Qué tomar para el dolor muscular

El ejercicio físico es fundamental para poder mantener un estilo de vida que sea activo y saludable, ya que tienen innumerables beneficios como la mejora de la actividad del corazón y los pulmones, al mismo tiempo que fortalece músculos y huesos. Sin embargo, en ocasiones puede dar origen a dolor muscular.

Esto se da habitualmente cuando se empieza a trabajar un grupo muscular nuevo o se incrementa notablemente la intensidad.

Debes tener en cuenta que el dolor muscular es normal, y que no impedirá que puedas recuperarte y volver a trabajar a un alto nivel de intensidad, aunque siempre se debe tratar de prevenir las posibles lesiones.

En el caso de que tras un entrenamiento considere que puede tener algún tipo de esguince o torcedura puedes aplicar el método RICE, que consiste en:

  • Reposo: Haz reposo total o parcial de la lesión. Esto dependerá de la gravedad de la lesión en cuestión.
  • Hielo: Utiliza bolsas de hielo o similares para reducir la inflamación, los dolores y los hematomas. Usa hielo hasta un máximo de 3 días después de la lesión.
  • Compresión: Venda la lesión para tratar de reducir los hematomas y la inflamación. Puedes tenerla vendada entre 1-2 días y una semana tras haber sufrido la lesión.
  • Elevación: Coloca la lesión al nivel del corazón o por encima. Así reducirás la inflamación y los hematomas. Trata de tenerla elevada 2-3 horas diarias.

En todo caso, si el dolor muscular permanece durante más de una semana, si no te puedes mover, el dolor es insoportable, empeora al hacer ejercicio o te provoca mareos o dificultad para respirar acude a un médico. Asimismo, si el tratamiento RICE no es efectivo podrás hacer lo mismo.

Cómo te puede afectar el dolor muscular

El dolor muscular puede llegar a ser muy frustrante, ya que puede limitar la capacidad con la que te mueves de una manera libre. Aunque es normal que te puedan doler los músculos tras una actividad física, si sientes un dolor excesivo a la hora de hacer actividades rutinarias, tendrás que adoptar medidas y si quieres saber qué tomar para el dolor muscular, puedes optar por un Ibuprofeno o un medicamento analgésico y antinflamatorio similar..

El dolor muscular es, por lo general, el resultado de una sobrecarga una lesión leve, que puede venir provocada por una caída, un golpe, un tropiezo o simplemente por una situación de estrés o tensión.

Por lo general el dolor va mejorando con el paso de los días, pero puedes ayudarte de los medicamentos para aliviar el dolor.

Instrucciones

En el caso de que empieces a sentir un dolor muscular inmediato, esto será considerado un dolor agudo. Puede que notes el dolor mientras se contraen los músculos, pudiendo durar el dolor unas 12 horas tras el ejercicio. Además, el malestar, en algunos casos, puede llegar a su punto más alto una vez transcurridas 48-72 horas después de la lesión. Este es el caso del dolor muscular de aparición tardía. Durante ese tiempo los músculos se están reparado y fortaleciendo. En todo caso debes saber que el dolor puede durar varios días o mejorar de una manera rápida según el caso.

Para tratar el dolor se recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar prueba a hacer una elongación suave de los músculos.
  2. Date un masaje muscular en la zona afectada.
  3. Intenta descansar para que los músculos también lo hagan.
  4. Utiliza hielo para así ayudar a reducir la inflamación inicial de la lesión.
  5. Usa calor para incrementar el flujo sanguíneo que llega a los músculo.
  6. Toma analgésicos de venta libre, como es el caso de los fármacos antiinflamatorios como el Ibuprofeno. Si quieres saber qué tomar para el dolor muscular, con este medicamento o uno similar será suficiente.

Que Necesitas

  • Hielo para actuar sobre la inflamación.
  • Calor para incrementar el flujo sanguíneo.
  • Analgésico antiinflamatorio como Ibuprofeno o similar.

Consejos

 

Algunos consejos que debes tener en cuenta en el caso de que padezcas un dolor muscular, más allá de saber qué tomar para el dolor muscular, que, como hemos mencionado, bastará con un Ibuprofeno, debes tener en cuenta los siguientes puntos, que te ayudarán a prevenir futuros dolores:

  • Calentar: El calentamiento de los músculos antes de hacer el ejercicio puede despertar los músculos con el incremento del flujo sanguíneo. Para hacerlo puedes trotar, saltar cuerda, etcétera.
  • Beber agua: El agua es fundamental para controlar la temperatura corporal, al mismo tiempo que se encarga del transporte de nutrientes para crear energía y preparar las articulaciones. Así evitarás fatiga, mareos y calambres musculares, entre otros.
  • Descansa lo suficiente: No ejercites los mismos grupos musculares en menos de 48 horas. De esta forma reducirás las posibilidades de sufrir dolores musculares y otro tipo de lesiones.
  • Haz los ejercicios con la técnica apropiada: Aprende a hacer los ejercicios de una manera adecuada para evitar lesiones y dolores.
  • Enfriamiento: Tras hacer realizado el ejercicio debes enfriar los músculos. Aprovecha para estirar.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.