Si te gustan los deportes de lucha lo más probable es que te encante el boxeo. El problema para practicarlo es que tienes que acercarte a algún gimnasio y esperar que en éste haya un saco de boxeo. Si tienes espacio en tu casa podrías comprarte uno, pero aquí viene el segundo problema, y es que no son baratos. Así que la solución es que aprendas cómo hacer un saco de boxeo casero. Podrás entrenar siempre que quieras, sin salir de casa y por muy poco dinero.

Hay varias maneras de hacer un saco de boxeo y no es muy complicado, aunque también depende de la tralla que le vayas a meter. Si lo vas a hacer para aprender y a un ritmo más amateur, tampoco es necesario que te compliques mucho la vida, sin embargo si quieres entrenar de una manera más profesional, es mejor que subas de nivel para que el saco de boxeo te dure más tiempo.

Aquí te dejamos unas pautas de cómo hacer un saco de boxeo casero para que liberes tensiones.

Instrucciones para hacer un saco de boxeo casero

  1. Lo primero de todo tienes que conseguir la cubierta del saco y lo hay en varios materiales, aunque lo que puedes hacer es usar un petete del ejército. Su forma es similar a la de los sacos de boxeo por lo que te será más sencillo.
  2. Tienes que tener claras las medidas que quieres. Puedes tomar como referencia la medida de los sacos que son 100×35 para hacerte una idea.
  3. Necesitas rellenar el saco, así que compra kilos de arena o serrín. El peso ideal sería de unos 23 kilos, si es para principiantes no debería superar los 30 y si es para un entreno profesional puedes añadirle más peso. Mete el relleno en bolsas, para que, en el caso de que la cubierta se reviente de un puñetazo o una patada, el relleno no se salga, simplemente quede a la vista en las bolsas en las que lo estás metiendo.
  4. Dentro de la cubierta debes meter las bolsas con el relleno de una forma en la que no debes huecos entremedias, si es el caso, puedes meter arena en bolsas más pequeñas para rellenar. Si quedan huecos el problema es que se van a crear globos y cuando pegues al boxear no habrá nada que te haga resistencia. También, para rellenar esos huecos, puedes usar ropa vieja, trapos…intenta que quede todo compacto sin ninguna zona floja.
  5. Cuando tengas bien acoplado el relleno dentro de la cubierta ciérralo por arriba. Lo más seguro es que hagas un nudo grande y lo cierres con una brida o con algún cierre que no se pueda abrir. En el caso de que el saco se cayera, si no está bien cerrado el interior puede salirse, así que asegúrate que el cierre es bueno.
  6. Ahora debes colgar el saco de una superficie para empezar a boxear. Lo ideal es que cojas cadenas, que tienen una gran resistencia, y tienes que tener en cuenta la longitud a la que quedará el saco. Cuélgala del techo con algún soporte o incluso con una barra de dominadas en el techo, cuélgala de ella. Para engancharlo compra ganchos para cielo raso.
  7. Ahora ya podrás empezar a entrenar con tu saco y sacarle el máximo partido.

Esta no es la única manera de hacer un saco de boxeo. Habría otra aún más sencilla:

  1. Coge varios neumáticos que no vayas a utilizar, estaría bien que no estuvieran muy desinflados, aunque también podrían valer. Apílalos unos encima de los otros hasta que consigas la altura que quieres, con unos 5 o 6 neumáticos estaría perfecto.Cómo hacer un saco de boxeo casero
  2. Agarra los neumáticos entre sí por los laterales con una cuerda para que no se muevan. Y dale varias vueltas, pero siempre por el mismo lado para que solo esté la cuerda por dos laterales, hasta que notes que está fijo. Ten en cuenta que vas a dar puñetazos a unos neumáticos que están sujetos por la cuerda, si la cuerda no está bien fija en cuanto des un golpe fuerte puede que alguno de los neumáticos se caiga, así que mejor darle varias vueltas.
  3. Ahora con unos eslabones, pon unas cadenas a cada lado de los neumáticos donde has pasado la cuerda y engánchalo a una superficie fija. Ten en cuenta la longitud de las cadenas, según dónde lo vayas a colocar.
  4. Una vez hecho esto y seguro de que está fijo y no se va a caer, ya tienes tu saco de boxeo para empezar a entrenar.

Pero si lo que quieres es un saco muy profesional, también tienes una tercera opción:

  1. Compra un tubo de PVC y córtalo a los 91 centímetros. Después perfora el tubo con dos agujeros, uno a cada lado. En uno de los extremos irá la base y en el otro el saco.
  2. Ahora tienes que crear la base del saco. Esto hazlo con una madera o un tablón de contrachapado y ayúdate de un compás para que el círculo te salga perfecto.
  3. Coloca la pieza cortada, que será de 10 centímetros, dentro de uno de los extremos del tubo, para que haga de tope.
  4. Corta otra pieza, ahora de 25 centímetros, en el mismo extremo de dónde has colocado la de 10 y con un taladró haz cuatro agujeros y pon los tornillos para que ambas piezas queden unidas.
  5. Ahora hay que preocuparse de la parte blandita, así que coge una alfombra y corta la misma medida que tiene el tubo, 91 centímetros, o incluso un poco más por si te quedas corto. Y envuelve el tubo PVC en la alfombra. Y fíjate que esté bien sujeto para que no se mueva al golpearlo.
  6. Cubre la alfombrilla con cinta adhesiva y hazlo por toda la superficie y varias veces para que todo quede bien sujeto, pero la parte superior debe quedar sin cubrir porque es el espacio que usaremos para colgar el saco y si lo cubrimos no podremos hacerlo.
  7. Por los dos agujeros que hiciste en los extremos al principio pasa una cuerda. Fíjate que ambos extremos quedan con la misma longitud, porque es de donde vas a colgar el saco y si no miden lo mismo el lado estará desequilibrado hacia uno de los lados.
  8. Ahora que ya tienes la cuerda solo debes ponerla en una superficie colgante para golpearlo. Eso sí, que sea lo más seguro posible para que no se caiga.
  9. Ya tienes tu saco listo para empezar a golpear.

Y también hay una cuarta forma, si en lugar de tener el saco colgado del techo lo quieres en el suelo. Porque no siempre vas a disponer de una superficie sobre la que colgarlo y puede que sea más seguro. Eso sí, es un proceso más difícil porque hay que usar cemento:

  1. Coge tres tablas de madera que harán de mástil, así que pégalas bien con pegamento para que no se muevan. Usa clavos en la parte inferior de las tablas para que éstas se adhieran mejor entre ellas.
  2. Ahora debes crear una base con una tabla de madera de contrachapado para poner encima el mástil que has hecho. El tamaño no importa tanto como la resistencia de la misma, que debe aguantar el peso de las tres tablas.
  3. Espera unas cuantas horas, incluso un día para que todo quede bien pegado: las tablas que hacen de mástil entre sí y éstas a la base de madera.
  4. Cuando ya está todo fijo, está el paso más complicado. La base la vas a hacer con dos neumáticos, así que colócalos bien uno encima del otro.
  5. Debes hacer una mezcla para conseguir cemento, con dos bolsas será suficiente, cuando tengas la mezcla hecha, viértela en el hueco que queda entre los dos neumáticos para que se fijen bien. Eso sí, que no se te olvide primero poner la base de maderas dentro del hueco de los neumáticos. De esta forma todo se quedará bien fijo para que puedas golpearlo.
  6. Debes esperar dos o tres días antes de continuar para que el cemento se seque perfectamente. Si lo tocas antes de tiempo puede que la base no se haya pegado bien y no sirva el saco casero.
  7. Con una colchoneta vieja o un material parecido, córtala a la medida del mástil. Tendrás que colocarlo alrededor de este para que la superficie que vas a golpear sea blanda, así que puedes usar otro objeto que no sea una colchoneta pero que sea tan versátil.
  8. Cuando lo pegues deberás cubrirlo todo con cinta adhesiva para que no despegue y para seguir haciendo la superficie más blandita.
  9. Por último pon una almohadilla de espuma debajo de los neumáticos, para que cuando golpees no se caiga el saco.
  10. Ya tienes tu saco listo para boxear, ahora solo tienes que ponerte a entrenar.Cómo hacer un saco de boxeo casero

Consejos para hacer un saco de boxeo casero

  • Si crees que tú solo no vas a poder hacer el saco, lo mejor es que pidas ayuda, sobre todo si eliges que tu saco no esté colgado del techo.
  • La cuarta opción es la más complicada, pero quizá la más consistente si eres capaz de seguir los pasos y hacerlo todo correctamente.
  • No te olvides de ponerte el equipamiento deportivo para entrenar con el saco, sino te harás mucho daño.

¿Que necesitas para hacer un saco de boxeo casero?

  • Tablas de madera
  • Tornillos
  • Taladro
  • Neumáticos
  • Cemento
  • Colchoneta
  • Madera de contrachapado
  • Tubo PVC
  • Eslabones
  • Cadenas
  • Arena o serrín
  • Cuerdas
  • Equipamiento de boxeo
¿Te ha gustado?
82 usuarios han opinado y a un 87,80% le ha gustado.