Qué es fuerza muscular

Si quieres saber qué es fuerza muscular has llegado al lugar apropiado. A menudo se confunde con el concepto resistencia muscular o la potencia muscular, cuando en realidad se trata de conceptos diferentes. No obstante guardan numerosas similitudes entre ellos y son componentes de un estado físico que son necesarios para poder disfrutar de una buena forma física.

Hay que tener en cuenta que aplicar la fuerza muscular es algo esencial para poder mantener control sobre la resistencia al desplazarse, siendo ambos componentes responsables de la contracción de conjuntos de músculos en concreto.

¿Qué es la fuerza muscular?

En primer lugar vamos a definir qué es fuerza muscular. Esta es la capacidad de generar una tensión a nivel intramuscular sobre una resistencia, haya o no movimiento. Esto quiere decir que es la capacidad que se tiene para poder tirar, empujar o levantar un peso en un solo movimiento.

Esta fuerza puede ser medida según la cantidad de peso que se consigue levantar. No obstante, lo habitual es diferenciar entre la fuerza del tren superior y del tren inferior del cuerpo, midiendo cada una de ellas de manera independiente.

En el caso de la fuerza del tren superior es medida por el levantamiento de pesas en banco o similar, mientras que la inferior se puede medir por el levantamiento de peso muerto o con las flexiones de piernas.

Para poder llevar a cabo la medición de la fuerza relativa hay que tener en cuenta el ratio entre el peso corporal del individuo y el peso que ha empujado, tirado o levantado. De esta manera en el caso de que dos personas levanten el mismo peso, aquella que tenga un menor peso corporal será la que mayor fuerza relativa posee.

¿Qué es la resistencia muscular?

Una vez que conoces qué es fuerza musculares el momento que hagas lo propio con el término resistencia muscular, de forma que puedas comprender de una mejor manera la diferencia entre ambos conceptos.

Aunque habitualmente se utilizan como sinónimos, la resistencia muscular es la capacidad de los músculos para tirar, levantar o empujar de un peso durante un tiempo.

En este caso la importancia radica principalmente en el periodo de tiempo en el que es posible llevar a cabo dicho esfuerzo físico. La resistencia muscular se mide generalmente por el número de repeticiones que se pueden hacer en un ejercicio.

Algunos ejemplos de resistencia muscular son las sentadillas, las flexiones de piernas o las dominadas en barra.

Cómo entrenar la fuerza y la resistencia muscular

Aquellas personas que buscan incrementar su nivel de fuerza muscular acostumbran a apostar por la realización de ejercicios en los que se busca una resistencia progresiva, haciendo así que se relacionen tanto la fuerza como la resistencia muscular.

En las sesiones que se realizan de fuerza muscular es frecuente que se ejercite tratando de soportar mayor peso a costa de hacer un número de repeticiones inferior. Por este motivo se aconseja llevar a cabo 3-4 ejercicios de cada conjunto muscular, repartidas en 3-4 series de 6-8 repeticiones por grupo. En este tipo de entrenamiento el tiempo de recuperación entre series y ejercicios es fundamental. Si no es así podrías volver al entrenamiento sin la fuerza suficiente.

En lo que se refiere a la resistencia muscular, es importante que se lleven a cabo ejercicios de repetición progresiva. En estos el peso será menor pero el número de repeticiones más elevado.

El número de ejercicios y series es similar al anterior, es decir, 3-4, si bien el número de repeticiones se incrementaría a 10-12 según el ejercicio. Además, el tiempo de recuperación entre series sería inferior.

Gracias al entrenamiento de la fuerza y resistencia muscular, el cuerpo consigue hipertrofiar los músculos, por lo que estos crecen al mimo tiempo que reducen la grasa corporal, fortalecen los huesos y mejora el rendimiento físico. Además, también contribuye a la mejora de la apariencia física.

Rutina de ejercicios para la mejora de la fuerza muscular

Si quieres mejorar la fuerza muscular debes saber que existen una gran cantidad de rutinas diferentes para ello. En cualquier caso, la base está siempre conformada por los conocidos como movimientos multiarticulares, en los cuales se ven implicados diferentes grupos musculares.

Algunos ejercicios clave para la mejora de la fuerza muscular son los siguientes:

  • Sentadillas: Adecuadas para trabajar glúteos, cuádriceps, core e isquisurales. Un buen ejercicio para el trabajo del tren inferior.
  • Press banca y dominadas: Son dos buenas opciones para trabajar el tren superior. Sirven para potenciar los tríceps, los hombros y el pectoral.
  • Levantamiento a peso muerto: Son perfectos para el trabajo de la fuerza a nivel global. Se trabajan los músculos femorales y la espalda. También los glúteos, los brazos y los isquiosurales.

Estos ejercicios deben ser la base de cualquier rutina para la mejora de la fuerza muscular. Además, se podrán complementar con otros ejercicios específicos e incluso con ejercicios de entrenamiento de la resistencia muscular. De esta manera se conseguirá disfrutar de un mejor entrenamiento.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.