que no le guste tanto) o que tu pequeña sea la próxima gimnasta rítmica más importante de España porque a ti de pequeña te encantaba jugar con el aro.

Los mejores deportes para los niños

Los mejores deportes para los niños de entre 3 y 5 años

Para los reyes de la casa, los más pequeños y traviesos, se recomienda por encima de cualquier otro deporte la práctica de la natación. Se recomienda la natación, principalmente, porque ayuda a desarrollar las habilidades motoras, la resistencia, la coordinación y a lograr algo de disciplina. Además, conforme vayan mejorando con ella, aprenderán la importancia que hay entre el esfuerzo y los buenos resultados.

Antes de practicar este u otro deporte, recuerda consultar previamente al pediatra para asegurarnos de que el pequeño no padece de ningún tipo de problema respiratorio o físico que le impida practicar deporte, o al menos algún tipo concreto. A esta edad es conveniente que no practiquen más de 3 o 4 horas a la semana de actividades deportivas.

natación para los niños

Los mejores deportes para los niños de entre 5 y 7 años de edad

Nuestros pequeños monstruitos ya están creciendo, y la variación en las actividades deportivas a practicar, también debe de hacerlo. En este periodo los niños comienzan a adquirir mucha más consciencia de su cuerpo y a cansarse con menor facilidad. Tienen la energía a tope y es importante que practiquen algún tipo de deporte con el que se sientan satisfechos y contentos. Además, empiezan a relacionarse con otros niños y a comprender el significado de la amistad. Por este motivo es interesante que, además de practicar actividades deportivas unipersonales, comiencen a trabajar en equipo.

Piensa que el deporte que practiquen durante estos años marcará para siempre sus habilidades y gustos y serán la base para desarrollar diferentes habilidades y capacidades físicas. Al ser más mayores, el abanico de posibilidades se amplía. Además, al ser más mayores ya empiezan a desarrollar sus propios gustos y es normal que deseen comenzar a elegir por ellos mismos la actividad deportiva que más les guste. Puede ser interesante continuar con la natación, introducir algunas artes marciales, como el kárate o el judo y comenzar con actividades colectivas como el baloncesto, el fútbol o el voleibol.

Los mejores deportes para los niños

Los mejores deportes para los niños de entre 8 y 9 años de edad

A partir de esta edad, es el momento en el que verdaderamente los niños comienzan a demostrar su verdadera afinidad hacia el deporte. Será aquí cuando sepas si tu pequeño o pequeña va a querer convertirse en un deportista de élite o si simplemente practica deporte porque le gusta, le resulta entretenido y puede jugar con el resto de los amigos. Si se decanta por la primera línea, es decir, querer hacer del deporte algo más que una afición, será el momento de comenzar a competir en algún tipo de disciplina. No obstante, a pesar de que la pasión de tu pequeño o pequeña sea inmensa, es el momento adecuado para lidiar con ellos como padres. Piensa que las carreras deportivas son verdaderamente muy duras y requieren de una disciplina y tiempo increíbles. Si tu hijo decide probar suerte pero cambia con los años de parecer, no le agobies ni le hagas pensar que es tirar la toalla. Nadie tiene porqué sacrificar su vida ni los años más felices por ganar esta o aquellas medalla. Tenlo muy en cuenta y no fuerces sus esperanzas ni deseos para saciar tu ego. Piensa siempre en lo más adecuado para tu hijo y que lo verdaderamente importante es que sea un niño sano, feliz y que puede vivir alegre y contento. Quizá no merezca la pena sacrificar tantos años por logros y dinero.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.