Cuando hacemos deporte a veces nos concentramos tanto en utilizar los complementos adecuados, como lo son los zapatos deportivos o la ropa, en nuestra alimentación o ingesta de líquidos, que pasamos por alto algunos detalles de suma importancia como lo es saber cómo respirar al correr adecuadamente.

Ya sea por algunos mitos culturales del deporte o por costumbres propias, a veces creemos que estamos haciendo las cosas adecuadamente, pero en realidad puede que lo que hagamos termine siendo perjudicial para nuestra salud y para nuestro progreso deportivo. No saber respirar adecuadamente o no conocer la manera adecuada de respirar, puede ser muy dañino.

Con el fin de que obtengas los mejores provechos del deporte y de mantener tu salud en buen estado, este día queremos enseñarte cómo respirar al correr de la manera correcta. Aprenderás cada detalle sobre la importancia de correr y cómo afecta la respiración a nuestro cuerpo cuando no se realiza debidamente.

Cada detalle que seguimos a la hora de correr, puede afectar nuestro rendimiento y salud, así que debes saber qué hacer y qué no hacer si quieres correr bien. Quédate y sigue leyendo para que te enteres sobre qué precauciones y pautas debe seguir para correr adecuadamente y conseguir el mejor provecho de esta actividad tan divertida y saludable.

Instrucciones para respirar al correr

  1. No respirar sólo por la nariz. Existen varios mitos que nos indican que a la hora de correr debemos respirar únicamente por la nariz, pues hace que el aire llegue limpio a nuestros pulmones. Muchas personas creen que respirar por la boca puede ser dañino para sus pulmones, por la ingesta de microorganismos y bacterias que puedan estar en el aire. Sin embargo esto es bastante diferente a la hora de correr. Nuestro cuerpo necesita grandes cantidades de oxígeno para poder permitir una correcta circulación de la sangre y que ésta se limpie, nuestros músculos necesitan grandes cantidades de oxígeno para poder funcionar, por lo cual el aire que conseguimos respirando por la nariz a veces no es suficiente. ( Este artículo te puede interesar Cómo Limpiar los Pulmones )
  2. Aprende a respirar por la boca también. Hay quienes nos dicen que debemos respirar únicamente por la boca cuando estamos corriendo, esto no es malo, de hecho es bastante bueno. A diferencia de nuestra nariz, cuando nuestro cuerpo necesita grandes cantidades de oxígeno, la boca es la vía perfecta para recibirlo. La nariz nos funciona para obtener el oxígeno constante cuando estamos en reposo o ejerciendo una actividad no cardiaca donde no necesitemos de grandes cantidades inmediatas de oxígeno. Pero cuando se trata de correr, el cuerpo necesita una cantidad mayor de oxígeno, por ello la boca es el instrumento adecuado para poder recibirlo.
  3. Sin embargo la cantidad de aire que nuestro cuerpo requiera a la hora de correr, dependerá mucho de la intensidad del ejercicio en cuestión. Es decir mientras más rápido corras, más oxígeno requerirá tu cuerpo para poder desempeñar esa labor. Cuando apenas estamos empezando, con una caminata o una intensidad media, posiblemente preferiríamos respirar por la nariz a respirar por la boca. En este punto no existe ningún problema con respirar por la nariz, pero cuando empiezas a incrementar la velocidad, tu cuerpo va a pedir más oxígeno y es cuando debes emplear la boca para poder oxigenar tu cuerpo.
  4. Puedes utilizar la nariz y la boca para respirar. Si bien es totalmente correcto respirar únicamente por la boca, es preferible respirar por ambas vías cuando nuestro cuerpo nos exige una cantidad superior de oxígeno. Si sientes que no puedes tener el control para respirar, entonces puede respirar tanto por la nariz como por la boca al mismo tiempo. Esto ayudará a tu cuerpo a recibir más oxígeno rápidamente.
  5. No olvides las exhalaciones. Si bien ya hemos aclarado en los puntos anteriores lo importante que es respirar por la boca, los ritmos con los que vamos a expulsar e inhalar el aire también son factores de suma importancia a considerar a la hora de correr. Aunque pueda parecer un poco extraño, a la hora de correr es necesario tener el control de la respiración, saber cuándo inhalar y cuando exhalar dependiendo de nuestras necesidades.
  6. Conforme vallas avanzando en acostumbrarte a correr, notarás qué tipo de ritmos son los que necesita tu cuerpo para inhalar y exhalar el aire. Sin embargo si eres principiante o no tienes muy en claro que debes hacer, existen dos ritmos muy empleados cuando se trata de correr o hacer caminatas, y que están especialmente dirigidos a las personas que realizan ejercicios de intensidad media, o media moderada. Se trata de las respiraciones en ritmo 2 por 2, y 3 por 3.
  7. Cuando estamos hablando de personas que son bastante novatas o que prefieran actividad moderada, los ritmos de 3 por 3 podrían ser los más adecuados. Estos ritmos siguen la misma lógica que los de 2 por 2, sólo que con tres repeticiones. Realizaremos tres zancadas e inhalaremos una vez por cada zancada, alternaremos el pie izquierdo con el pie derecho. Posteriormente, exhalaremos una vez por cada tres zancadas. Cuando realizamos este método se generan aproximadamente 30 respiraciones por minuto, siendo una excelente forma de suministrar y aprovechar el aire que necesitamos a la hora de correr.
  8. Este método de respiración, es perfecto para esas personas que no saben muy bien como respirar o se cansan con facilidad cuando están corriendo. De esta manera podremos entrenar mejor nuestro sistema respiratorio para soportar cantidades controladas de aire y permitir que nuestro cuerpo sea oxigenado, de esta forma aumentaremos nuestra fuerza cardiopulmonar y nuestra resistencia al correr, obteniendo los resultados más óptimos para sacar los mejores provechos a la hora de realizar esta rutina de deporte.
  9. Cuando nos referimos al ritmo 2 por 2, nos referimos a que, cuando estamos incrementando la intensidad y requerimos de oxígeno mantenemos un ritmo de dos inhalaciones por cada dos zancadas y dos exhalaciones por cada dos zancadas. Esto intercalando con los pies, es decir, respiramos durante una zancada por el pie izquierdo y volvemos a respirar seguido de otra zancada por el pie derecho. Posteriormente exhalamos siguiendo el mismo ritmo que utilizamos para inhalar. Es decir, exhalamos dos veces seguidas, una por cada zancada y así sucesivamente hasta complementar el recorrido.
  10. Este último método de 2 por 2, es para las personas que ya cuentan con un nivel medio o avanzado al correr, por lo cual no es del todo recomendable su uso sino hasta que se cuenta con la suficiente condición física para poder correr soportando esta forma de controlar el aire en nuestro cuerpo. Lo ideal para una persona que recién está comenzando en la práctica de correr, sería comenzar por el método 3 por 3 y posteriormente al adquirir más resistencia, aplicar este método de dos respiraciones por dos exhalaciones.
  11. Sin embargo esto no es todo lo que debe saber. Son muchas las cosas que debemos tomar en cuenta si queremos aprender como correr más rápido sin cansarse más de lo debido, pues muchas veces el agotamiento que sufrimos esa causa de que no estamos realizando bien el ejercicio o de que no estamos cumpliendo con los demás complementos que se requieren, como una buena alimentación y mantener nuestro cuerpo siempre hidratado.

¿Que necesitas para respirar al correr?

  • Zapatos deportivos.
  • Ropa deportiva.
  • Agua.
  • Alimentación balanceada.
  • Respirar.

Consejos para respirar al correr

  • Esperamos que las instrucciones que te mostramos durante el artículo sean de tu ayuda y les saques el mejor provecho para aprender como respirar al correr adecuadamente.
  • Antes de realizar cualquier ejercicio ten en cuenta que debes tener una buena alimentación para evitar el desgaste de tu cuerpo.
  • Ya sea para mejorar tu condición física o aspecto, siempre es importante realizar los ejercicios periódicamente siguiendo el orden adecuado que se apegue a tus necesidades.
  • Si piensas hacer ejercicio para mantenerte con un buen estado de salud o cuidar tu figura, recuerda hacer ejercicio por lo menos 4 veces a la semana.
¿Te ha gustado?