En los últimos años no hace más que oírse la palabra Crossfit, aunque muchos todavía no tienen muy claro de qué se trata. El Crossfit es una disciplina de entrenamiento de alta intensidad con ejercicios muy variados. Se basa en levantamiento de peso con el máximo posible para cada persona y que en los entrenamientos no diferencia entre tamaños y edades, solamente entre sexos. Un ejemplo es que las mujeres deben levantar 15 kilos en la barra de peso y los hombres 20 kilos, independientemente del tamaño de cada persona. Consiste en hacer las máximas repeticiones posibles en el tiempo estipulado y con el mayor peso que se pueda coger.

A raíz de esta disciplina que tanto éxito está teniendo y que tantos gimnasios ha abierto para que los interesados lo practiquen, las marcas deportivas se pusieron las botas y nunca mejor dicho, para estar a la altura. En este punto, Reebok resurgió de sus cenizas y adelantó a otras marcas de la competencia. ¿Cómo lo hizo? Creando una nueva línea de zapatillas deportivas: las Reebok Nano, especialmente diseñadas para realizar este tipo de entrenamiento. De hecho su nombre original es Reebok Crossfit Nano.

Reebok se convirtió en el proveedor oficial de calzado y de prendas deportivas con la licencia Crossfit en 2011 y fue entonces cuando lanzó el primer calzado para ese tipo de competición basado en ejercicios de alta intensidad. Desde esa primera deportiva, Reebok las ha ido mejorando y añadiéndoles complementos llegando a la versión 6.0 de la misma.

Un año después de la primera Reebok lanzó la 2.0 con una puntera más ancha para mejorar la estabilidad del pie del atleta. La marca aprovecha los juegos de Crossfit que se realizan cada año para lanzar su nueva colección y atraer a los compradores. En 2013 apareció Nano 3.0 con una amortiguación delantera y una estabilización del talón con la plataforma de doble densidad. Además, el zapato tenía una capa protectora en la suela intermedia reduciendo la posibilidad de que se deshilache, y también permite una mayor estabilidad durante los ascensos. Reebok no quería dejar de mejorar las zapatillas que habían sido un éxito, y por eso cada año siguió sacando un nuevo modelo: en 2014 le tocó a la Nano 4.0 con una capa de protección duracage en la parte delantera del zapato y mayor envoltura para dar durabilidad. La suela más rígida para proporcionar más agarre y estabilidad que en los modelos anteriores. Un año después Reebok uso kevlar, que es una fibra artificial y ligera que tiene gran resistencia al calor para sus Reebok Nano 5.0.

Como son unas zapatillas sujetas al maltrato y a los grandes esfuerzos, la marca pretende que sus últimas versiones sean más duraderas y resistentes que las anteriores. Otro objetivo marcado es el peso de la deportiva, son muy ligeras para ponerle facilidades al deportista que tiene que levantar gran peso.

Si hay que poner algún pero a esta marca es que no todos sus modelos están disponibles en todos los países, que correr grandes distancias con ellas no es lo más aconsejables, porque no están preparadas para ello y que si quieres personalizarlas el precio crecerá.

Aunque esto último es un contra pero también un pro. Quién no quiere tener unas deportivas únicas que solamente las lleve él. Reebok Nano te lo permite, haciendo que puedas personalizar las deportivas como más te guste. Eso sí, el precio irá en aumento según las modificaciones que quieras hacerlas.

Las más vendidas

Ahora mismo las Reebok Nano 6.0 cuestan 129,95 euros y viene predeterminada en tres colores, que puedes personalizarse. Una vez eliges una de las deportivas, bajo el botón de compra se encuentra el de personalizar. Clica sobre él y verás la gran variedad que hay.
Reebok Nano: Consejos y ventajas

  1. Primero selecciona tu número de calzado.
  2. Elige el color de la base, de la puntera, del revestimiento y del logotipo. Para que sepas en todo momento a qué se refiere con cada nombre, hay un dibujo de la zapatilla y se selecciona en el color que eliges la parte correspondiente. Cuando tengas cada uno, dale a ok para que puedas continuar.
  3. Después de seleccionar la parte principal pasará a la suela y a la media-suela.
  4. Casi terminando con la selección de colores tendrás que elegir la parte superior, como la lengüeta, los cordones y el forro. Además aquí puedes elegir añadir unos cordones adicionales por 2,5 euros más.
  5. Ahora solo te queda la parte posterior de tu Reebok Nano 6.0 y tendrás lista la deportiva.
  6. Cuando tengas claro que es así como quieres tú deportiva, un proceso que te llevará un tiempo por la cantidad de combinaciones que hay y por lo arriesgado que puede ser tener que elegir tantos colores, podrás darle a guardar o a comprar. En la parte inferior derecha te aparecerá el precio al que ha ascendido la zapatilla por todos los colores y los detalles que has ido añadiendo. Añadiendo a cada parte un color y seleccionando unos cordones adicionales, el precio de la Reebok Nano 6.0 asciende a 157,45 euros. Casi 30 euros más que la básica, pero con la diferencia de que estás seguro de que esta deportiva no la tendrá nadie más que tú.
  7. Señala el botón de comprar ahora y verás el resumen de compra, en el que además hay un cargo de 9 euros de entrega. Finalmente tu Reebok Nano 6.0 se queda en un precio de 167,35 euros. Presiona finalizar compra y ya casi estará listo.
  8. Ahora tendrás que poner todos los datos y tener en cuenta que, debido a que te las tienen que personalizar van a tardar 4 semanas en llegar. En el caso de que comprases el modelo base solo tardaría entre 6 y 8 días laborales. Aquí hay una gran diferencia y es que si no terminan de convencerte las base, podrás devolverlas sin ningún problema, pero si las personalizadas no son de tu gusto tendrás que quedarte con ellas porque han sido diseñadas exclusivamente para ti. Así que lo mejor que puedes hacer, además de tener muy claro los colores que eliges, es acercarte a una tienda Reebok y comprobar el pie que usas, ya que el número más pequeño es el 38,5 en el caso del hombre y el 35 en el caso femenino. No vaya a ser que no te valgan y no puedas hacer nada cuando te lleguen, ya que solo podrás devolverlas si hay algún defecto, como te informa la página de la marca cuando estás en el carrito de la compra.
  9. Una vez introduzcas todos los datos personales y de tarjeta de crédito, solamente tendrás que esperar para que tus Reebok Nano 6.0 lleguen a la dirección que has seleccionado y puedas disfrutar de tu entrenamiento de Crossfit con la equipación adecuada.

Rebajas

En el periodo veraniego han comenzado las rebajas para la marca, por lo que las versiones anteriores presentan precios bastante competitivos. Por el momento las Nano más baratas son las de la versión 4.0 que no llegan a los 50 euros y están en una variedad de colores muy amplio; y después de éstas se encuentran las 2.0, que ya poco tienen que ver con el modelo actual, pero cuyo precio no supera los 75 euros. Unos precios muy competitivos para unas zapatillas que presentan grandes ventajas en el mundo del Crossfit.
Reebok Nano: Consejos y ventajas

Hasta el momento y hasta que otras marcas se lancen al mercado de las zapatillas para la disciplina Crossfit, las Reebok Nano son la mejor versión que hay en el mercado para practicar este deporte. Su escaso peso, su duro tejido y su variedad de color llama la atención de los amantes del Crossfit. Además la calidad que ofrece y la fiabilidad al ser la marca oficial del nuevo tipo de entrenamiento nunca lo llegarán a ofrecer otras marcas de la competencia. Aprovecha y hazte con unas y notarás la diferencia de hacer un entrenamiento de alta intensidad con unas Reebok Nano en comparación con otras zapatillas. El equipamiento es muy importante al entrenar y más si es tan duro como el Crossfit, no te arriesgues a hacerlo con un equipo que no es el adecuado porque a la larga te arrepentirás.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 33,33% le ha gustado.