Si llevas una vida muy activa físicamente, te gusta o practicas algún deporte o simplemente eres disciplinado con tu rutina de entrenamiento. Entonces el contenido de este artículo será de mucho interés un provecho para ti, ya que atenderemos un tipo de lesión muy común. ¡Pero tranquilo! No se trata de algo grave, pero sí resulta importante tener claro cómo se causa una elongación muscular. A lo largo de este artículo redactamos una serie de puntos relacionados al tema en cuestión.

Como introducción solo debes de saber que existe una gran variedad de lesiones musculare que cuentan con diferentes niveles de importancia. Para el caso de una elongación muscular estas no suelen ser muy agudas y por lo general se curan a los pocos días de su aparición.

Antes de entrar en detalle con este tipo de lesiones. Te recomendamos leer el siguiente artículos sobre «Cómo tratar una contractura cervical» al culminar esta entrada. Estamos seguros que su contenido te será de interés.

La Elongación Muscular.

Empezaremos con lo primordial, conocer que es una elongación muscular. Esta es una lesión muscular que parte de micro desgarros en las fibras que conforman el músculo al exigirles más de su límite posible de estiramiento. Como es de sospechar este tipo de lesiones se originan tras un mal estiramiento o la realización de un estiramiento anormal del músculo.

Toda lesión posee diferentes grados de gravedad, en el caso de este tipo de lesiones son las más leves tal y como se mencionó anteriormente. Sin embargo si se realiza un entrenamiento fuerte aun y cuando se sufre una elongación muscular. El individuo puede sufrir una distensión o rotura parcial del músculo.

La elongación muscular está muy vinculada con la elasticidad del músculo, lo que quiere decir que. A mayor elasticidad se posee una menor resistencia al movimiento por lo que las posibilidades de sufrir una lesión son muy bajas. Mantener una dieta rica en fibra ayuda a fortalecer la elasticidad del músculo y previene este tipo de micro desgarros musculares.

La elongación muscular no se tiene que comparar con las contracturas musculares, ya que si bien ambas presentan un dolor similar, las contracturas son de menor grado en comparación a las elongaciones. Recordemos que en este tipo de lesiones si existe cierta rotura de las fibras mientras que en las contracturas musculares no existe ningún tipo de desgarro o rotura. De hecho, las contracturas musculares no se le pueden considerar una lesión como tal.

Las lesiones por elongación muscular solo muestran dolor cuando el músculo se encuentra en funcionamiento o realizando alguna actividad. Mientras que la persona está en reposo, no sentirá ningún tipo de dolor en el área. Cabe mencionar que este tipo de lesiones suele durar entre 4 a 7 días aproximadamente. El tiempo dependerá en gran parte por la gravedad de la lesión.

Causas de una Elongación Muscular.

La verdad es que existen muchas causas a este tipo de lesiones musculares, todas relacionadas a cuando el músculo se estira más allá de su capacidad. Puede ser por hacer de forma indebida un estiramiento o mientras se está realizando el entrenamiento. Un mal movimiento o una mala ejecución del ejercicio puede derivar en una elongación muscular.

Incluso el desequilibrio o movimientos bruscos ocasionan este tipo de lesiones. La fatiga en el músculo, puede ser un factor que promueva el surgimiento de una lesión, es por ello que siempre es recomendable brindar el reposo necesario al cuerpo, especialmente si se le está sometiendo a un entrenamiento pesado. La falta de calentamiento o la misma deshidratación también son causantes de una elongación muscular.

En resumen, cualquier actividad física mal realizada o la misma falta de calentamiento antes de entrenar, puede ocasionar lesiones en la persona. Todo es cuestión de realizar el entrenamiento de forma adecuada, especialmente si se somete al cuerpo a un esfuerzo prolongado. Los deportistas son más propensos a padecer de elongaciones musculares.

Los Síntomas que se Presentan en la Lesión.

Las señales que nos indican que se está sufriendo de una elongación muscular se manifiestan al efectuar cualquier esfuerzo sobre el músculo, antes, durante o después del entrenamiento (aunque en este último caso, no es muy común). Este dolor no solo se percibe al realizar alguna actividad física sino también al palpar o hacer presión en el músculo. También resulta normal que este dolor se encuentre acompañado de una rigidez o incapacidad funcional en la zona afectada.

No existe ninguna señal visual al sufrir de una elongación muscular, es decir. No se percibe inflamación o moretones en el músculo afectado o a sus alrededores. El dolor es el factor determinante de la gravedad de la lesión, ya que mientras mayor sea el dolor y la inmovilidad del músculo, mayor es la herida.

¿Qué músculos se ven afectados por la elongación muscular? Esta es una interrogante que pudiese estarse formulando en sus mentes. La verdad es que cualquier músculo del cuerpo puede sufrir de una elongación muscular, pero los más habituales suelen ser la ingle, los abdominales, los isquiotibiales, el dorso, las pantorrillas (o gemelos) y los brazos, especialmente el antebrazo.

Métodos Preventivos Contra una Elongación Muscular.

Podemos interpretar a la elongación muscular como una advertencia de que se está realizando de forma inadecuada un ejercicio. Es por ello que se recomienda revisar bien la rutina y ejecución del ejercicio para prevenir este tipo de lesiones. En caso de estar entrenando con las máquinas de un gimnasio, por lo general cuentan con una seria de instrucciones que indican el correcto uso de las mismas.

Para evitar cualquier tipo de lesiones musculares lo ideal es calentar antes de iniciar con la rutina de ejercicio. El estiramiento ayudará a que los músculos se preparen para la futura sesión de entrenamiento, no hace falta exagerar solo basta con entrar en calor. Mientras se entrena es importante mantenerse muy bien hidratado, unos cuantos vasos de agua cuando se realiza la actividad física ayudaran más de lo que crees. No solo en función de evitar una lesión sino para también recuperar el aliento.

Aprovechando que mencionamos la recuperación, si ya el cuerpo se encuentra en un estado de cansancio es mejor abstenerse a entrenar. Ya que la fatiga muscular puede facilitar el surgimiento de lesiones o peor aún. Un desgarro muscular, el entrenamiento no solo se basa en cuánto peso o cuantas repeticiones puedes hacer en un día, sino también en la técnica y reposo.

El Tratamiento.

Si no se tomó en cuenta ninguna de las medidas de precaución mencionadas anteriormente y ya se encuentra presente la elongación en el músculo. Se recomienda detener el entrenamiento o actividad física y colocar hielo sobre la zona afectada. Manténgase así durante unos 20 minutos.

La elongación desaparecerá al cabo de unos días, sin embargo si por ese periodo de tiempo el dolor es insoportable. Puede intentar tomar algunos analgésicos de venta libre para aliviar el dolor. Este tipo de analgésicos son económicos y pueden hallarse en cualquier farmacia.

Realmente el proceso de tratamiento para este tipo de heridas consiste solo en eso, aplicar frío en la zona y comprimir el músculo durante los días que sienta dolor. Luego de la sanación si toma las medidas de precaución mencionadas, las probabilidades de volver a tener una elongación muscular son escasas.

aliviar elongación muscular

Si la información aportada por este artículo ha sido de provecho para ti, te invitamos a leer «8 deportes de verano«. Para seguir nutriéndose de conocimiento sobre el mundo fitness y salud.

¿Te ha gustado?