Para los que llevan una vida activa, que siempre se encuentra realizando actividades físicas. Como practicar algún deporte o simplemente son constantes en su rutina en el gimnasio. El artículo de hoy será de mucho interés y beneficioso. La razón de esto es que trataremos una dolencia física que es bastante común para los que llevan una vida como la descrita anteriormente. Sufrir de un desgarro muscular o tirón muscular como también se le conoce. Es algo que puede arruinarte la semana, sin mencionar lo doloroso que resultan ser.

A lo largo de este artículo te brindaremos de toda la información importante que debes de conocer sobre el desgarro muscular y responderemos a las preguntas de ¿Cómo tratar un desgarro muscular? y ¿Por qué se origina un desgarro muscular? entre otros aspectos…

También puede que te interese leer «Cómo correr más rápido y cansarse menos«.

El Desgarro Muscular o  Tirón Muscular.

Antes de poder tratar cualquier tema relacionado al desgarro muscular, lo primero es saber que es, y cómo se produce. El desgarro muscular no es más que el desprendimiento del tendón, que es el tejido resistente que une al músculo con el hueso. Esto se produce cuando el tendón se estira demasiado o se rompe tras realizar alguna actividad física o bien por fatiga muscular. Es común que ocurra cuando se trata de levantar un peso que sobrepasa nuestra fuerza.

Es por ello que siempre que elaboramos una rutina de ejercicio para aumentar masa muscular se debe armar una rutina progresiva o escalable en peso, es decir. Que aumentemos el peso a medida que nuestro cuerpo se va adaptando y brindándole el reposo y descanso necesario para que este se recupere.

Los atletas o deportistas deben tener especial cuidado con este problema, ya que un desgarro muscular puede ser fatal y como es claro, supone un retraso en el entrenamiento del deportista. Las áreas del cuerpo que comúnmente sufren de un desgarro muscular son las piernas y la espalda baja, siendo las de la espalda baja las más peligrosas. A continuación comentaremos cuales son los músculos más propensos a sufrir de esta lesión.

dolores musculares

Músculos Propensos a Sufrir un Desgarro Muscular.

  • Desgarro Muscular en la Espalda (Lumbares). Empezaremos con el que más cuidado se debe tener, ya que los lumbares son los músculos encargados de sostener la columna vertebral así como soportar el peso de la parte superior del cuerpo. Un desgarro muscular en esta área se debe a la rotura de los tendones del lumbar.
  • Desgarro Muscular en las Pantorrillas (O gemelos). Es quizás el musculo más propenso a sufrir de un desgarro muscular, principalmente se debe a que las pantorrillas son los músculos posteriores de la parte baja de las piernas y son los que soportan mayor fatiga diaria.
  • Desgarro Muscular en el Muslo. La función que tiene el muslo es ayudar en la flexión de las rodillas, si bien no son tan propensos como la pantorrilla de sufrir la lesión, si se debe tener cuidado, más cuando se realizan ejercicios como la sentadillas con peso.
  • Desgarro Muscular en los Cuádriceps. Los cuádriceps son los músculos encargados de enderezar la rodilla, se debe tener cuidado al realizar ejercicios como el slow.

Como podemos darnos cuenta la mayoría de músculos que conforman las piernas son propensos a sufrir de un desgarro muscular. Esto no quiere decir que los otros músculos del cuerpo están exentos de sufrir de esta lesión. Se deben tomar precauciones en cualquier ejercicio orientado a levantar algún peso.

Causas del Desgarro Muscular.

Como hemos comentado antes es normal que el desgarro muscular se dé al realizar actividades físicas vinculadas con el levantamiento de peso. Sin embargo también comentamos que la fatiga genera esta lesión, correr, saltar, trotar o patear son también causantes de un tirón muscular.

Se es más propenso a sufrir de un desgarro muscular cuando se da alguno de los siguientes casos:

  • No se calienta lo suficiente antes de entrenar.
  • No tomar el descanso necesario para que el músculo se recupere antes de iniciar la próxima sesión de entrenamiento.
  • Que los músculos ya se encuentre rígidos o tensos.
  • Cuando se tiene cansancio muscular y se continúa entrenando.
  • Debilidad Muscular.

Tipos de Desgarro Muscular.

Muy parecido a las quemadura, los desgarros musculares se encuentra divididos en tres categorías o niveles. Los cuales son determinados según la gravedad de la lesión.

  1. Desgarros Musculares de Primer Grado: Presentan leves daños en las fibras del músculo.
  2. Desgarros Musculares de Segundo Grado: Aquellas que presentan rupturas parciales en las fibras del músculo.
  3. Desgarros Musculares de Tercer Grado: Son las de ruptura total de la fibra muscular.

desgarro muscular

Síntomas del Desgarro Muscular.

Ahora que se conoce los tipos de desgarros musculares, toca hablar de los síntomas que se presentan en cada uno. Este es un punto importante de hablar debido principalmente a que les ayudará a detectar que tipo de lesión que presentan y a qué grado.

Para el caso de los desgarros musculares de primer grado solo se sentirá el músculo rígido y un leve dolor en la zona afectada, sin embargo el dolor se hace soportable y la persona puede continuar con sus actividades cotidianas. De todas formas se recomiendo descansar por un tiempo hasta que el músculo se recupere.

Cuando se presentan los casos más graves de desgarro muscular (segundo y tercer grado) la persona no puede continuar con sus actividades normales, debido principalmente al dolor generado por realizar cualquier movimiento. Que para ese punto es insoportable. El músculo se presenta rígido y la zona alrededor se encontrará inflamada, también es posible que se visualicen algunos moretones.

Queremos agregar algo más respecto a los desgarros de tercer grado. Es posible que para estos casos la persona pierda la funcionalidad muscular. Es recomendable acudir a un médico en estas situaciones.

Tratamiento para un Desgarro Muscular.

Hasta los momentos les hemos mencionado solo las consecuencias y problemas que se generan del desgarro muscular, pero no hemos hablado de lo más importante. Su tratamiento…

Empezaremos con el tratamiento médico para los desgarros musculares de primer grado. Estos se pueden soportar consumiendo analgésicos de venta libre como lo son el paracetamol. Ayudará a aliviar el dolor y conseguir así una recuperación más rápida. Además estos analgésicos alivian la inflamación en caso de presentarla.

Si estos analgésicos no mejoran o alivian el dolor, puedes recurrir a llamar a tu medico de preferencia y que te recete unos analgésicos más fuertes.

En caso de que la lesión sea muy grave, es decir, de tercer grado. Es posible que sea necesaria una cirugía para reparar el músculo o tendón desgarrado. Tal y como mencionamos anteriormente cuando se presenta un caso tan agudo como este es importante acudir a un médico de inmediato  y que el realice el diagnóstico. Luego de la cirugía el paciente tendrá que someterse a largo periodo de recuperación y reposo

Tras ese proceso de recuperación será necesario recurrir a una fisioterapeuta, que te asigne una serie de ejercicios de rehabilitación, que ayudarán a fortalecer tus músculos. Este será un proceso lento en el que el músculo se irá estirando gradualmente, hasta recuperarse por completo.

Acudir a un fisioterapeuta es recomendable no solo después de la cirugía, sino también casos de desgarro muscular de segundo grado. Donde una cirugía no es necesaria pero si la realización de los ejercicios de recuperación.

Si te ha gustado el artículo, te invitamos a leer el siguiente post «Cómo hacer Estiramientos«.

 

¿Te ha gustado?