Un supensorio es una especie de calzoncillo especial, el cual sirve para sujetar los testículos y evitar que estos vayan libremente por los pantalones.

Este tipo de prenda es poco conocida y poco usada entre la gente normal, sin embargo, si que suele ser usada en los deportistas, ya que estos necesitan una mejor sujección de sus partes y una mejor experiencia a la hora de realizar este tipo de deporte.

Por ejemplo, imagínate que eres un corredor, el cual tiene que hacer cientos de kilómetros todos los meses. Si haces estos kilómetros sin estos suspensorios, los testículos se van a ir moviendo a la vez que corres, algo que te va a resultar un poco incómodo y te podría incluso conllevar una irritación y más problemas a largo plazo.

Además de esto, se podrían producir otros problemas más graves, como pérdida de fertilidad y otros problemas más o menos graves que conllevan hacer deporte sin este tipo de artilugio. Si lo colocamos, los testículos estarán completamente en su sitio y no habrá ningún problema.

En algunas ocasiones, los suspensorios van acompañados de una coquilla, una parte que se coloca justo en las partes y que sirve para protegerlas de golpes. Por lo tanto, también son usados en el mundo de los deportes de contacto y las artes marciales.

Además de esto, estos suspensorios son bastante bonitos y pueden ser útiles para la gente normal, los cuales pueden necesitar una mejor sujección de sus partes y una mejor calidad de vida, la cual puede mejorar gracias al suspensorio.

Por esta razón, seas quien seas, conseguir uno de estos suspensorios puede ser una gran idea para poder tener una calidad de vida decente, sobre todo si tus partes son muy grandes o eres una persona muy deportista.

Hoy te enseñaré como puedes conseguir el mejor suspensorio y cómo puedes conseguir aprovechar el máximo partido. También veremos un poco más a fondo los usos que tiene y cómo podemos conseguir ampliar sus funciones.

Instrucciones para usar suspensorios para hombre

  1. Escoger un buen suspensorio:
    Lo primero que debemos hacer para poder usar un suspensorio, es escoger el mejor suspensorio para ti, es decir, un suspensorio que consiga cumplir de sobra con lo que le exiges al mismo y que te permita aumentar el confort en tus partes nobles. Dentro de un suspensorio, no sólo vamos a tener que mirar algunas cosas superficiales, sino que vamos a tener que mirar a fondo sus características. Piensa que lo que está en juego son tus partes nobles, es decir, su sistema reproductor, el cual debe de tener el confort necesario para poder realizar disciplinas deportivas sin tener ningún problema al hacerlo. En este caso, vamos a mirar tres cosas, es decir, primero mirar la talla del mismo, luego mirar si es del material correcto y finalmente mirar si nos gusta estéticamente.

    1. Talla correcta:
      Esto de la talla puede parecer una obviedad, sin embargo, no lo es tanto desde mi punto de vista. La razón por la cual la talla correcta es tan importante es porque de nuevo te diré que la seguridad de tus partes más nobles están en juego. Realmente si coges una talla demasiado pequeña, vas a estar muy incómodo, pudiendo ser el remedio incluso peor que la enfermedad. Si cogemos una talla demasiado grande, el suspensorio no va a servir para nada, ya que no va a sujetar tus partes de la manera correcta. Por este motivo, comprueba que lo que vas a comprar sea completamente de tu talla, ni más ni menos.
    2. Material correcto:
      Lo segundo que tenemos que mirar es que el suspensorio sea del material correcto, un material que sea ligero, que no te irrite la zona y  que sea un material que no se rompa fácilmente. Esto se debe a que si compramos una prenda de ropa íntima, no vamos a querer que se nos irrite la zona y no vamos a querer que esta se nos rompa a los dos días de la compra, ya que realmente vale mucho dinero y no está la vida para andar derrochando. Por este motivo, debemos tratar de conseguir unos suspensorios del material correcto, un material resistente, ligero y cómodo al mismo tiempo.
    3. Estética correcta:
      Finalmente tenemos que mirar la estética del mismo, ya que aunque sea una prenda que no se verá a simple vista, es una prenda que la verdad puede ser muy bonita si se tiene muy buena estética. Lo importante es que combine con los calzoncillos y que disimule bastante, es decir, que el suspensorio no te haga parecer como que llevas una prenda extraña debajo de tus pantalones.
  2. Colocarte un suspensorio:
    Lo segundo que tenemos que aprender es a colocar el suspensorio, es decir,a  saber ajustarlo de la manera correcta, ya que es la única manera en la cual vamos a poder aprovechar completamente los beneficios del mismo. La forma de hacerlo es colocar el suspensorio debajo de los pantalones, colocándolo a su vez encima del calzoncillo. Esto se debe a que de esta manera, vamos a colocarlo de tal forma que esté bien ajustado. Además de esto, vamos a asegurarnos de que la parte que sujeta las partes lo hace bien, es decir, que vamos a comprobar que nuestras partes están completamente en su sitio con el suspensorio, algo que si no se produce simplemente el suspensorio no será para nada útil. Además de esto, podremos ajustar los pequeños tirantes del suspensorio, algo que permitirá que el suspensorio se ajuste prácticamente a cualquier persona. Finalmente comprueba que está colocado correctamente, es decir, por la etiqueta por detrás y bien colocado en el pantalón, ni más arriba ni más abajo de lo normal.
    Borrador automático
  3. Usos en el deporte:
    Ahora que ya hemos visto que el suspensorio es útil y hemos visto como la podemos colocar, vamos a ver los usos que tiene en el deporte, ya que principalmente es el mayor uso que le vamos a dar. Por ejemplo, un buen uso para un suspensorio es usarlo para atletismo, es decir, para correr. De esta manera, vamos a poder correr sin tener ningún tipo de problemas, ya que de esta manera el suspensorio sujetará las partes nobles y no irán “bailando” cuando corremos. Además de estos usos, también se puede usar en deportes de lucha, deportes de alta intensidad o incluso deportes como el fútbol y el baloncesto, en los cuales tenemos que correr mucho y no nos podemos permitir el lujo de descuidar la seguridad y la salud de nuestras partes más nobles.
    Borrador automático
  4. Usos en la vida cotidiana:
    También se pueden usar los suspensorios para la vida cotidiana, ya que es muy útil en personas que tengan las partes muy grandes y que no se sientan suficientemente sujetas por los calzoncillos. En este caso prima la estética, ya que no debe parecer que llevas nada debajo del pantalón, porque podría ser algo raro y no va a ser socialmente muy aceptado. También los suspensorios suelen usarse en personas que realizan ejercicio ligero de forma aficionada, como por ejemplo caminar durante mucho tiempo, salir a correr y en definitiva, ejercicios donde nuestras partes salten mucho. También hay personas que lo usan en término sexual, ya que a muchas chicas les excitan los suspensorios porque son diferentes y son una exaltación de los atributos masculinos.
    Borrador automático
  5. Escoger la coquilla:
    Una coquilla es una parte especial del suspensorio, un complemento que nosotros le podemos añadir para una mayor seguridad. Una coquilla es una especie de escudo que podemos poner justo en la zona de las partes nobles, con el objetivo de proteger tus partes de golpe. Esto se acopla fácilmente al suspensorio con los tirantes y da bastante protección. Para escoger una coquilla, debemos escogerla del mismo tamaño que nuestro suspensorio y que sea compatible con el mismo, algo que haremos para que quepa perfectamente en el mismo y que así podamos garantizar la protección. También tenemos que mirar un poco el material de la misma, el cual debe ser un material resistente pero que no pese demasiado, para no ralentizar nuestros movimientos. También debemos asegurarnos que nos encaja bien, ya que muchas veces te podría apretar demasiado esta parte, siendo peor el remedio que la enfermedad, algo que por supuesto no queremos ninguno de nosotros.
  6. Usos de la coquilla en el deporte:
    La coquilla se usa en muchos deportes, los cuales suelen ser deportes de contacto. La utilidad yo creo que es bastante obvia, ya que es fácil de entender por qué usamos una parte que nos permita proteger las partes nobles, es decir, que lo que queremos realmente es evitar que nos golpeen en las mismas. La coquilla se usa en deportes como las artes marciales mixtas, donde debido al contínuo contacto, los golpes en las partes son muy comunes, ya que aunque no sea legal golpearlas, siempre se escapa algún golpe. También se usa en deportes como el fútbol americano, ya que un placaje desviado podría dejarte literalmente “capado” si no usas este tipo de protección. También lo he visto en la lucha libre y en deportes que son más de contacto que de agilidad.
¿Te ha gustado?
23 usuarios han opinado y a un 82,61% le ha gustado.